Deportes

Cleveland rompe la racha de derrotas consecutivas... pero todavía no gana

Los Browns ponen fin a su racha de derrotas,pero el triunfo no llega y terminan empatandoen tiempo extra contra los Steelers

Por fin, los Browns no perdieron. Tampoco consiguieron la victoria.

Cleveland cortó ayer una racha de 17 derrotas consecutivas al empatar 21-21 ante los Steelers de Pittsburgh, pero se perdió una oportunidad de conseguir lo que hubiera sido su primer triunfo desde 2016, cuando el pateador Zane González erró un intento de gol de campo de 43 yardas con nueve segundos restantes de la prórroga.

El balón fue bloqueado por T.J. Watt, poniéndole la cereza al pastel a una destacada actuación defensiva que incluyó cuatro de las siete capturas de los Steelers.

“Penetraron y llegaron, no había mucho que pudiera hacer”, dijo González. “Fue bloqueado. Nos sentimos bien cuando salimos al campo, aunque definitivamente ellos llegaron rápido a bloquear”, concluyó el pateador de los Browns.

Pittsburgh, que dilapidó una ventaja de 14 puntos en el cuarto periodo, desperdició también su primera oportunidad de escapar con el triunfo, cuando Chris Boswell envió desviado hacia la izquierda un intento de gol de campo de 42 yardas, a 1:44 minutos de que concluyera el alargue.

Fue el primer empate en la semana inaugural de la NFL desde 1971. En general, no se registraba un empate en la NFL desde el 30 de octubre pasado, cuando Washington y Cincinnati igualaron a 27.

Los Browns no han ganado desde el 24 de diciembre de 2016. Al menos, han comenzado la temporada de manera auspiciosa, al venir de una campaña en la que se conviertieron en el segundo equipo de la historia en irse 0-16.

“Si no ganas, aún se siente como una derrota”, dijo Ben Roethlisberger, mariscal de campo de Pittsburgh.

Y no es para menos. Los Steelers cometieron seis entregas de balón, incluido un balón suelto en el tiempo extra que puso a los Browns en posición de ganar el encuentro, en la que habría sido la primera victoria de Cleveland en un juego inaugural desde 2004.

Los Browns tuvieron la oportunidad de ganar en el tiempo regular, pero un pase de Tyrod Taylor en dirección a Josh Gordon fue interceptado por Cameron Sutton cuando restaban 16 segundos en el reloj.

“No hay nada por qué emocionarse, absolutamente nada”, dijo Gordon. “No entrenamos para sacar empates. Esto para mí equivale a una derrota”.

CIFRA
14

temporadas consecutivas en las que los Browns no ganan un juego inaugural. La última vez ocurrió en 2004 cuando derrotaron a Baltimore.
Sigue navegando