Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 20 de Noviembre 2018
Tecnología | Falta una legislación que estimule la compra unidades amigables con el medio ambiente

Alto costo y falta de incentivos limitan compra de autos eléctricos

En el país, apenas circulan 300 Leaf, y menos de 100 Chevrolet Spark EV, BMW i3 o Tesla Model S

Por: EL INFORMADOR

Sergio Alcalde paga 27 pesos por cargar la batería de su auto. Con eso cirucla hasta 380 km, suficientes para llegar a Puerto Vallarta EL INFORMADOR / M. Vargas

Sergio Alcalde paga 27 pesos por cargar la batería de su auto. Con eso cirucla hasta 380 km, suficientes para llegar a Puerto Vallarta EL INFORMADOR / M. Vargas

GUADALAJARA, JALISCO (10/SEP/2016).- Para cargar la batería de su automóvil paga 27 pesos. El proceso dura cuatro horas y lo realiza dos veces por semana, incluso a veces en su hogar. No necesita más. Una vez a tope, la batería rinde hasta 380 kilómetros.

Sergio Alcalde ha recorrido a bordo de su Tesla modelo S, un vehículo 100% eléctrico, los 292 kilómetros que separan a Guadalajara de Guanajuato y hasta los más de 300 que hay entre la capital de Jalisco y Puerto Vallarta.

Hace un año vio el auto en uno de sus recorridos de trabajo por San Diego, California, y le gustó. Revisó su cartera y se decidió por importarlo: fue el primero en México. La página oficial de Tesla valúa ese modelo en 980 mil pesos. “Me llenó en su diseño, su forma y su operación… a lo mejor no mucho en el costo”.

Sergio es director general de Fortius Electromecánica, una firma tapatía especializada en servicios de ingeniería electromecánica, construcción civil y energías renovables, así que vio “congruencia” en la compra un vehículo libre de combustibles fósiles, que además se conduce solo.

Tras un año de uso no le ha dado un solo problema. El único obstáculo fue cuando intentó registrarlo y la Secretaría de Movilidad (Semov) no supo hacerlo. “No sabían cómo. No estaban homologados ni las formas ni los parámetros de registro”.

Aunque su auto contamina significativamente menos que el resto de los más de tres millones de vehículos en Jalisco, Ricardo no recibió un solo estímulo tras su compra. En México poco importa si se hace un gasto cercano al millón de pesos en una unidad que beneficia al medio ambiente.

Jorge Rodríguez López, director en Jalisco de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), afirma que los mexicanos no hallan incentivos para comprar vehículos eléctricos para contaminar menos. Eso y los altos costos por unidad han alejado a los compradores potenciales.

Según Nissan México, hay apenas 300 unidades de su modelo Leaf circulando en el país. Sergio Oliveira, experto en la industria de automotores, advierte que las otras dos firmas con modelos ecológicos (Chevrolet Spark EV, BMW i3 y Tesla Model S) no suman más de 100.

Por eso la AMDA inició pláticas con la Cámara de Diputados para conseguir que los propietarios de vehículos eléctricos reciban estímulos fiscales. El legislador Clemente Castañeda, de Movimiento Ciudadano, pretende colocar en la discusión una iniciativa para exentar de impuestos como el Impuesto Sobre la Renta a quienes compren unidades eléctricas.

La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial de Jalisco informa que el parque vehicular de automóviles eléctricos en todo el país es de 500 unidades, de las cuales 50 están en Guadalajara.

PRIMER SEMESTRE

Apenas tres mil autos se vendieron este año

Entre enero y junio de 2016 se han vendido en todo el país 853 mil vehículos. Apenas tres mil de éstos son híbridos o eléctricos, aunque estos últimos son una mínima parte de esos tres mil. En suma: la venta de unidades “ecológicas”, impulsadas por completo con electricidad, “no pintan”.

Son las cifras y la reflexión que comparte Jorge Rodríguez López, director en Jalisco de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA). En su opinión, el precio por arriba del promedio de las unidades eléctricas y la ausencia “total” de incentivos fiscales para hacer más atractivas estas unidades ahuyentan a los compradores potenciales.

Las autoridades estatales, incluso de todo el país, están “en pañales” por lo que ve a la creación de incentivos que permitan cambiar la lógica de compra de autos, y redundar en un apoyo sustancial al medio ambiente.

Noruega, por ejemplo, es el país que más ha impulsado la agenda de conversión a vehículos impulsados con electricidad. Tanto es su avance, que todas las fuerzas políticas han aceptado prohibir la venta de unidades con motor de gasolina a partir del año 2025.

Allá, 17 de cada 100 autos en circulación son eléctricos; en México, sólo 0.3%. Los noruegos se han puesto como meta convertirse en el primer país del mundo con cero emisiones a la atmósfera, aunque un gran porcentaje de su economía se basa en el petróleo.

Estados Unidos, dice Jorge Rodríguez, es otro país que estimula a todos sus automovilistas a mudar a modelos eléctricos.

“Se considera un estímulo del 10% del valor del vehículo. Esto lo aporta el Gobierno”.

Japón es otro país que cambia de modelo, y donde si bien no hay tantas unidades eléctricas, la sociedad y autoridades niponas han habilitado 40 mil puntos de carga rápida. Para comparar: seis mil más que todas sus estaciones de gasolina.

Mientras, que en México “no existe ningún estímulo fiscal por parte del Gobierno, ni federal ni estatales, para la compra de estos vehículos. Sentimos que es algo que ha evitado o inhibido por parte del público la compra de este tipo de vehículos”.

