Miércoles, 21 de Abril 2021

El encuentro con los lectores

Markus Zusak está por primera vez en México y presentó su nuevo material

Por: El Informador

El autor de “La ladrona de libros” recién lanzó “El puente de Clay”, novela que presentó en la FIL. EL INFORMADOR / F. Atilano

El autor de “La ladrona de libros” recién lanzó “El puente de Clay”, novela que presentó en la FIL. EL INFORMADOR / F. Atilano

Por primera vez en Guadalajara (y México) el autor australiano Markus Zusak se encontró con sus lectores ayer, para presentar su nuevo libro y pasar por el Módulo de Firmas. “El puente de Clay” presenta la historia de cinco hermanos y su crecimiento, con las dificultades y retos que enfrentan.

Luego del éxito de “La ladrona de libros”, el escritor demoró cerca de cinco años para publicar esta siguiente novela, una decisión por la literatura: “No quise capitalizar el éxito del libro, escribiendo rápido otro libro. No puedo terminar de escribir un libro si no siento que es el libro correcto. En el caso de ‘La ladrona de libros’ creía que no se vendería mucho, creía que sería mi libro menos exitoso. Lo que he descubierto es que cuando estoy escribiendo se debe cruzar una línea entre lo que el lector quisiera y lo que el personaje quisiera”, comentó en entrevista.

LEER TAMBIÉN: Llegan los primeros lectores a la FIL 2019

La lectura de un libro, comentó el escritor, debe combinar el factor de la novedad y la empatía: “La novela debe presentarse al lector como una manera de ver el mundo, pero también en una manera en que se reconozcan. Es lo que intento hacer, no solo en esta historia completa, también en los pasajes dentro del libro”. En cuanto a pensar en los lectores al escribir, aclaró: “Es absurdo decir que no nos importa lo que digan los lectores o si les gusta o no: sí importa, claro, pero no hay que dejar que eso comprometa lo que hacemos. Estamos caminando sobre esa línea todo el tiempo: lo que esperamos que le guste al lector pero también lo que necesita el libro mismo”.

Al tener la novela escrita, Markus probó con varios lectores de confianza, con un acercamiento diferente: “Recuerdo haber leído ‘El puente de Clay’ en voz alta, para unos colegas. Fue muy emocional leerlo, me preguntaron ‘¿En quién estás pensando, quién es Clay en tu vida?’. Y les dije que no, no es nadie en mi vida: son ellos. Es lo que me hizo querer ser escritor: al escribir ficción narramos algo que no es real, pero que lo creemos cuando estamos dentro”.

Sobre leer en voz alta, una práctica que también solían tener escritores como Franz Kafka o Charles Dickens, Zusak dijo: “Es la primera vez que lo hago con un libro: fue con una sola persona a la vez, cada uno con su copia del libro. Leía en voz alta y señalaba cualquier cosa que sintiera que estaba mal, para arreglarla. Fue un proceso editorial, más que nada. Siempre que edito leo en voz alta, me ayuda a concentrarme. Es algo diferente: por lo general no leemos los libros de otros en voz alta”.

LEER TAMBIÉN: David Huerta llama a los poetas a ser radicales

Temas

Lee También