Martes, 21 de Enero 2020

Devela los secretos del Cartel de Sinaloa

La periodista Anabel Hernández, en entrevista, habla sobre su nuevo libro, “El traidor: El diario secreto del hijo del Mayo”

Por: Javier Armendáriz

Anabel Hernández. La periodista, en entrevista, habla de su más reciente libro. EL INFORMADOR / F. Atilano

Anabel Hernández. La periodista, en entrevista, habla de su más reciente libro. EL INFORMADOR / F. Atilano

Hace ocho años, mientras se encontraba haciendo promoción a su libro “Los Señores del Narco”, la periodista Anabel Hernández fue contactada por un abogado de Vicente “Vicentillo” Zamabada, hijo de Ismael “El Mayo” Zambada. La historia que Anabel escuchó de boca del abogado implicaba una entramada red de colaboración entre el Cártel de Sinaloa y el gobierno estadounidense que se extendía durante décadas.

Ahora, la periodista comparte esta historia en su libro “El traidor: El diario secreto del hijo del Mayo”, editado por Penguin Random House, motivo por el cual la autora hizo una visita a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara: “Cuando me reúno con el abogado, me dice que me quiere contar una historia: que la DEA ha tenido contacto con el Cártel de Sinaloa desde hace muchísimos años. El cártel les ayudó a capturar a algunos de sus enemigos a cambio de impunidad para ellos. Solo que ahora que ‘Vicentillo’ está preso, el gobierno de Estados Unidos no quiere hacer valer el acuerdo. Por eso ‘Vicentillo’ quería dar a conocer el acuerdo. El mismo ‘Mayo’ aprobaba esta estrategia de defensa”.

A partir de eso, Hernández comenzó a una investigación donde se adentra no solo en esta historia de colaboración entre el Cártel de Sinaloa y Estados Unidos, sino en el enredado mecanismo mediante el cual opera este grupo delictivo. Al final, la autora reafirma algo de lo que ya estaba segura desde que escribió “Los Señores del Narco”: que “El Mayo” siempre ha sido el cerebro del Cártel de Sinaloa y Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, una figura secundaria.

“‘El Mayo’ siempre ha sido la única cabeza, ha compartido el espacio con diferentes personas, pero él es quien toma las decisiones. Uno lo entiende cuando ves el diario de su hijo. ‘El Chapo’ era cercano y un socio fuerte, pero quien decía quién moría y cómo se traficaba, no era ‘El Chapo’. Esta no era la primera vez que sucede esto, ‘El Mayo’ lo hizo también con Amado Carrillo y con muchos otros”, señala.

En sus investigaciones, Anabel Hernández ha llegado a descubrir en la figura de ‘El Mayo’ a un hombre que ha hecho del sigilo y el engaño su principal estrategia para sobrevivir en el mundo del narcotráfico. Tan es así, que hoy “goza de salud, está vivo, en la cúspide de su poder, nunca ha pisado la cárcel y tiene contratos millonarios con el gobierno”.

La labor periodística de Anabel Hernández es una que busca revelar la verdad por incómoda o sucia que ésta resulte ser. Es una actividad que la ha llevado a poner en riesgo incluso su propia vida. Sin embargo, la periodista no da signo alguno de flaqueo en sus convicciones: “Tenemos que hacer rendir cuentas no solo al poder legalmente constituido, sino también a ese poder oscuro, como el que encabeza ‘El Mayo’. Cuando el poder legal y el ilegal duermen en la misma cama, hacer esta clase de trabajo es una labor titánica. Pero la gente merece saber qué es lo que hacen y por qué”, sentencia.

Tapatío

Temas

Lee También