Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 15 de Noviembre 2018

El CENIDH denuncia al menos 320 "reos políticos" en Nicaragua

El organismo también contabilizó ocho personas desaparecidas y 310 muertas en el marco de la crisis sociopolítica del país

Por: EFE

Simpatizantes exhiben una fotografía del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, durante una marcha del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional. EFE/J. Torres

Simpatizantes exhiben una fotografía del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, durante una marcha del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional. EFE/J. Torres

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) denunció hoy la existencia de al menos 320 "reos políticos" en Nicaragua, más del doble de lo que se estimaba hasta ahora.

De los 320 "reos políticos", considerados así porque fueron arrestados sin haber cometido delitos, El organismo también contabilizó ocho personas desaparecidas y 310 muertas en el marco de la crisis sociopolítica del país, indicó el Cenidh, en un informe emitido este miércoles.

La diferencia entre los 142 detenidos ilegalmente y los 178 procesados, consiste en que los primeros superaron el término legal de 48 días bajo arresto sin ser acusados.

El CENIDH también denunció ocho personas desaparecidas y 310 personas muertas en el marco de la crisis sociopolítica de Nicaragua, iniciada en abril pasado.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) Nicaragua vive una "tercera fase" de la represión gubernamental, "más ruda, más explícita y burocrática", que consiste en la "criminalización de manifestantes", frente a la primera -centrada en agresiones a protestas callejeras- y la segunda, con ataques armados contra ciudades rebeldes, todas con víctimas mortales.

El Gobierno del presidente Daniel Ortega ha rechazado los informes de la CIDH, que incluyen la muerte de 317 personas, aunque otras organizaciones humanitarias han informado de hasta 448 y la Presidencia reconoce 198.

Nicaragua está sumergida en la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de los años de 1980, también con Ortega como presidente.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.

JM

Temas

Lee También

Comentarios