Ante esta realidad, la AMDA a nivel nacional ha buscado acercamiento con el Poder Legislativo federal para nutrir las iniciativas que buscan iniciar esta conversión. Por su parte, el diputado Clemente Castañeda impulsa una iniciativa para exentar el Impuesto sobre la Renta (ISR) a quienes adquieran automóviles no contaminantes, y que estas adquisiciones sean deducibles hasta por 500 mil pesos, los asociados del ramo van también por la exención del IVA y el Impuesto Sobre Autos Nuevos (ISAN).

“Esto ayudaría mucho. Sería un incentivo muy importante para la compra de estos vehículos, sobre todo en las grandes ciudades”, dice Jorge Rodríguez.

Pero al tratarse de impuestos federales, esa estrategia sólo puede autorizarse a través de una decisión mayoritaria en el Congreso de la Unión, o bien, con el visto bueno de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Actualmente la mayoría de las unidades eléctricas en circulación se concentra en la Ciudad de México. A partir de la contingencia atmosférica que sufrieron los habitantes del Valle de México durante el primer semestre de este año, muchos optaron por comprar los vehículos ecológicos. Pero ese ánimo no lo han tenido el resto de los mexicanos.

Tercer lugar en ventas

Después del Distrito Federal y Estado de México, Jalisco es la Entidad en la que más autos en general se vendieron en 2015, al lograr colocar 107 mil 176 unidades. Esto corresponde a un incremento del 26% respecto al 2014, según el último reporte de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA). La media nacional de autos vendidos fue de 42 mil 239 automotores, pero Jalisco la superó con cerca de 65 mil vehículos.

El Distrito Federal y el Estado de México lograron ventas superiores a las 280 mil y 160 mil unidades, respectivamente.

TELÓN DE FONDO

Propuesta sigue en estudio en Congreso

Mientras el diputado federal Clemente Castañeda (del Partido Movimiento Ciudadano) impulsa una iniciativa para eliminar a los poseedores de un auto eléctrico el Impuesto sobre la Renta (ISR), incluso lograr que su compra sea deducible hasta por 500 mil pesos, la AMDA pretende que también se eliminen el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Sobre Autos Nuevos (ISAN).

Los diputados de Jalisco también han puesto en la agenda eventuales reformas a la ley para aplicar descuentos. Según la iniciativa de la diputada perredista Mónica Almeida, la Secretaría de Movilidad tendría a mitad de precio todos sus servicios (adquisición de placas, tarjetas de circulación, hologramas, etcétera) y además se liberaría el pago del refrendo a dueños de estos carros.

BUENAS PRÁCTICAS

Noruega es el ejemplo

Noruega ha apostado a la generación de energías limpias desde hace décadas. Hoy, 99% de la electricidad en ese país es creada con plantas hidroeléctricas. Tanto es su avance en este rubro que ya hay grupos de científicos estudiando si ese país pudiera abastecer a todo Europa.

Allá las políticas medioambientales y en contra de la contaminación se toman en serio. Las autoridades ofrecen incentivos atractivos para los poseedores de autos “limpios”. El mejor: no se paga una sola corona noruega —su moneda— por el impuesto de compra y circulación.

Tampoco hay cobros de cuota para quienes conducen estas unidades. Las autopistas, túneles y ferries son, con algunas excepciones, libres de pago para quienes viajan en autos ecológicos. También se les permite usar los estacionamientos municipales sin cargos y tienen autorizado circular por los carriles de autobuses, lo cual les ahorra tiempos de traslado, especialmente durante las horas pico.

Las zonas de carga en plazas comerciales son gratuitas, y el gobierno noruego está habilitando cada vez más puntos de llenado rápido para facilitar las largas distancias. En contraste, además del combustible los vehículos contaminantes tienen muchos impuestos con los que cumplir debido a la política “el que contamina, paga”.

INAUGURAN ELECTROLINERA EN LA METRÓPOLI

Apenas el 10 de agosto pasado, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) inauguró la primera estación de carga nivel 3 para vehículos eléctricos en todo el Occidente del país, tecnología que permite a los propietarios de un auto eléctrico cargar su vehículo en 30 minutos, máximo, y sin importar la marca o modelo de auto ecológico. Esta tecnología forma parte de los incentivos que brinda el Gobierno del Estado a la ciudadanía que va migrando a los vehículos eléctricos, propiciando así también una mejora en la calidad del aire (se ubica en Circunvalación Agustín Yañez número 2343).

En marzo de 2015, la dependencia adquirió tres autos eléctricos “como parte de la estrategia de control de emisiones”. Sin embargo, la estación de carga está habilitada de manera gratuita para todos los propietarios de un vehículo de ese tipo, y se permiten hasta nueve cargas diarias.

Además, desde el año 2015, la plaza comercial Andares habilitó 12 cajones “verdes” de estacionamiento exclusivos para unidades ecológicas, y con centros de carga gratuitos.

GUÍA

Diferencias

Motor gasolina-diésel

Necesita de combustible gasolina o diésel, para “alimentarse” y generar la combustión interna con la que el motor impulsa al vehículo. Dicha combustión le permite una velocidad mayor y están diseñados para recorrer largas distancias.

Auto híbrido

Posee las características de un vehículo eléctrico y uno impulsado con combustible. La principal bondad para el usuario radica en que, al agotarse la carga eléctrica, comienza a funcionar el motor impulsado por combustible, lo que significa que también contamina.

Auto eléctrico

Es 100% impulsado con electricidad. No necesita de combustibles (gasolina, diésel, gas) para desplazarse, pero sí una carga periódica que puede agotarse rápido en función del uso que se haga del auto. Los modelos como el Tesla S cubren 380 kilómetros con una carga completa.

Sigue: #DebateInformador

¿Debe el Congreso de la Unión aprobar mayores incentivos para aumentar el número de vehículos híbridos o eléctricos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

Temas

Lee También

Comentarios