Ideas

Foros, fosas y gritos de auxilio

Lo mejor hubiera sido que tras tres campañas electorales, el virtual Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), hubiera tenido concluido el trabajo de foros y consultas para definir su estrategia de seguridad con la que, aún sin tener clara, ya se comprometió a bajar en tres años entre 30 y 50% los índices delictivos, en especial el de homicidios que en 2017 llegó a la cifra récord de 31 mil 174 asesinatos (25 homicidios por cada 100 mil habitantes).

No fue así, pero por lo menos AMLO iniciará hoy en Ciudad Juárez, a poco menos de cuatro meses de asumir la Presidencia de la República, el primer foro para diseñar lo que ha llamado el Plan de Reconciliación y Paz para México.

AMLO iniciará hoy en Ciudad Juárez el primer foro para diseñar lo que ha llamado el Plan de Reconciliación y Paz para México

El lugar es altamente simbólico. Una ciudad fronteriza que alcanzó los niveles más altos de inseguridad del país, que medio se controló con el envío de miles de policías federales desde el sexenio pasado, pero que hoy, al igual que muchas otras partes del país, Jalisco entre ellas, padece nuevamente la violencia generada por las disputas de territorio de los cárteles de la droga, ante la impotencia del Estado para hacerle frente.

Una de las expresiones de esa inseguridad es el hallazgo de fosas clandestinas, como de las que ya habíamos sabido en La Barca, en El Salto, en Tlajomulco, y que ahora alcanzaron hasta la capital del Estado.

A propósito de esa inseguridad, el viernes escribí aquí que otro sitio crítico como Ocotlán podría ser un gran primer examen para AMLO, Enrique Alfaro y Paulo Gabriel Hernández, quién logró la reelección. Esto me comentó un lector de aquel municipio penetrado por el narco: “Te comento que por principio de cuentas, que el alcalde Paulo Gabriel va por su segundo mandato consecutivo. Y sabe perfectamente lo que aquí ocurre. No lo justifico, pero la realidad es que está atado de manos, tanto seguridad publica, como la dirección de padrón, licencias y reglamentos  se encuentran tomadas por ‘ya sabes quien’. No es un secreto a voces. Todos en Ocotlán lo sabemos, lo sabe el gobierno del estado y el Federal. Como lo refieres, el tejido social está podrido. Ocotlán está inundado de cristal, un vicio que ha permeado en todos los estatus sociales. Los jóvenes ansían entrar a la delincuencia organizada. Ver jóvenes halcones  de 14 años perseguir vehículos militares es común en la imagen urbana. La intervención de la FUR a inicios de año solo sirvió para extorsionar a los que si trabajamos, pero hasta ellos mismos temen a ‘ya sabes quien’. Los detenidos del lunes (30 de julio) no son ni el círculo medio de quien dijo Renato Sales. Es una burla para quiénes aqui vivimos. Los convoys de vehículos sin placas siguen a todas horas, y los habitantes ‘comunes y corrientes’ solo deseamos no estar en un fuego cruzado o no chocar con alguien de ellos. Estamos en el abandono. Las series sobre narco y películas cómo El Infierno se quedan cortas. Los salarios miserables de la industria de muebles en nada ayudan a que la situación cambie. Ocotlan requiere una cirugía mayor (sic)” .

jbarrera4r@gmail.com

Sigue navegando