/contenidos/2008/04/19/noticia_0058.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Junio 2018
Tecnología | El gobernador informó que fueron controlados algunos focos de incendio en la zona del Delta del río Paraná

Nube de humo cubre Buenos Aires y alrededores por tercer día consecutivo

El humo provocado por la quema de pastizales, cubre por tercer día consecutivo a Buenos Aires y sus alrededores ocacionando problemas como: poca visibilidad y demoras en el transporte

Por: AFP

Buenos Aires.- La densa humareda provocada por quema intencional de pastizales en zona agrícolas cubrió este sábado por tercer día consecutivo a Buenos Aires y sus alrededores, lo que volvió a generar problemas de circulación en rutas y demoras en aeropuertos por la escasa visibilidad.

Personal de Gendarmería (policía de fronteras) y de policía vial actúa en varias rutas que comunican la capital argentina con el interior del país, permitiendo por momentos la circulación de vehículos y cerrando esas arterias cuando la humareda empeora las condiciones de visibilidad.

En la estratégica ruta 14 del Mercosur, que enlaza Argentina con sus vecinos Brasil y Paraguay, volvió a habilitarse el tránsito, aunque las autoridades no desestimaron interrumpirlo nuevamente para evitar accidentes.

El aeroparque metropolitano de Buenos Aires opera solo con despegues para los vuelos de cabotaje, pero derivó el arribo de aviones a la terminal internacional de Ezeiza (30 km al sur), que opera con algunas demoras por la reducida visibilidad en la zona, según informes de fuentes aeronáuticas.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, informó que "fueron controlados algunos focos de incendio en la zona del Delta del río Paraná", al norte de ese distrito, donde se originó la quema de pastizales para renovar la tierra con finalidades agropecuarias.

"Hoy amaneció con mejores perspectivas, hay menos densidad de humo en algunas zonas", dijo Scioli en declaraciones a radio Del Plata.

El gobernador señaló que trabajan en la contención de los incendios personal de Bomberos, Prefectura (policía guardacostas), Gendarmería y Ejército.

Pero afirmó que para revertir la dramática situación se espera un cambio meteorológico, que sólo se produciría en los próximos días.

Unos 300 focos de incendio hicieron arder 70.000 hectáreas en el norte de la provincia de Buenos Aires (centro-este) y en el sur de la vecina Entre Ríos (centro-este), zonas de importante actividad agropecuaria, y por acción de los vientos una gigantesca nube de humo cubre la capital argentina desde el jueves.

El gobierno entregó a la Justicia el nombre de los propietarios y arrendatarios de las tierras donde se originaron los focos ígneos, tras acusar a productores agropecuarios de quemar pastizales sin prever las consecuencias.

El inédito fenómeno derivó en centenares de consultas en hospitales por irritación en ojos y gargantas, y dejó un fuerte olor a quemado en Buenos Aires, donde viven unas tres millones de personas y otras cinco millones ingresan a diario en las jornadas laborales.

Las autoridades desestimaron que el humo resulte nocivo para la salud, mientras que el nivel de monóxido de carbono en el aire se mantuvo dentro de parámetros que no provocan afecciones severas, según reportes oficiales.

Sin embargo, especialistas temen que la persistencia del humo genere transtornos más notorios en la salud de los habitantes de las zonas afectadas.

"Se puede decir que el humo no alcanza el nivel de peligrosidad para la gente, pero sí hay monóxido de carbono en el aire y eso afecta la salud; sí es tóxico", dijo a la prensa el ambientalista Antonio Brailovsky.

Juan Carlos Pigñer, director de la Agencia de Protección Ambiental de Buenos Aires, afirmó que "teniendo en cuenta los registros históricos medidos y recordados, se trata de la mayor contaminación del aire en la capital argentina".

AFP 19-04-08 ERL.

Temas

Lee También

Comentarios