Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 18 de Septiembre 2018

Inauguran espacio dedicado a la poesía

Con una lectura a dos voces dieron por iniciadas las actividades poéticas

Por: El Informador

Lectura. Mircea Cartarescu  y Jeannette L. Clariond  durante el evento. EL INFORMADOR/E. Barrera

Lectura. Mircea Cartarescu y Jeannette L. Clariond durante el evento. EL INFORMADOR/E. Barrera

El poeta rumano Mircea Cartarescu inauguró el Salón de la Poesía de la FIL. Para presentar al poeta, narrador y ensayista, de los más celebrados en la actualidad de su país, la editora Jeannette L. Clariond (Vaso Roto) lo acompañó en el estrado del salón.

Mircea Cartarescu  es un escritor que vive la poesía, más allá de escribir, a flor de piel: “Tanto la vida como la poesía son actos de fe. Es imposible escribir un verso sin pensar en que es mi verdadera religión”. Sobre la escritura en este género, comentó: “Para mí la poesía no significa acumular unos versos en un libro: para mí la poesía significa gracia universal”.

Clariond comentó que además de su labor como prosista y poeta, Mircea es uno de los principales teóricos del postmodernismo rumano. La poesía la ejerce desde los años 80, rememoró Jeannette. Durante la sesión, Cartarescu leyó una selección de poemas de su obra en general, incluso con textos con 30 años de haberse escrito, como el que abrió la sesión: “Oh, Natalie”. Dicho poema narra la historia de desamor con traspiés entre un joven y una estrella de televisión y cine: “Escribí ese poema como una especie de telenovela en verso”, apuntó el poeta al final de la sesión tras una pregunta del público. Antes de leerlo, había anunciado su tono: “Se pueden reír, es una ironía”.

Otros poemas en la lectura fue “Déjalo estar”, una evocación a The Beatles y al propio oficio de la escritura, “Ah, la luna, la luna” y “Cuando nieva, cuando nieva y nieva”, que cerró la noche antes de las preguntas de los asistentes.  

 

Poesía en dos lenguas

La lectura de poemas fue bilingüe, con el poeta leyendo sus textos en el idioma original y la presentadora haciendo lo propio con la traducción en español. El Salón de la Poesía es un espacio íntimo para celebrar este género literario mayor. El plus para el público, además de contar con la presencia cercana del poeta, es la degustación de tequila, cortesía de los patrocinadores.

Esta primera sesión tuvo el infortunio de las fallas técnicas en el micrófono, que interrumpieron la actividad por la retroalimentación molesta para los asistentes: “Leeré con mi propia voz”, comentó el poeta al prescindir del micrófono por la cercanía con el público; “es mejor y más humano”, agregó.

Parte de la obra de Mircea Cartarescu está publicada en español por la editorial ibérica Impedimenta, además de estar incluido en la antología de poesía rumana contemporánea de Vaso Roto, titulada “Miniaturas de tiempos venideros”.

Temas

Lee También

Comentarios