Martes, 20 de Abril 2021

Ángeles Mastretta celebra 35 años de “Arráncame la vida”

En compañía de Renée Carvajal, la escritora se reencontró con sus lectores a través de una charla transmitida en las redes sociales de Grupo Planeta

Por: Norma Gutiérrez

A 35 años de la publicación de “Arráncame la vida”, la autora poblana Ángeles Mastretta (1949) charló sobre lo que ha significado esta novela en su vida y cómo es que la consagró como una de las escritoras más destacadas de la literatura hispanoamericana.

“Yo creo que 'Arráncame la vida' es un libro feminista, y si no lo conseguí, mal por mí"

En compañía de Renée Carvajal, Ángeles Mastretta se reencontró con sus lectores a través de una charla transmitida en las redes sociales de Grupo Planeta para recordar cómo es que a través de “Catalina Ascencio” ofreció una historia parteaguas en los personajes femeninos, siendo “Arráncame la vida” novela debut y con la que abriría camino para reflejar desde la literatura la perspectiva de una mujer ansiosa por descubrir el mundo, las distintas formas del amor en medio de la política y el México machista de los años 40.

Mastretta respondió los cuestionamiento de los lectores que indagaron sobre las razones principales que la llevaron a escribir esta novela, a lo que la autora refirió sus primera intenciones por narrar la política y sus personajes masculinos; sin embargo, optaría por darle voz a las mujeres de ese contexto, surgiendo así “Catalina Ascencio”.

“Mi estudio sociológico para recibirme de la Facultad de Ciencias Políticas se convirtió en la novela ‘Arráncame la vida’, y esta mujer a la que nombre Catalina se convirtió en la voz narrativa de esa novela, y creció hasta convertirse en el personaje, ya los demás se fueron volviendo los co-personajes. Pero este personaje se vuelve la narradora, y la historia de su educación sentimental, su conocimiento del mundo y de entenderse y no con su cerebro y sus emociones, es lo que rige a la novela”.

Mastretta recordó que al momento de escribir “Arráncame la vida” coincidió con un tiempo que considera fue liberador en muchos aspectos, en particular tras el lanzamiento de la píldora (anticonceptiva) y el tratamiento para el VIH, periodo que recuerda ella fue era una mujer entrada en los 30 años descubriéndose libre desde su trinchera.

“A mí tocó pertenecer a una generación rara, una generación que estudió en la UNAM y que coincidió con una época de enorme libertad, también de una enorme libertad sexual. El breve tiempo que pasó entre la aparición de la píldora y la del ‘SIDA’, fue en muy pocos años, y en esos años a mí me tocó no sólo ser libre, sino libertina, no sólo ser dichosa, sino muy infeliz. Hice cosas muy raras”.

Añadió que desde entonces y a raíz de formular la que sería su ópera prima literaria, empezó a comprender el sentido que tenía para ella escribir: “Sin duda, uno escribe para que lo quieran, pero también se escribe para divertirse. He llegado al momento en que lo que quiero es divertirme. Cuando uno se divierte escribiendo, divierte a los otros”.

Respecto al origen del título de “Arráncame la vida”, Mastretta explicó que su idea inicial era “La mujer del general”, pero apasionada por la música e inspirada por la canción “Arráncame la vida” de Agustín Lara, el nombre de esta melodía quedó mejor para su narrativa.

Además de recordar diversos encuentros con su amigo el cantautor español Joaquín Sabina y cómo en una ocasión cantó a dueto con él en el Auditorio Nacional, Mastretta reveló para sus lectores otras curiosidades, como por ejemplo, el que la última vez que leyó “Arráncame la vida” fue cuando se desarrolló su versión cinematográfica a cargo del director Roberto Sneider, y teniendo a Ana Claudia Talancón como la actriz responsable de encarnar a “Catalina”.

Tras replantearse sobre los posibles finales que tuvo “Catalina” y el amor con los hombres de su vida y cómo un personaje así viviría en la actualidad, Mastretta también charló sobre el enfoque totalmente feminista que se le ha dado a “Arráncame la vida”.

“Yo creo que 'Arráncame la vida' es un libro feminista, y si no lo conseguí, mal por mí. Es un feminismo aparentemente precario el de ‘Catalina’, pero cuando uno lo ve desde donde ella estaba, pues sí. ¿De qué se trata el feminismo? Hay muchos feminismo, hay muchas cosas que son el feminismo, hay una teoría seria, razonada, pero la actitud es feminista también, hay opciones feministas”.

JM

Temas

Lee También