Cultura

Los mexicanos en la Segunda Guerra Mundial

Mario Escobar presenta la novela “Nos prometieron la gloria”, donde narra la vida de dos hermanos que habitan en la Alemania nazi

El escritor español Mario Escobar pasó por Guadalajara para promocionar su nueva novela: “Nos prometieron la gloria” (Haper Collins). La capital jalisciense era una parada obligada para el también historiador, pues la trama de su libro surgió aquí mismo: “Fue un regalo. Estando por primera vez en la FIL de Guadalajara les dije a mis editores que el último día no tenía ninguna actividad, que podía estar con prensa. El primer periodista que me entrevistó fue Alfonso Collignon. Al acabar no había llegado el siguiente periodista y Alfonso me preguntó si quería que me contara la historia de su familia”.

"La condición para muchos latinoamericanos en Alemania era que todos se fueran a las juventudes hitlerianas. Es una paradoja que tuvieron que hacer para evitar ser perseguidos”.

Así conoció de primera mano el relato de los dos hermanos, protagonistas de la novela: “Cada generación mandaban a sus hijos a Alemania para que terminaran su educación. Su padre y su tío fueron en 1932 y 1933, cuando Hitler llega al poder. Me sorprendieron los detalles que les sucedieron. Es una historia impactante. No sabía cuántos latinoamericanos había en aquel momento en Alemania, y que fueron perseguidos por los nazis”.

Cerca de 60 latinoamericanos murieron en los campos, pero no es una cifra que refleje la realidad: “Es la punta del iceberg. La condición para muchos latinoamericanos en Alemania era que todos se fueran a las juventudes hitlerianas. Es una paradoja que tuvieron que hacer para evitar ser perseguidos”.

Al regresar a España, Mario Escobar comenzó la investigación para narrar “Nos prometieron la gloria”: “Alfonso me mandó más detalles, algunas imágenes de la familia que vienen en el libro. Fui a Alemania, a Múnich, a los sitios donde sucedieron las cosas. Al haber hecho libros sobre este tema, ya tenía esta parte adelantada con los sucesos de la noche de los cristales rotos, los Juegos Olímpicos”.

Vida cotidiana y anécdotas

El contexto histórico está complementado con elementos de la vida cotidiana, sacados de testimonios de primera mano: “Lo amplié con una bibliografía para reflejar la vida de la gente común, la vida cotidiana con el ciudadano normal que sufre esa opresión del nazismo. Estos dos mexicanos fueron testigos como extranjeros, pero al mismo tiempo con conocimiento de la cultura por el origen alemán. Sorprendidos de que el país al que habían llegado, que respetaba los derechos humanos, civilizado, uno de los más tolerantes de Europa en los años previos, pero que se perseguía ya a cualquiera, eliminando el individualismo. Quería reflejar eso: leí biografías, diarios personales… Allí encontré los sitios de moda, qué se comía, cómo se vivía”.

“Nos prometieron la gloria” también rescata anécdotas poco conocidas de los Juegos Olímpicos, como el partido de futbol entre Perú y Austria, donde a los americanos les anularon varios goles: “Estuve en Perú y estaban contentos: es un momento importante, con un país que no era tan poderoso y que se enfrentó al más poderoso. Decidieron no doblegarse, aunque era más sencillo. La excusa para que se suspendiera el partido fue que algunos peruanos se metieron al campo de juego para celebrar, que incluso uno sacó un revólver. Pero Goebbels estaba detrás de los alborotadores contratados para suspender el partido”. Estos juegos en Berlín en 1936 “Fueron un gran escaparate para el nacionalsocialismo. Se suavizó esos días en los periódicos, para que no hubieran artículos antisemitas, que eran habituales”.

Un hilo conductor dentro de la novela misma es el futbol, pues “El deporte tiene esas ventajas, rompe las barreras. También hubo futbol en los campos de exterminio: era el único momento en el que la víctima, el prisionero, podía enfrentarse a sus verdugos”, comentó Mario.  

Mario Escobar es un novelista apasionado de la historia, por lo que señala la importancia de conocerla, para no repetir los errores del pasado. En relación a la situación actual del mundo, resaltó: “Estamos en un momento histórico muy parecido, con condiciones que se han repetido: hubo una grave crisis económica mundial, que hizo que las clases medias y bajas perdieran su poder adquisitivo, confianza, muchas de ellas con situaciones dramáticas de desempleo. Está la falta de fe en la democracia, con ciudadanos que desconfían de la clase política y que ven con cierto agrado ideas extremistas. También la propaganda: en ese caso se usó la radio, ahora con las redes sociales y las noticias falsas. Se cree que en China y Rusia hay grupos dedicados a desestabilizar a los gobiernos. El auge del populismo, de extrema izquierda y derecha. Son condiciones parecidas: un líder carismático, clases bajas insatisfechas, chivos expiatorios”.

SABER MÁS
El próximo libro

Mario Escobar ya delinea su próxima novela, también de corte histórico: “Tratará un tema cercano cronológicamente, pero diferente: sobre la guerra civil española y su relación con América. Lo vemos en un tema actual como el desplazamiento de refugiados. Una novela sobre esos temas, aunque sea del pasado, nos puede recordar que en algún momento hemos sido inmigrantes y podemos estar abiertos a esas personas que han perdido el hogar, que están desprotegidos. Sobre todo en la infancia”.

Sigue navegando