Domingo, 19 de Enero 2020

Aarón Cruz, juventud ilustrada

Optimista sobre el futuro que tiene el cómic mexicano, Aarón Díaz debuta en la industria editorial con “Juegos de palabras”, su primer libro con el que deja en claro que el talento de la gráfica y la ilustración vive una nueva oleada

Por: El Informador

“Juegos de palabras”. Es el primer libro de Aarón Cruz, en éste presenta una recopilación de su trayectoria. EL INFORMADOR / E. Barrera

“Juegos de palabras”. Es el primer libro de Aarón Cruz, en éste presenta una recopilación de su trayectoria. EL INFORMADOR / E. Barrera

De visita por primera vez a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Aarón Cruz es arropado por editorial Océano, que sin dudarlo, apuesta por un puntual recopilado de sus trazos inaugurales en esta trayectoria con personajes, paisajes y tramas cargados de nostalgia y un recorrido emocional a través de los colores.

“El cómic es increíble, desde que lo vi dije que quería hacer esto. Lo que siempre me ha gustado del cómic es que es un medio muy transparente, es muy fácil hacerle ingeniería inversa y hacerlo tú mismo, solo necesitas papel y lápices”.

A través de plataformas digitales, Aarón Cruz comenzó a compartir sus trabajos sin imaginar el impacto que causarían y sobre todo la identificación y reflejo que sus lectores encontrarían en sus personajes tan diversos que recuerdan las referencias culturales de este ilustrador pero desde una mirada bastante personal, íntima y con claroscuros de la nostalgia, el humor y la condición humana.

“Patricio Betteo, uno de mis ilustradores favoritos, dice que uno no elige su estilo, sino que el estilo te elige. Para mí esto fue algo subconsciente de alguna manera, el ver a muchos dibujantes y autores de cómic y literatura e ir tomando algunas cosas que me gustaban, y cuando menos lo piensas la gente dice que ya tienes un estilo. Creo que mi estilo es melancólico, alegre y fantástico”.

Aarón Cruz, originario de la Ciudad de México y con 19 años de edad, considera tener un gran parecido con el contenido de sus cómics, en el que las palabras aparecen fugazmente y sintetizadas, aspecto que también ha sido fundamental para lograr una conexión inmediata con los lectores que a través de las imágenes y colores inician un diálogo bastante íntimo.

“Cuando yo pensé esto ya era una industria complicada y quizá siempre lo será, pero creo que ahora más que nunca es un momento emocionante para la ilustración y el cómic, ahora más gente está volteando a ver la narrativa gráfica y a la ilustración mexicana, cada vez se compra más. Ahora es más fácil que nunca dar a conocer tu trabajo y me siento afortunado de poder entrar a este momento que se vive”.

Temas

Lee También