Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Tecnología | El objetivo fue continuar la limpieza y lubricación de los cojinetes de una junta rotatoria de paneles solares en estribor

Astronautas dan inicio a su tercera y más difícil caminata espacial

Steve Bowen y Heide Stefanyshyn Piper fueron los que hiceron la difícil caminata espacial para realizar labores de limpieza y engrase

Por: EFE

WASHINGTON, ESTADOS UNIDOS.- Steve Bowen y Heide Stefanyshyn Piper, dos tripulantes del Endeavour, iniciaron hoy una tercera y difícil caminata espacial para realizar labores de limpieza y engrase, pero con tiempo de sobra para incluso tomar un descanso de una "excursión" que durará al menos siete horas.

La caminata en torno a la Estación Espacial Internacional (EEI), que empezó a las 18.01 GMT, con 45 minutos de adelanto, forma parte de una misión de 15 días para ampliar el espacio habitable del orbitador.

La caminata, la tercera de un total de cuatro, tiene como objetivo, según explicó la Agencia Espacial Estadounidense ( NASA), continuar la limpieza y lubricación de los cojinetes de una junta rotatoria de paneles solares en estribor.

El viernes, Stefanyshyn Piper ya había adelantado que la labor sería un "gran reto" y que junto con sus colegas tendría "mucho trabajo" por delante.

Las dos primeras caminatas tenían como propósito diversas tareas de mantenimiento de la estación, pero la de hoy estará centrada únicamente en el cuidado de una junta rotatoria de paneles solares en estribor.

Esa junta, de tres metros de ancho, fue diseñada precisamente para hacer girar los paneles, de manera que éstos siempre reciban los rayos solares para aumentar su capacidad.

El artefacto no ha trabajado desde hace más de un año de la forma que esperaban las autoridades de la NASA, debido a daños causados por virutas de metal.

Durante la exploración extra-vehicular de hoy la tarea de los dos astronautas será reemplazar cinco de los 12 cojinetes situados que conforman la junta rotatoria.

Para esta labor, Bowen y Stefanyshyn Piper echarán mano de paños engrasados y una improvisada pistola de engrase, en reemplazo de un equipo que se perdió durante la caminata del martes pasado.

En esa ocasión, Stefanyshyn Piper intentó infructuosamente sujetar una bolsa con equipos valorados en 100.000 dólares mientras limpiaba lo que quedaba de una fallida pistola de engrase.

Ahora, ambos tripulantes tendrán que trabajar con los paños y el equipo improvisado durante la caminata de hoy, la quinta de Stefanyshyn Piper, líder de esta misión, y la segunda de Bowen.

Las autoridades de la NASA dejaron entrever que las tareas que no puedan completarse hoy quedarán para la última caminata espacial del próximo lunes.

Ese día, los astronautas saldrán nuevamente del Endeavour para engrasar la junta rotatoria del lado derecho del complejo en órbita.

El transbordador Endeavour se acopló el domingo pasado a la EEI, a unos 350 kilómetros de la Tierra en una misión cuyo propósito principal es ampliar la capacidad del complejo para que albergue un máximo de seis astronautas a partir del próximo año.

Para ampliar el espacio habitable, el Endeavour llevó en el Módulo Logístico Multipropósitos "Leonardo", hecho por Italia, vituallas, equipos nuevos e instalaciones para ejercicios físicos, enseres de cocina y un sistema para reciclar la orina de los astronautas y convertirla en agua potable.

Por tercer día consecutivo, el llamado "Conjunto Procesador de Orina", parte del sistema de reciclaje de 154 millones de dólares, registró problemas hoy y, al parecer, se debió nuevamente a un fallo en el mecanismo de un motor en el aparato de destilación.

Antes del inicio de la caminata, el director de vuelo, Brian Smith, dijo que la máquina que convierte el sudor y otras condensaciones en agua potable estaba funcionando sin problemas y que los tripulantes intentaban crear más condensación para así recabar más muestras.

Desde Cabo Cañaveral (Florida), los ingenieros de la NASA investigan las causas del persistente fallo que, por lo demás, podría entorpecer los planes para que el Endeavour regrese a Tierra con agua reciclada el próximo fin de semana.

La idea de la NASA es recolectar muestras de agua reciclada para determinar si en efecto es agua potable pero para que eso ocurra, el equipo tiene que funcionar sin desperfectos por al menos 90 días.

Temas

Lee También

Comentarios