Suplementos

El mezcal quiere conquistar la tierra del tequila

Con sabores originarios de Oaxaca, Guerrero y Durango, llega Mezcal Amores para enamorar a los tapatíos

El mezcal despierta, no emborracha, se besa y una vez en la boca, se enjuaga, se bebe y se disfruta. Esa es la máxima del sabor que transmite el mezcal como algo único y especial. Así es como se presentó esta semana una deliciosa cata de Mezcal Amores en la terraza WXYZ del Hotel Aloft de nuestra ciudad. Una degustación que incluyó un rico maridaje de la cocina del recinto, cuyos bocadillos encajaron perfecto con cada uno de los mezcales propuestos para la velada.

La marca es reciente, apenas fundada en 2010, sus propietarios decidieron crear un proyecto sustentable con la finalidad de compartir su pasión por el mezcal y llevarlo a todo el mundo. En Guadalajara pudimos comprobar un poco de ese amor embotellado mediante un proceso que presume ser 100% de fermentación natural proveniente, por supuesto, de la planta de Agave. El proceso completo abarca desde la jima, el cocimiento, la molienda, la ya mencionada fermentación, su destilación y el embotellado, hasta alcanzar su madurez.

A continuación, esta es la oferta que pudimos probar de Mezcal Amores, con la gama de productos que posicionan a la mezcalera como un fabricante que apunta al público joven.

Para más información sobre la compañía y donde adquirir sus botellas, consulta la página www.mezcalamores.com

Blanco

De Santiago Matatlán, Oaxaca, nace este mezcal de cuerpo suave y genio artesanal. Cuenta con 37° de alcohol y fue fermentado en barricas de encino. En boca su doble destilación deja notas muy cítricas a limón y naranja, con un toque final de almendras. Esta bebida la degustamos con una rica tostada de guacamole para resaltar sus notas.

Reposado

También de Santiago Matatlán, Oaxaca, este mezcal tiene la diferencia de que fue reposado durante tres meses. Contiene los mismos 37° de alcohol y su sabor es más a madera húmeda, con toques de vainilla. Para acompañar a esta bebida, la recomendación fue unas gorditas de carnitas, lo que acentuó la presencia del mezcal en nuestra boca.

Cupreata

Proveniente de Mazatlán, Guerrero, este mezcal tardó 13 años en alcanzar su máxima maduración sexual. Cuenta con 40.3° de alcohol, con notas muy fuertes de agave ahumado e incienso de copal, con notas cobrizas gracias a los minerales de la tierra. Su sabor es seco, pero invita a tomar más. Este mezcal lo acompañamos con una tlayuda de chorizo.

Logia/Cenizo

Nacido en Durango, este mezcal en boca es suave, pero llega a resecar. Esta es la joya de la corona para la marca, además de ser el más vendido. Cuenta con 46° de alcohol y sus notas son de chiles secos, evidentemente sin el picor, pero sí con el fuerte sabor. Este mezcal Premium lo pudimos degustar con una deliciosa empanada con frijoles y mole.
Sigue navegando