Deportes

Solo un equipo llama la atención en la División del Norte en la Conferencia Americana

En el papel, la competencia por el Norte de la Americana luce dispar, con los Steelers como favoritos sobre el resto de los equipos del sector

Como suele ocurrir con la División Este de la Conferencia Americana, donde año con año se apuestan todas las canicas por un solo equipo, el Norte pinta un panorama similar.

Los Steelers de Pittsburgh iniciarán la campaña como los ungidos a llevarse todo el botín en este sector, esto gracias a que sus tres rivales de División son una verdadera incógnita, o al menos eso parece en el papel.

Esto se alimenta gracias a la eterna reconstrucción de los Browns y a la decadencia que han estado viviendo tanto Ravens como Bengals, por lo que los Steelers tendrían que aprovechar esta oportunidad que también podría ser la última para la generación con la que cuentan.

Si algo diferente ocurriese esta temporada, sería una verdadera sorpresa.

Se avecina la tormenta

Después de perder el pase a los Playoffs en la última jugada de la temporada pasada, para los Ravens de Baltimore es imperioso estar entre los seis mejores de la Conferencia.

Una cuarta campaña seguida sin Postemporada ya no sostendría al entrenador John Harbaugh, que ahora cuenta con una ofensiva transformada después de haber sido inconsistente el año pasado.

Del lado defensivo no hubo muchos cambios y aunque suele ser fuerte la mayor parte del tiempo, las fallas por momentos suelen salir caras.

Es ahora o nunca para Baltimore.

CIFRAS

27: la posición que ocupó el ataque de Baltimore en 2017, gracias a su promedio de 305.4 yardas totales por encuentro.

12: el sitio que logró la defensa de los Ravens, luego de permitir 325.1 yardas en contra por promedio en cada juego de 2017.

La figura

Alex Collins

Con un mariscal de campo a la baja, así como receptores en declive o sin experiencia probada, este corredor fue una grata sorpresa la campaña anterior y promete ser más productivo durante esta temporada.

Todo un volado

Cuando parecía que habría un cambio importante en Cincinnati, todo se mantuvo igual al terminar la campaña pasada.

Marvin Lewis, quien no ha ganado un encuentro de Playoffs desde que es entrenador en jefe de los Bengals, sigue a cargo, y muy pocos cambios se lograron hacer en el equipo.

Quizá la estabilidad que tiene el equipo en todas sus piezas pueda finalmente resultar este año, aunque también existe el riesgo de que sea contraproducente, pues todos los que están no han entregado los resultados deseados.

Si esta temporada resulta ser como la anterior, sin lugar a dudas los cambios se vendrán al término de la campaña.

CIFRAS

32: la posición que tuvo la ofensiva de Cincinnati en la Liga durante 2017, siendo la peor de la NFL gracias a las 280.5 yardas en promedio

18: la casilla en la que se instaló la defensiva de Cincinnati después de promediar 339.1 yardas en contra durante la temporada anterior

La figura

A.J. Green

El veterano receptor entrará a su octavo año en la Liga y lo hará como el mejor elemento de su equipo. Es el arma de mayor confianza de Andy Dalton y uno de los jugadores en su posición más explosivos de la Liga.

Los favoritos de siempre

La plantilla de los Steelers de cara a esta nueva campaña es prácticamente la misma.

Pittsburgh sigue siendo uno de los equipos más fuertes de toda la Conferencia y en esta nueva temporada hay una espina muy clavada que se quieren sacar, luego de haber sido eliminados en Ronda Divisional por los Jaguars la campaña anterior.

Sin grandes cambios, el ataque explosivo seguirá siendo una de las características de este equipo.

A la defensiva, se extrañará la presencia de Ryan Shazier, pero eso no quita que esté entre las mejores de la Liga.

En general, los Steelers son los amplios favoritos para llevarse esta División.

CIFRAS

3: el lugar que ocupó la ofensiva de los Steelers en 2017, después de promediar un total de 377.9 yardas por partido

5: el sitio de la defensa de Pittsburgh la temporada pasada luego de permitir 306.9 yardas

La figura

Antonio Brown

Hasta hace unos días, Brown era el receptor mejor pagado de la Liga, y bien vale cada millón que se le ha invertido. Parece que aún no llega al pico de su carrera y este será un año clave.

Del suelo ya no pasan

Un ganado de los últimos 32 juegos disputados.

Ese es el saldo de Hue Jackson como entrenador en jefe de los Browns en las dos campañas que lleva al frente, por ello, cualquier cosa que ocurra este 2018 es ganancia para este equipo.

Para evitar que continúen las desgracias, los Browns trajeron jugadores de alto perfil e hicieron de Baker Mayfield la primera selección global del Draft de este año.

El roster de esta campaña luce con más talento que el de las dos previas, así que una mejora, ya sea en un triunfo o dos, será algo muy positivo para esta golpeada franquicia.

CIFRAS

24: el puesto en el que se instaló la ofensiva de los Browns en 2017 al promediar 308.9 yardas por encuentro la temporada anterior

14: el sitio en el que se ubicó la defensiva de Cleveland después de la campaña 2017, luego de permitir a sus rivales un promedio de 328.1 yardas

La figura

Jarvis Laundry

Llegó al equipo por la vía de un intercambio. En Miami, fue el mejor receptor del equipo y sin duda será de mucha utilidad para Tyrod Taylor para más respetable este ataque.

Sigue navegando