Jalisco

Canirac pide zonas de tolerancia en “ley antirruido”

Consideran que la regulación debe reconocer la existencia de corredores gastronómicos y turísticos que requieren mayor tolerancia

Con la advertencia de que contiene aspectos ilegales, que alentaría la corrupción y afectaría a miles de negocios del sector servicios; integrantes de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) presentaron en el Congreso del Estado una serie de observaciones al predictamen de la llamada “ley antirruido”, que se analiza en el Poder Legislativo. 

En el documento de la Canirac se expone que pretender obligarlos a contar con un sistema electrónico de monitoreo y medición de decibeles contraviene la Norma Oficial Mexicana 081 que regula el tema, plantea que los dispositivos que se refieren son imprecisos y no se tendrían que colocar en los establecimientos, sino en el exterior de cualquiera de los inmuebles vecinos, para que también se mida el ruido ambiente o del tráfico.  

Sergio Jaime Santos, presidente de la Canirac Jalisco, señaló que la regulación debe reconocer la existencia de corredores gastronómicos y turísticos que requieren mayor tolerancia, pues si se les aplican las medidas restrictivas verían mermada su actividad.

“No sería salirnos de la ley, estar dentro de las regulaciones, pero si que no fuéramos motivo de señalamientos porque continuamente se han estado señalando a los corredores como generadores de ruido; trataremos de estar dentro de las normas. Convocar a que sean tolerantes los mismos vecinos, que reconozcan nuestra actividad y pedirles tolerancia”, comentó. 

Precisó que las zonas de tolerancia de ruido deben comprender el corredor López Cotilla, Chapultepec, Chapalita, Providencia y otros puntos en el Área Metropolitana de Guadalajara. Además, centros turísticos como Puerto Vallarta.  

El representante de los empresarios pidió que se realicen más mesas de diálogo sobre el tema y se consideren sus observaciones antes de que se pretenda aprobar la reforma; afirmó que debe buscarse una regulación integral.

El diputado Augusto Valencia López, promotor de la reforma, señaló que revisarán las puntualizaciones hechas por la Canirac, sostuvo que se han escuchado todas las inquietudes y se buscan puntos de consenso. 

El legislador adelantó que está de acuerdo con que se contemplen zonas de trato preferencial y esquemas de aplicación paulatina, sostuvo que la “ley antirruido” no pretende ser un ataque directo al sector restaurantero.  Valencia López reiteró que el un mes podría estar listo el acuerdo para que se vote la reforma.

LS

Sigue navegando