Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 16 de Octubre 2018
Tecnología | De acuerdo con el informe anual de la OCDE tomar medidas costaría sólo un poco más del 1% del PIB mundial

Políticas de protección medioambiental no deterioran competitividad: OCDE

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, no tomar medidas frente al cambio climático afectará a la economía.

Por: EFE

PARÍS.- Las políticas de protección del medio ambiente no deterioran la competitividad de los países, sino que pueden ser incluso un vector de crecimiento, según las conclusiones presentadas hoy al término de una conferencia ministerial de la OCDE dedicada a la cuestión.

"La protección medioambiental y el crecimiento económico pueden ir de la mano", resumió el ministro italiano del Medio Ambiente, Alfonso Pecoraro Scanio en conferencia de prensa.

Pecoraro Scanio, que ejercía la presidencia de esta reunión organizada en París por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), señaló que una de las ideas asumidas por los participantes es que la actual ralentización económica no debe marcar una inflexión en las políticas con dimensión ecológica.

"El cambio climático es un reto económico", argumentó el ministro, que al dar cuenta de las conclusiones de la conferencia también aludió a la necesidad de poner precio a las emisiones de dióxido de carbono, el principal gas al que se culpa del efecto invernadero.

La ministra danesa del ramo, Cnnie Hedegaard, insistió en que "el cambio climático no sólo es un gran reto, sino que ofrece oportunidades", al tiempo que advirtió de que no tomar medidas frente a él, "tiene un precio" en términos económicos.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, manifestó su satisfacción por que los representantes de los Estados participantes hubieran tenido particularmente en cuenta en sus trabajos el informe anual de perspectivas medioambientales cuya última edición la organización había publicado el mes pasado.

Dicho informe señalaba que tomar un conjunto de medidas que hicieran controlable el cambio climático y las consecuencias medioambientales que de él se derivarían costaría sólo un poco más del 1% del PIB mundial de aquí a 2030, un periodo en el que el crecimiento económico global sería del 97%.

Gurría insistió en que esta conferencia, que se había iniciado ayer, no pretendía abrir una negociación sobre cuestiones medioambientales internacionales como la fijación de objetivos de reducción de emisiones.

"Estábamos todos para hablar y preparar mejor las próximas etapas de negociación" que se llevarán a cabo en otras instancias, precisó. Asimismo, informó de algunos de los temas que sí se habían abordado: las tecnologías para reducir las emisiones y su difusión, la pertinencia de estándares internacionales de emisión o de acuerdos sectoriales, como en la energía o el aluminio.

Aunque tampoco se trató del papel de la energía nuclear en la acción para atenuar el efecto contra el cambio climático, el representante de Estados Unidos, Stephen Johnson, aprovechó para incidir en la iniciativa de su país junto a otros 21 para relanzar esta forma de producción.

La secretaria de Estado española de Cambio Climático, Teresa Ribera, recordó que, según el Grupo Internacional de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), lo que más márgenes ofrece para combatir el calentamiento de la Tierra es, por este orden, las acciones de eficiencia energética y las energías renovables.

Además, el IPCC convino en que la energía nuclear no resolvería la cuestión de la creciente demanda energética a escala global, ya que su aportación sería mínima en términos relativos, y la evaluación de su pertinencia debe ser objeto de una decisión política a escala nacional, añadió Ribera.


EFE 13:07 29/04/08 ccms

Temas

Lee También

Comentarios