Ideas

Improvisación

Como si el haber caído ante al acérrimo rival por la mínima diferencia no fuera suficiente, Atlas agravó más la crisis que lo persigue desde el pasado 20 de abril cuando Zorros anotó su último gol en un partido de Liga. Fue al minuto 1 cuando a pase de Milton Caraglio, Edyairth Ortega consiguiera perforar la portería rival y diera el triunfo en aquel Clásico Tapatío que sirvió también como despedida del legendario Rafael Márquez. Un torneo después, el argentino no está más en las filas de los rojinegros, el “eterno capitán” cumple funciones directivas, y el joven canterano apenas si fue convocado al último partido para tener algunos minutos. Han pasado cuatro meses y los Zorros no han vuelto a anotar en ocho duelos.

Estos números, que avergüenzan a más de alguno, colocan a los de la Academia a 269 minutos de que se iguale la peor racha sin goles en la Liga MX. Los tapatíos superaron ya la peor sequía en el formato de los torneos cortos, y están a tres juegos de lograr la peor marca en la historia del balompié mexicano y que también les pertenece a ellos, pues cuando se jugaban las campañas largas, en la temporada 1980-1981 lograron 11 encuentros a secas, sumando un total de mil 076 minutos.

La malaria siguió al Atlas de la Jornada 14 a la 25, del 17 de enero al 11 de abril. Para ese entonces, se vivía del último tanto marcado en el empate ante Cruz Azul al minuto 24. Entonces, los rojinegros ficharon al argentino Héctor Pitarch, quien curiosamente no era delantero, pero que fue reconocido por romper la maldición y lograr la victoria sobre Tampico Madero. 

Quizá emulando lo ocurrido hace casi 40 años, esta vez, Atlas contrató a un jugador que tampoco posee características ofensivas. El argentino Nicolás Pareja se suma a unos rojinegros que registran 809 minutos sin anotar, y que recurrió a su servicios por sus cualidades defensivas, espíritu ganador y liderazgo en el campo. Cayendo de nuevo, como ha ocurrido con la administración de TV Azteca, en improvisaciones, el club está por traer a sus filas a un atacante sudamericano, en espera de lograr ya no un título, sino de poner a gritar a su fiel afición.


De no haber sido por su quizá avaricia, jamás se habría movido aquella dupla que logró una genialidad ante Chivas en el Clausura 2018, no se estarían atravesando penurias y tampoco el estratega Gerardo Espinoza tendría por qué estar preocupado porque si para el minuto 88 la Fecha 10 ante Cruz Azul no se logra el gol, estarían imponiendo otro récord negativo para la Liga.

Sigue navegando