Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Suplementos

Suplementos | La ciudad ibérica ofrece a los visitantes una serie de atractivos turísticos

Valladolid siempre renace

La ciudad ibérica y alguna vez capital del imperio español ofrece a los visitantes una serie de atractivos que van de la vanguardia comercial y arquitectónica a una rica historia por presumir
La Valladolid de hoy es una urbe vibrante y llena de historia. EL INFORMADOR / J. Monroy

La Valladolid de hoy es una urbe vibrante y llena de historia. EL INFORMADOR / J. Monroy

GUADALAJARA, JALISCO (05/FEB/2017).- El primer cuadro de Valladolid es uno de los más hermosos que podrás encontrar en España, y en general en todo el Viejo Continente. Al recorrerlo sentirás que caminas entre las historias más increíbles. La delicada arquitectura gótica de la Iglesia de San Pablo, como si hubiera sido esculpida por los mismos ángeles, es una delicia a los ojos; mientras que la gigantesca Plaza Mayor es un punto de encuentro para turistas y habitantes de la ciudad.

Sin embargo, la hermosa urbe que vemos hoy tiene una historia que combina el heroísmo, el drama, la destrucción y por encima de todo, la fortaleza de sus habitantes para reponerse a la adversidad. En la Edad Media, Valladolid ya figuraba en algunos mapas de aquella España disputada por los reinos católicos del Norte y las potencias musulmanas del Sur. Enclavada al noroeste de la nación ibérica, su ubicación siempre se ha considerado privilegiada.

Quizás esto tuvo que ver en el hecho de que entre 1601 y 1606, fue capital del Imperio Español, antes de que ese puesto pasara a Madrid. De aquella época se conservan tanto palacios como casas de nobles, además de plazas y parques. Pero tanta belleza se enfrentó a sus horas más negras durante la Guerra Civil Española.

Entre 1936 y 1940, Valladolid fue bombardeada por la aviación republicana e incluso estalló el polvorín de la urbe, causando grandes destrozos. Pero tras la guerra, sus habitantes levantaron la metrópolis de sus escombros, al tiempo que la llegada de varias empresas y fábricas ayudaron a impulsar su crecimiento.

Mucho por descubrir

La Valladolid de hoy es una urbe vibrante y llena de historia. Si la visitas debes dar una vuelta por la Academia de Caballería  y el Campo Grande, dos complejos que se encuentran lado a lado y ofrecen espacios de enorme belleza tanto arquitectónica como natural.

Si vas de shopping, debes dar una vuelta por el Pasaje Gutiérrez, construido en 1886 y cuya arquitectura de finales de Siglo XIX ofrece la sensación de un viaje a la época más romántica de la ciudad. Para quienes buscan sumergirse en la modernidad, la Cúpula del Milenio es el lugar que buscan. Su diseño vanguardista encanta por las mañanas, pero por las noches brilla de forma intensa. ¿Dato curioso? Fue construida para la Expo de Zaragoza de 2011, y al terminar el evento se desmontó y llevó a  Valladolid.

Temas

Lee También

Comentarios