Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 15 de Octubre 2019
Suplementos | El Monumento a la Revolución es símbolo de la Ciudad de México

Tributo al ingenio

El Monumento a la Revolución es símbolo de la Ciudad de México y ejemplo del talento nacional

Por: EL INFORMADOR

Allí se encuentran los restos de Madero, Villa, Carranza, Elías Calles y Lázaro Cárdenas. EL INFORMADOR / J. Monroy

Allí se encuentran los restos de Madero, Villa, Carranza, Elías Calles y Lázaro Cárdenas. EL INFORMADOR / J. Monroy

GUADALAJARA, JALISCO (02/OCT/2016).- No hay pausas en la Ciudad de México. La capital de la República respira siempre con un eterno movimiento de personas, automóviles y edificios. No, no es que las construcciones se estén moviendo de aquí para allá, pero muchas de las grandes obras en la ciudad han evolucionado para convertirse en algo muy diferente a lo que fueron concebidas, ¿el mejor ejemplo? El Monumento a la Revolución Mexicana.

Así como lo vemos hoy, era tal cual como no se lo imaginaba el arquitecto Émile Bérnard en 1910, arquitecto francés que ganó la licitación lanzada por el entonces presidente  Porfirio Díaz para construir un nuevo Palacio Legislativo Federal, que sería sede de la Cámara de Diputados y Senadores. La Revolución Mexicana hizo que el proyecto terminara sin fondos para su construcción en 1912, dejando solamente una estructura metálica durante dos décadas como recuerdo del palacio que nunca fue.

En 1933, el arquitecto Carlos Obregón decidió retomar la obra, o mejor dicho reinterpretarla. Ya no sería un palacio, sino una gigantesca plaza pública, usando la cúpula como pieza central, que mezcla el “Art Decó” de la época con elementos indígenas. En 1936 el monumento también se vuelve mausoleo de figuras de la Revolución. Allí se encuentran los restos de Francisco I. Madero, Francisco Villa, Venustiano Carranza, Plutarco Elías Calles y Lázaro Cárdenas.

El ahora

Como parte de las celebraciones por el Centenario de la Revolución Mexicana en 2010, el gobierno capitalino decidió emprender una profunda labor de rescate del monumento, que había caído en un grave deterioro durante las décadas previas. Se remodelaron y restauraron sus espacios públicos, poniendo un énfasis en la Plaza de la República -que rodea al monumento-.

Dos elementos que se agregaron fueron una rampa de acceso (que permite a los paseantes visitar los cimientos originales) y un elevador panorámico con el que puedes subir a la cúpula y obtener una de las mejores vistas de la Ciudad de México.

Hoy, el Monumento a la Revolución es el estandarte de la Colonia Tabacalera (donde se encuentra construido) y también una de las postales más bellas que ofrece la capital a sus visitantes. En un fin de semana común se convierte en un espacio de esparcimiento extraordinario, con sus alrededores tomados por exposiciones culturales, familias bulliciosas, parejas tomadas de la mano y grupos de amigos que salen a divertirse. Nada mal para un espacio que alguna vez soló con ser un palacio.

Alista el viaje

El Hotel Camino Real Polanco (Mariano Escobedo 700) se encuentra a quince minutos a pie del Monumento a la Revolución. De acuerdo a la página Expedia.mx, el precio de la habitación es de dos mil 286 pesos por noche.

EL INFORMADOR / FRANCISCO GONZÁLEZ

Temas

Lee También

Comentarios