Jalisco

Adicción a videojuegos, fuera del radar

La Secretaría de Salud reconoce que la dependencia a ese pasatiempo debe abordarse, pero el Estado aún no dimensiona el problema

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) sí existe un problema con el abuso de los videojuegos. Y por ello, el pasado mes de junio calificó la adicción a esa actividad como un trastorno mental, además de que lo agregó a la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), en su décimo primera edición.

Existen casos como el de Mateo, de sólo 10 años, quien llegó a gastar hasta mil 500 pesos por mes para comprar videojuegos sin que sus padres se dieran cuenta… hasta que comenzaron a llegar los recibos de la tarjeta que estaba dada de alta en su dispositivo electrónico. Eso permitió que el niño hiciera las compras con facilidad.

Otro ejemplo es el de Jesús, de 16 años, quien ha tenido contacto con las consolas “desde que tiene memoria”. La primera que tuvo fue una portátil que usaba cuando salía de viaje en carretera con su familia. De allí siguieron otras tantas, las cuales utiliza hasta la fecha.

Él juega alrededor de tres horas diarias; es decir, 21 horas a la semana, pero asegura que eso no le impide hacer sus diferentes actividades escolares y no considera que tenga una adicción.

Aunque el Consejo Estatal Contra las Adicciones en Jalisco (CECAJ) no mide la adicción a las tecnologías o videojuegos, el secretario de Salud, Alfonso Petersen Farah, reconoció que el uso de esos aparatos sí es un tema importante para abordar desde el punto de vista sanitario, pues está comprobado que sí puede desencadenar enfermedades.

“Al sistema de salud lo que tocará es identificar a aquellas personas que, teniendo una tendencia a los videojuegos, puedan recibir atención, orientación y seguimiento, y por otro lado, tratar a las personas que a consecuencia de la exposición a los cambios de luces, puedan tener una enfermedad orgánico cerebral, como puede ser la epilepsia”.

De acuerdo con la consultora The Competitive Intelligence Unit (CIU), el año 2017 cerró con 68.7 millones de videojugadores en México; 15% más en referencia a 2016. Los principales usuarios son los niños y adolescentes; sin embargo, son los millennials y adultos quienes más gastan en la compra de esos dispositivos.

La Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2017 del Inegi, revela que 74.8% de los jaliscienses utilizan la computadora para actividades de entretenimiento; entre ellos, los videojuegos.

Sigue navegando