Internacional

Nicaragua alista paro nacional contra Daniel Ortega

Convoca la Alianza Nacional por la Justicia y la Democracia y las patronales. Buscan presionar al presidente; piden su dimisión y la de su esposa

Nicaragua se prepara para el paro nacional de 24 horas convocado para hoy, con el fin de exigir el cese inmediato de la violencia, la represión, las muertes y la renuncia del presidente Daniel Ortega, mientras la Conferencia Episcopal del país llama a reanudar el diálogo. La Alianza Nacional por la Justicia y la Democracia y el Consejo Superior de la Empresa Privada confirmaron que conducirán el movimiento.

La intención, según la patronal, es que estudiantes, campesinos, sociedad civil y representantes del sector privado denuncien las condiciones que vive Nicaragua y expresen la solidaridad con las víctimas, además de que exigirán a Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, que dimitan a sus cargos de forma inmediata.

“Instamos a todos los dueños de negocios, a pequeños y medianos empresarios, profesionales independientes y negocios por cuenta propia a cerrar sus establecimientos y cesar actividades”, dijo José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada.

El paro será “cívico, nacional y pacífico a nivel nacional” e implica a todas las actividades económicas, con excepción de las relacionadas con “la preservación de la vida y la cobertura de los servicios básicos para la población”, agregó Aguerri al leer un comunicado.

Tras el anuncio del paro nacional, los nicaragüenses han acudido a los centros comerciales para abastecerse de alimentos, agua y suministros para el hogar, al tiempo que se han formado largas filas en las gasolineras del país, en previsión de cualquier eventualidad.

El paro nacional, al que están invitados los empleados del sector público, seguirá al que realizó el departamento de León, convocado por diversos sectores, que detuvo todas las actividades. Sin embargo, éste quedó interrumpido al estallar un enfrentamiento entre pobladores, estudiantes y paramilitares, que dejó al menos 20 personas heridas y más de 10 jóvenes secuestrados.

Pobladores de León denunciaron que paramilitares afines al Gobierno, con armas de grueso calibre, pasaron “disparando” para quitar los tranques en los diferentes barrios de la ciudad, los cuales son mantenidos por los manifestantes para protegerse de los ataques de las “turbas” afines al presidente Ortega.

MEDIADORES
Iglesia llama a reanudar el diálogo

La Conferencia Episcopal de Nicaragua informó que a partir de mañana se reanudará el diálogo nacional, suspendido el pasado 23 de mayo por falta de consenso, para buscar una salida pacífica a la crisis que ha dejado al menos 148 muertos desde el 18 de abril.

“En dicha mesa estaremos dando a conocer a la comunidad nacional e internacional la propuesta que presentamos al señor presidente y la carta que él nos ha enviado con su planteamiento, lo que someteremos a debate para buscar un consenso”, anunciaron los obispos en un comunicado.

Sigue navegando