Miércoles, 29 de Enero 2020

“Escribir ligero debe ser un mérito, no un cargo”: Ángeles Mastretta

De “Arráncame la vida” como su novela debut, a su más reciente libro “Yo misma”, la escritora evolucionó ante las críticas y deja en claro que le gusta escribir para ella y al mismo tiempo ofrecer una lectura que cautiva

Por: El Informador

Las críticas nunca han sido motivo de angustia para Ángeles Mastretta, y aunque su ingenio literario estaba destinado al éxito, éste no era un panorama que la escritora augurara para sus textos; confiaba en que si bien le iba y con un poco de suerte, lograría vender al menos dos mil ejemplares de la novela que la catapultó internacionalmente: “Arráncame la vida”.

Ahora con el lanzamiento de su más reciente libro “Yo misma”, en el que Mastretta comparte pequeñas dosis de su vida en torno a la vida, la muerte, la familia, las distancias, la soledad y las confrontaciones personales, la escritora recuerda la ausencia con la que fue recibida “Arráncame la vida” en su debut en 1985, al detallar que fue entonces cuando supo cómo tomar a la crítica por los cuernos: no hubo nadie que criticara su libro, el mundo editorial no le dio importancia.

“La escribí pensando solo en contarla. Yo no escribo nada más para mí, escribo porque a mí me cura, porque me sirve. Sí escribo para que otros me lean, y también me alivia leer. Yo sí estoy hablando con otros, no estoy hablando sola, pero no sé con quiénes. Siempre he dicho que ‘Arráncame la vida’ tuvo una gran crítica, porque nadie escribió nada, no la leyeron, no les importó, nadie consideró que lo que yo estaba escribiendo era una novela medio digna de pensarse”.

Entendimiento pleno con los jóvenes

Es por ello que la memoria es uno de los mejores aliados de Ángeles Mastretta en su presente, al iniciar su séptima década de vida, se sorprende de encontrar a jóvenes lectores atrapados por los diálogos, personajes y contextos que escribió hace más de 30 años y que ahora la empujan a disfrutar de la libertad y celebrar que sus historias dejaran su seno maternal para ser arropados por alguien más.

“Cuando pienso que ya estoy demasiado viejita para hablar con niños de 20 años, porque yo creía que mis lectores más jóvenes son los de 35, ahora estoy encontrando que todos ellos son mis hijos, que es más fácil hablar con los de 20 años, que todavía tienen una inocencia primaria”.

Estar plena ante su libertad y agradeciendo los contextos literarios con los que forjó y defendió su carrera, Ángeles Mastretta aplaude jamás haber bajado la guardia ante su estilo literario y si alguna vez fue considerado como ligero, reconoce que lograr la simpleza en un mundo sofisticado es una batalla del que no todos salen bien librados.

“El libro está hecho de pedacitos de cosas mías, de lo que quiero decir (…) a veces me consideraron dentro de la literatura ligera, pero siempre he dicho que escribir ligero debe ser un mérito, no un cargo. Yo siempre quisiera tener esa ligereza, tener aire y volar para que otros pudieran hacerlo conmigo; antes de ligero era ser un escritor de quinta, pero como nunca nadie me hizo caso, nadie me criticó, pude seguir escribiendo con esa ligereza”.

Agéndalo

  • Presentación de “Yo misma” de Ángeles Mastretta: hoy (sábado 7) a las 17:00 horas en el Salón 4 (planta baja) de la FIL.
  • Firma de libros con Ángeles Mastretta: hoy (sábado 7) a las 18:00 horas en el Módulo de Firmas del Área Internacional de la FIL.

Temas

Lee También