Domingo, 24 de Octubre 2021

¡Haz que te pasen cosas buenas!

La doctora Marian Rojas Estapé aborda en su nuevo libro la estabilidad emocional 

Por: El Informador

La doctora española presenta “Cómo hacer que te pasen cosas buenas”. ESPECIAL

La doctora española presenta “Cómo hacer que te pasen cosas buenas”. ESPECIAL

Frente a un mundo lleno de bullicio y estrés, “¿cómo hacer que te pasen cosas buenas?”. Para responder a esta difícil pregunta, la doctora española Marian Rojas Estapé recurrió a su conocimiento y experiencia en la materia: “Soy médico psiquiatra, vengo de una familia de psiquiatras. Siempre he tenido mucha formación en los ámbitos de la psiquiatría, psicología y neurociencia. Cuando terminé la carrera me fui a Camboya para trabajar con niñas que sufrieron prostitución infantil, a investigar el trauma en el cerebro. Posteriormente empecé a dar consultas en Madrid y a dar conferencias sobre la gestión de las emociones, la felicidad y el equilibrio interior”, platicó en entrevista.

El éxito y la buena respuesta de la gente provocaron la petición de un “libro que lo explicara todo: así nació ‘Cómo hacer que te pasen cosas buenas’”, título recientemente publicado bajo el sello Planeta.  

En sus páginas, Marian Rojas Estapé trata temas como el trauma: “Es una herida, una ruptura en nuestra identidad que nos hace tambalearnos, muchas veces perdemos el sentido de la vida. La gran noticia es que existe la resiliencia: reponernos a ese trauma y salir fortalecidos. Mi padre dice: la derrota enseña lo que el éxito oculta, es una frase que me ha guiado”.

El costo de no atender estas problemáticas puede ser alto para el individuo: “Las emociones vienen precedidas de un pensamiento, y generan síntomas físicos y psicológicos. Si uno empieza a pensar en alguien con quien no tiene una buena relación, solo con pensarlo se altera. Hay sustancias en el cuerpo que se alteran solo con el pensamiento. El noventa por ciento de las cosas que nos preocupan nunca, pero jamás suceden: nuestro cuerpo lo vive como si fuera real, y esos pensamientos generan emociones, que generan un impacto en el organismo a nivel general, incluso genético”.

Otro tema vinculado es el del perdón, retratado en su frase “Perdonar es ir al pasado y volver sano y salvo”: “El perdón es un acto de amor, y un corazón resentido no puede ser feliz. Mi padre también dice: la felicidad consiste en tener buena salud y mala memoria. El rencor y el resentimiento son totalmente tóxicos para nuestro organismo. En Camboya entendí que comprender es aliviar”.

Para lograr sanar por completo se necesitan cambios complejos, pero que comienzan por cosas tan sencillas como la respiración, como lo explica en su libro: “La respiración tiene la capacidad de regular nuestro sistema nervioso, simpático y parasimpático. La respiración bien hecha activa el sistema parasimpático. Hay que detenerse, observar: nadie ha descubierto algo importante en el bullicio de las cosas”.

En ese sentido, la autora recomienda medir el tiempo que pasamos conectados a la tecnología, puesto que “hoy en día las pantallas nos eliminan la capacidad de asombro y ver las cosas bellas de la vida. Estamos sobreestimulados, eso genera que el circuito de recompensa de nuestro cerebro (regulado por la dopamina) esté siempre en marcha: necesitamos más estímulos”.

LEER TAMBIÉN: En busca de nuevas ideas

Temas

Lee También