Entretenimiento

Televisión mexicana, frente a encrucijada

Pablo Cruz, una de las mentes maestras del entretenimiento nacional, lanza una reflexión sobre el estado de la industria

México debe ser más arriesgado y valiente en la producción de contenidos audiovisuales si desea alcanzar el éxito de España, Argentina y Brasil pues, de lo contrario, seguirá rezagado en ese sentido, aseveró el productor fílmico Pablo Cruz, uno de los impulsores de la transformación de la industria.

"No estamos urgidos en la necesidad de cuál es la siguiente historia de la vida de famoso que sigue y debemos contar, no nos regimos por esa premisa".

Cruz, socio y fundador de Canana Films y de Ambulante, es uno de los artífices del éxito de “Luis Miguel: la serie”, que ha provocado un fenómeno con ese producto en medios impresos, digitales y electrónicos que se han trepado a la ola mediática desde el 22 de abril, cuando la plataforma Netflix difundió el primero de los 13 capítulos de la historia sobre “El Sol de México”.

Eso sí, reconoció que España está marcando tendencia con series como “Gran Hotel”, “Velvet”, “Las chicas del cable”, “La Casa de papel” y “Paquita Salas”, sin olvidar las 19 temporadas que lleva “Cuéntame cómo pasó”.

“Los españoles han tomado riesgos y se han aventurado a contar algo que va más allá de lo tradicional y eso les ha facilitado el camino, quitándose el yugo de estar esclavizado frente a un televisor”.

Cruz pregunta: “¿por qué no hay una ‘Paquita Salas’ de México así, ese relato jocoso en formato de serie, con episodios de 20 minutos?”

“Paquita Salas” es un relato cargado de ironía y humor que muestra todo lo que hay detrás del manejo de los famosos y sus publirrelacionistas.

Cruz expuso que tomando en cuenta el número de suscriptores de Netflix en México, plataforma por la que se puede disfrutar “Paquita Salas”, le resulta incongruente que no exista una serie mexicana similar, tan sencilla y exitosa como tal.

“Más bien creo que nadie en México les ha propuesto algo como eso, entonces debemos reconocer que España nos lleva ventaja en ese sentido”.

A decir de Pablo Cruz, en este país hace falta ir más allá en la mentalidad de las audiencias y de los creadores mismos.

Reiteró que las cadenas fílmicas y de televisión en España han ido más allá y han querido ser más libres; “en México tuvimos que aguantar dos canales durante muchos años”.

“Ahora estamos tratando de alcanzar el nivel mismo de España, Argentina y Brasil, que nos llevan mucha ventaja; debemos ser más aventurados y valientes en la producción de contenidos, de lo contrario seguiremos rezagados”, insistió.

La televisión, herida

Pablo anotó que la programación de la televisión abierta ha pasado a segundo plano debido a que hoy la audiencia prefiere los móviles (celulares) y las tabletas para disfrutar otros contenidos.

Ahora, dijo Cruz, el público prefiere ver sus series favoritas o musicales y emisiones deportivas a través de esas nuevas herramientas, dejando de lado la televisión abierta que se ha visto desplazada por nuevas plataformas.

Agregó que es evidente la nueva realidad en la forma de consumir contenidos de todo tipo y que escritores y directores están migrando a esa nueva forma de hacer televisión. “Es decir, se han dedicado a participar en las series que han revolucionado la forma de entretenerse en los últimos años”.

Subrayó que series como la de Luis Miguel han venido a revolucionar la forma de ver los contenidos a la hora que lo desees y donde te encuentres. Basta tener una computadora, una tableta o un celular para consumir lo que deseas, llevando a un segundo plano todo lo que sucede en televisión abierta.

Cuestionado sobre la posibilidad de que Canana incursione con más empuje en ese tipo de productos, respondió: “Todo el tiempo estamos leyendo o investigando sobre cuáles nos parecen buenas historias”.

Sigue navegando