Internacional

Nicaragüenses marchan en Granada para pedir renuncia de Ortega

Las manifestaciones se llevaron a cabo a pesar de la fuerte presencia policiaca que hubo en la ciudad

Unas 300 personas se movilizaron hoy en la localidad nicaragüense de Granada para protestar contra la gestión el Gobierno de Daniel Ortega, pese a la presencia de policías y antimotines a lo largo del recorrido inicialmente programado para la manifestación.

A la marcha estaba previsto que se unieran cientos de personas procedentes de Managua, pero, según denunciaron los organizadores de la caravana, no lograron llegar debido al "asedio" policial y parapolicial.

En Granada, la manifestación se llevó a cabo pese a la fuerte presencia de uniformados que cerraron la calle por la que debía discurrir la marcha.

Un joven granadino, que pidió no ser identificado, dijo a Efe que los nicaragüenses seguirán manifestándose "hasta que el presidente entienda que ya el pueblo no lo quiere, no lo quieren en Nicaragua".

"Nosotros vamos a seguir en la calle hasta que él (Ortega) se vaya, porque ya no lo queremos más. Él tiene que entender que el pueblo se está volcando, es un derecho constitucional y tenemos que ir adelante para que entienda que ya el pueblo de Nicaragua ya no quiere tenerlo y de que se va, se va", insistió el manifestante.

Desde abril pasado, miles de nicaragüenses han salido a las calles a protestar contra Ortega, en el marco de una crisis que ha dejado entre 322 y 448 muertos, según organismos humanitarios internacionales y locales, mientras el Gobierno reconoce 198 fallecidos y denuncia un intento de golpe de Estado.

 

Este viernes, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) elevó a 322 la cifra de fallecidos durante las protestas, de los que la mayoría, afirma, perdió la vida "como resultado de la acción estatal".

Las manifestaciones contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

JM

Sigue navegando