Tecnología

Exoplaneta ayudaría a entender la formación de Mercurio

El K2-229b es más del doble de masivo que la Tierra, y es el cuerpo principal de un sistema planetario en el que hay otros dos planetas y una estrella tipo solar

Un equipo de investigadores ha encontrado un nuevo exoplaneta con una estructura parecida a la de Mercurio, un hallazgo que ayudará a indagar en el conocimiento, el origen y en la evolución de este planeta rocoso, el más desconocido de nuestro sistema solar.

El exoplaneta —fuera del Sistema Solar— se llama K2-229b y es el cuerpo principal de un sistema planetario en el que hay otros dos planetas (K2-229c y K-229d) y una estrella de tipo solar, alrededor de la cual orbitan.

En el trabajo, publicado en la revista Nature Astronomy, los investigadores describen sobre todo el primero, el exoplaneta K2-229b, que orbita muy cerca de su estrella, de hecho está “abrasado” por la irradiación, y es más del doble de masivo que la Tierra, de mayor tamaño que esta —alrededor de 16%— y con una densidad mucho más alta.

“Por comparación con modelos, la interpretación es que hemos encontrado una ‘supertierra’ pero con una estructura que responde más a la de Mercurio, que es el gran desconocido del sistema solar”, detalla David Barrado, uno de los investigadores.

De los cuatro planetas rocosos que existen en nuestro sistema, la Tierra, Venus y Marte son muy similares en cuanto a estructura y distribución de su núcleo y manto: tienen un núcleo metálico que supone aproximadamente 30% de la masa y un manto de silicato que es el 70% restante; en Mercurio la proporción es al revés.

Para Barrado, se trata de un exoplaneta “muy peculiar” que ofrece “evidencias bastante interesantes” de cómo se pueden formar este tipo de cuerpos, en definitiva, cómo se formó Mercurio y su evolución. 

Equipo de investigación

La investigación de estos planetas fuera de nuestro Sistema Solar es liderada Alexandre Santerne, del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia, y por parte española participa David Barrado, del Centro de Astrobiología, centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas e Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial.
 

Sigue navegando