Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 19 de Noviembre 2017
Suplementos | Una plataforma de candidatos independientes, apoyada por el PRD y MC, gana fuerza

¿Una cuarta vía?

Una plataforma de candidatos independientes, apoyada por el PRD y MC, gana fuerza como cuarta opción de cara a 2018
La volatilidad y la fragmentación electorales provocan que el tablero del juego político se mueva más que en el pasado. EL INFORMADOR / J. López

La volatilidad y la fragmentación electorales provocan que el tablero del juego político se mueva más que en el pasado. EL INFORMADOR / J. López

GUADALAJARA, JALISCO (26/MAR/2017).- Reza el dicho que la democracia es certidumbre en las reglas, pero incertidumbre en los resultados. No es democrático un país en donde sabemos con toda seguridad quién va a ganar las próximas elecciones. Y en los tiempos en los que vivimos, las elecciones son cada vez menos previsibles. ¿Quién se imaginaba que Donald Trump sería Presidente de Estados Unidos un año y medio antes de la contienda? ¿De dónde salió Emmanuel Macron, el liberal que hoy encabeza los sondeos en Francia y que podría llegar al Eliseo con su movimiento en marche?

La volatilidad y la fragmentación electorales provocan que el tablero del juego político se mueva más que en el pasado. Y más en México, en donde un candidato puede convertirse en Presidente de la República con alcanzar de 28 a 30% de las simpatías. Y todo indica que rumbo a 2018, habrá cuatro invitados a la cena electoral. Andrés Manuel López Obrador y Morena que encabezan las encuestas, pero no por mucho. El PAN, ya sea con Zavala, Anaya o Morena Valle, que también recoge en torno a una cuarta parte de los electores. El PRI, en los huesitos, pero con un caudal de votos que no caerá por debajo de los 15 puntos. Y una cuarta opción que ha tomado relevancia en las últimas semanas: una especie de cuarto polo, como lo llamó el periodista Raymundo Riva Palacios, que integra a los candidatos independientes y políticos que no están alineados con ninguno de los proyectos hegemónicos, y que podrían contar con el apoyo de dos partidos políticos: el PRD y Movimiento Ciudadano.

La cuarta vía reúne a candidatos, gobernantes y ciudadanos que han trazado su discurso sobre la base de la oposición al PRI y, algunos, al sistema de partidos en su conjunto. Por ejemplo, el candidato independiente de Ahora, Emilio Álvarez Icaza y su principal promotora, Denisse Dresser. El alcalde de Morelia, que llegó por la vía independiente, Alfonso Martínez. El ex canciller, Jorge Castañeda. El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera. Y hasta el alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro. A quien también han invitado al proyecto es a Pedro Kumamoto, diputado independiente. O qué decir de Javier Corral, gobernador de Chihuahua y crítico del rumbo del PAN. Y a esta serie de personalidades políticas no identificadas ni con el PRI, ni con Morena, ni con el PAN, se suma la decisión del PRD de apostar por esta cuarta vía y cerrar la puerta a una alianza con Morena. Movimiento Ciudadano parece que también se decanta por un proyecto de estas características.

Fuentes cercanas al proyecto lo catalogan como la “apuesta ciudadana” de cara a 2018. Otros, por el contrario, lo definen como un proyecto que busca dividir el voto de la izquierda y frenar a López Obrador. Interpretaciones hay por doquier. Sin embargo, hoy en día, la cuarta vía tiene una fortaleza manifiesta y una debilidad fundamental. La fortaleza: en un momento en donde los partidos políticos son vistos más como el problema que como la solución, un cuarto polo que reúna independientes y partidos políticos que asuman un papel secundario, podría tener un impacto de relevancia en 2018. La debilidad: este cuarto polo no tiene proyecto ni consistencia ideológica. Y, es más, se ha construido al revés: primero las personas y luego el programa político. ¿Qué une a El Bronco y a Kumamoto? ¿Cuáles son las grandes coincidencias entre Clouthier y los Chuchos? ¿De verdad Javier Corral y Dante Delgado tienen una agenda en común? Privilegiar los rostros sobre las ideas, siempre lleva a proyectos políticos efímeros.

Es entendible que haya ciudadanos que no quieren escoger entre Zavala, López Obrador o el “delfín” que mande Peña Nieto. Sin embargo, hasta el momento, la cuarta vía supuestamente “ciudadana” es una recolección de personalidades, sin proyecto, ni lazos ideológicos que los una. Sin programa o proyecto político, una cuarta vía cae en los mismos vicios que denuncia. Pragmatismo puro.

Temas

Lee También

Comentarios