Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 14 de Noviembre 2018

Suplementos

Suplementos | Un Pueblo Mágico dueño de una enorme historia y belleza en el trazo de sus calles

Tepotzotlán y su espíritu colonial

Un Pueblo Mágico dueño de una enorme historia y belleza en el trazo de sus calles, convertido además un punto perfecto para descansar

Por: EL INFORMADOR

Andanza. Un destino cerca de la Ciudad de México para recorrer a pie. EL INFORMADOR / J. Monroy

Andanza. Un destino cerca de la Ciudad de México para recorrer a pie. EL INFORMADOR / J. Monroy

GUADALAJARA, JALISCO (04/OCT/2015).- Tepotzotlán es de esos lugares en los que parece que uno entró a una máquina del tiempo para regresar al pasado. En este caso para ser exactos, es como si el reloj se hubiera detenido en la época colonial y no sólo por su arquitectura, sino por las artesanías y el arte que es posible encontrar en el lugar. El pueblo está ubicado en el municipio homónimo del Estado de México,  el cual forma parte de la zona metropolitana del Valle de México. Localizado a sólo 43.5 del centro de la Capital del país, es un sitio que aún guarda ese toque virreinal  en sus calles —las cuales son idóneas  para recorrer a pie, ya sea sólo o acompañado por la pareja, los amigos o la familia— o en  sus haciendas, iglesias o su famoso Museo Nacional del Virreinato, el cual utiliza como infraestructura lo que fue el Colegio Jesuita de San Martín y San Francisco Javier (declarado patrimonio de la humanidad por la Unesco).

La historia

El territorio que hoy ocupa Tepotzotlán estuvo poblado por los otomíes, quienes tras ser sometidos desaparecieron hasta un posterior establecimiento de la cultura teotihuacana. Tras varios cientos de años, fue en el 1031 DC cuando los toltecas se sentaron. En 1460 Quinantzin III funda el señorío de Tepotzotlán hasta la llegada de los españoles y caída de Tenochtitlan, lo que orilló a los jesuitas a comenzar con la evangelización después de 1582.

El nombre es de origen náhuatl ya que está compuesto por los vocablos tepotzoh, “joroba” y tlan, locativo abundancial, por lo que la traducción sería  “donde abundan las jorobas”, probablemente porque frente al sitio hay unas montañas que hacen alusión a este abultamiento.

Para conocer a pie

No hay mejor manera de conocer Tepotzotlán recorrerlo tranquilamente a pie. Todas las calles conducen a la Plaza de la Cruz, la cual es la principal en donde se puede observar una cruz atrial de piedra que tiene labradas diversas imágenes de la Pasión de Cristo.

Rodeada de portales, restaurantes y tiendas de artesanías, el recorrido es un paseo al pasado en donde se puede degustar de la gastronomía como las quesadillas de cuitlacoche, hongos, flor de calabaza, sesos, flor de maguey y tinga. Mientras que en temporada se puede comer  escamoles, gusanos de maguey, barbacoa y mixiotes.

Mientras que para comprar todos los sábados y domingos se instalan tradicionales tianguis y mercados que ofrecen artesanías locales como cestos, prendas, objetos ornamentales, muebles rústicos y maderas talladas o pintadas. También son típicos los objetos realizados en barro como rosarios o figuras de animales e íconos de pluma o figuras religiosas de cera y repujado metálico.

Para los interesados en obras de arte, los fines de semana en el jardín del arte hay artistas que se reúnen para mostrar sus creaciones y compartir sus técnicas con el público en general.
Frente al Palacio Municipal se encuentra la Parroquia de San Pedro Apóstol, un edificio con una portada atrial neoclásica que tiene retablos barrocos pintados por Miguel Cabrera. En el segundo tramo está la Capilla de la Virgen de Loreto que presenta una portada de corte clásico. En la parte posterior del templo se vislumbra El Camarín de la Virgen y la Capilla El Relicario de San José, reconocidos como máximas expresiones del arte de la Nueva España.

La joya de la corona

El sitio de gran interés en este Pueblo Mágico es el Museo Nacional del Virreinato, un recinto asentado en lo que fuera el Ex Convento de San Francisco Javier, el cual resguarda alrededor de 15 mil piezas de valiosas de colecciones de la historia virreinal de México.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) está dedicado a conservar, investigar, exhibir y difundir las manifestaciones artísticas y culturales de la época virreinal. Entre su acervo destacan objetos de uso religioso y civil esculpidos en madera, cera y pasta de caña de maíz, además de una colección de utensilios de plata, imágenes talladas en marfil relacionadas con el comercio con Oriente, cerámicas, armaduras, textiles, armas, muebles y una gran biblioteca.

En la más reciente exposición temporal  —que estará hasta este mes de octubre— ubicada en la planta de acceso del recinto, tendrás la oportunidad de conocer y admirar piezas de cristal y vidrio soplado proveniente de la Real Fábrica de Cristales de la Granja, erigida con el apoyo del rey Felipe V en Segovia, España, durante el siglo XVIII.

En los jardines de este sitio se encuentra la fuente original del famoso “Salto del Agua”, cuya réplica, es la que se está actualmente en la esquina que conforman las Calles de Izazaga y Eje Central de la Ciudad de México.

Disfruta
Para dormir


Hoteles Tepotzotlán (Finca Las Hortensias, Hotel Las Fuentes y Hotel & RV Park Pepe´s) o Posadas Familiares ( Rancho San Miguel, Posada Arny y Posada Mayin) De acuerdo con la página oficial del Pueblo Mágico hay habitaciones desde  350 pesos por noche.  Ver más información en www.tepotzotlanpueblomagico.org

Toma nota
Más por ver

La hacienda La Concepción es otro lugar para visitar. Fue construida por la orden de los jesuitas a 15 kilómetros del pueblo. En 1780 fue adquirida por Pedro Romero de Terreros y aunque después se restauró, se respetó su arquitectura original.

Para los que gozan de la arquitectura a 29 kilómetros se localizan los Arcos de sitio, una construcción de inicios del siglo XVII. Se puede recorrer todo, subir a los puentes colgantes y hacer  ciclismo, senderismo y tirolesa.


Temas

Lee También

Comentarios