Deportes

Luis Enrique toma el mando de la Selección de España

El estratega es presentado este jueves ante los medios; promete cambios, pero no una revolución en La Roja

Luis Enrique, el nuevo seleccionador español de futbol, prometió este jueves que "no va a haber una revolución" en el estilo de juego de la Roja tras el fracaso en el Mundial, entre la derrota en el campo y la tumultuosa salida de Lopetegui.

"No va a haber una revolución, es una palabra que a mí no me gusta. Sí que tiene que haber alguna evolución, va a haber cambios", declaró Luis Enrique, durante su presentación a la prensa en la sede de la Federación Española de Futbol (RFEF), en las afueras de Madrid.

"Claramente vamos a seguir con nuestro estilo, que no haya ninguna duda con esto: ser protagonistas con el balón", afirmó el ex entrenador del FC Barcelona de 48 años.

''Claramente vamos a seguir con nuestro estilo, que no haya ninguna duda con esto: ser protagonistas con el balón", afirmó el ex entrenador del FC Barcelona. AFP / P. P. Marcou

"Hay que defender mucho mejor, hay que encajar muchos menos goles, hay que tener mucha más profundidad, hay que intentar generar más opciones de gol", insistió.

A su juicio, el hecho de que España sea una "selección referente" dificulta las cosas.

"Selección referente significa que todos te estudian. Selección referente significa que todos saben qué características tienen tus jugadores, que saben tus movimientos", declaró.

El "tiki taka", estilo de juego de pases cortos que dio fama a España, es cada vez más cuestionado en la medida en que se ha transformado en posesión estéril del balón.

El Barça, que también construyó su identidad en base a este estilo de juego, lo ha ido dejando atrás, implementando un juego más vertical y centrado en el ataque.

Mejorar "muchas cosas"

Nombrado seleccionador el 9 de julio tras la humillante eliminación de España en octavos de final en el Mundial de Rusia por el país anfitrión, el asturiano comparó su llegada a la del banquillo del FC Barcelona en 2014 tras un año sin grandes títulos para el club catalán.

En su primer año, el entrenador volteó la tendencia y consiguió con los azulgrana el triplete de Copa, Liga y Liga de Campeones.

La tarea se antoja de todas maneras complicada. Tras ganar el Mundial de 2010 y las Eurocopas de 2008 y 2012, España no ha pasado de los octavos de final en las últimas tres competiciones internacionales.

"Es cierto que los resultados no han sido buenos, veníamos de haber sido campeones de todo (...). Hay que mejorar muchas cosas", advirtió el ex jugador de la Roja,  con quien saltó al campo en 62 oportunidades en la década de 1990.

Nombrado técnico el 9 de julio tras la eliminación de España en el Mundial de Rusia, el asturiano comparó su llegada a la del banquillo del FC Barcelona tras un año sin grandes títulos. AFP / P. P. Marcou

El campeón olímpico 1992 aseguró estar siguiendo de cerca a unos 70 jugadores, luego de que pilares del equipo como Andrés Iniesta se retiraran y otros están envejeciendo, como Gerard Piqué, David Silva o el capitán Sergio Ramos.

Hará su primera convocatoria a mediados de agosto, semanas antes del primer examen, en la Liga de Naciones, la nueva competición de la UEFA, el 8 de septiembre en Wembley frente a Inglaterra.

Prometió que incluirá desde caras nuevas a jugadores experimentados, sin que la edad sea un factor de importancia.

Asimismo, Luis Enrique rindió homenaje al "trabajo tan impresionante" que hicieron sus dos predecesores, Julen Lopetegui y el efímero Fernando Hierro, protagonistas del drama a días de comenzar el Mundial.

Lopetegui fue cesado fulminantemente a dos días de que La Roja debutara en Rusia por el presidente de la RFEF, Luis Rubiales, irritado por enterarse en el último momento del anuncio de que el seleccionador sería el nuevo entrenador del Real Madrid.

Y Fernando Hierro, reemplazo interino de Lopetegui, dejó el puesto de seleccionador tras el Mundial.

Acompañado del presidente de la federación, Luis Enrique zanjó la cuestión: "Eso pertenece al pasado".

OF

Sigue navegando