Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Suplementos | Lo mejor y lo peor de la FIL

Top ten

Por: jukas pearsall

Por: EL INFORMADOR

Por fin la época esperada del año se hace presente con sus promociones y pendones, con su desfile de intelectualidad, de nuevos títulos y grandes hits editoriales, pero sobre todo un pedacito concreto de Italia, país invitado en esta edición de la FIL.

La Feria Internacional del Libro de Guadalajara es uno de los eventos más importantes que se realizan en la ciudad, y para el que año con año los amantes de los libros se preparan. Muchos toman el programa general y eligen conferencias y presentaciones de libros, para crear un diario de actividades totalmente personalizado y así sacarle el mayor provecho a la feria.

Son 10 días de presentaciones de libros, conferencias, talleres para los pequeños, y múltiples actividades culturales que forman parte de este evento en el que editorialistas, escritores, lectores y público en general se pueden dar vuelo con el maravilloso y mágico mundo de los libros.

La recomendación es consultar el programa de actividades y elegir las que sean de su agrado, en seguida prepara una lista de los libros a comprar, desde luego designa el presupuesto porque es sumamente fácil excederse con tanta cosa de oportunidad.

Del país invitado hay que decir que en Italia se lee, y mucho. Los libros han dejado de estar encerrados en las librerías y están al alcance de todos en los puestos en donde se vende el periódico y uno que otro souvenir, pero bien exhibidos, están ahí, listos para quien desee llevarlos a casa. Los hay en su mayoría best sellers, y no se crean que en versiones económicas sino ediciones de lujo con pasta dura, claro el precio es otra cosa.
En un recorrido breve por Italia, descubrí que los libros son mucho más económicos que en cualquier otro sitio, y comparado con México la diferencia es de muchos pesos, lo cual llama la atención y hace comprensible el que uno se encuentre a la gente leyendo en todos lados y a toda hora, sin importar ni el cómo ni dónde, aquí los lectores se imponen y quizás esa sea la causa de que los libros sean más baratos, traducido en la ley de la oferta y la demanda.

Espero un día nos suceda lo mismo, así que no nos queda más que seguir fomentando la lectura, con la esperanza de que un día esto sea igual en México.
La muestra italiana es interesante y se acompaña con diferentes eventos y exposiciones que enriquecen la experiencia cultural, sea o no literaria.
Ahora la propuesta del Top Ten de la semana toca el tema y entre las respuestas encontramos los 10 favoritos agradables y los 10 desagradables, ambos básicos e indispensables que se viven en la FIL.

COMENTARIOS

Tessie Solinis Casparius
“Siendo escritora, me emociona mucho la FIL, lo que más me gusta es acercarme como groupie a los grandes escritores. No olvidaré la emoción que sentí al pararme a un lado de Quino hace cuatro años, no pude ni hablar, ni pedirle autógrafo, ni tomarme la foto... me imagino que seguramente me he topado con plumas famosas, casi siempre sin saberlo”.

Las diez peores cosas

1  Hacer filas (para entrar, para el baño, para comprar, para pagar, para ver, para no alcanzar ¡para todo!).
2  Las aglomeraciones y tumultos.
3  Lo caro y malo que resulta el consumo de alimentos y bebidas en la Expo.
4  El ver a las personas que sólo van para que las vean.
5  Comprar un libro y darse cuenta al poco tiempo que es mucho más barato en las librerías.
6  Aguantar el llanto de desesperación de los pobres niños que los padres obligan a ir, arruinando aún más la experiencia.
7  Los espacios de descanso son mínimos y los que hay son improvisados.
8  Salir cargado de trípticos, calendarios, folletería y periódicos publicitarios.
9  Que obliguen a las personas a comprar libros en sus tiendas para recibir un autógrafo, y que cuando accedes, el autor se retire sin completar lo prometido por la editorial.
10  El tráfico para llegar a la Expo. Se tiene que invertir cuando menos 45 minutos más de lo normal para llegar a tiempo a las presentaciones.


Las 10 positivas

1  Comprar libros.
2  Encontrar títulos de libros que regularmente no hay.
3  Primer recorrido: búsqueda sin rumbo, pero con esperanza.
4  Visitar el stand que ponen especial del país invitado para conocerlo sin necesidad de viajar.
5 Hurgar en los anaqueles de los stands sin esperar nada y encontrar cosas maravillosas.
6  Una buena charla de libros en la cafetería de la FIL.
7  Los conciertos de la explanada.
8  Las conferencias.
9  Conseguir el autógrafo de alguno de tus autores favoritos.
10  La muestra gastronómica del país invitado.

FRASE:
“Hacer la primera lista de libros ‘deseables’, después reducirla al 10% que terminan siendo los ‘comprables’”, Alfredo Hidalgo.

Temas

Lee También

Comentarios