Sábado, 25 de Mayo 2024
Suplementos | Un rincón, diseñado por el arquitecto Fernando Romero, para disfrutar de grandes obras

Soumaya: un museo de colección

Un rincón, diseñado por el arquitecto Fernando Romero, para disfrutar de grandes obras de arte del mundo

Por: EL INFORMADOR

Diseño. Dieciséis mil hexágonos de planco aluminio flotantes ondulan la fachada del Museo Soumaya.  /

Diseño. Dieciséis mil hexágonos de planco aluminio flotantes ondulan la fachada del Museo Soumaya. /

GUADALAJARA, JALISCO (16/FEB/2014).- Es feo lo que es falso, lo que es artificial, lo que pretende ser precioso, lo que sonríe sin motivo, lo que amanera sin razón, lo que se arquea o se endereza sin causa, lo que carece de alma y de verdad, lo que no hace más que alarde de hermosura y de gracia, lo que miente”.  August Rodin (1840-1917).

Esta impresionante frase del escultor Rodin escrita en una de las paredes del museo, habla exactamente de todo lo que el Soumaya carece: Es verdadero, es bello, se arquea elegantemente como debe y cuando debe, tiene alma, y su gracia natural es más que verdadera.

“Cuando pongo las manos sobre los materiales me importa poco lo que otras personas hayan hecho (…) cada generación debe comenzar de nuevo”, palabras de Maurice Vlamink (1876-1958) que igualmente parecen avalar los formidables empeños artísticos, tecnológicos, administrativos y financieros invertidos en la construcción de ese atrevido, bello y super vanguardista museo.

Siendo la arquitectura un arte constructivo, hermoso, ingenioso y valioso, en el que vívidamente y “en tiempo real” (como se dice ahora) transcurren nuestras vidas, gozándolo (a veces sufriéndolo) y hasta tocándolo, es ingrato que algunos de los edificios que con gran arte, ingenio y tecnología han sido construidos en nuestro derredor, los hemos  subestimado; o quizá por cercanos o cotidianos no les damos el aprecio que se merecen: el Museo Soumaya en la Ciudad de México pudiera ser uno de esos.

El Soumaya es una gran estructura blanca, brillante de 46 metros de altura, de forma caprichosa y orgánica que pudiera ser descrito como un gran trapezoide en movimiento que alguna vez fue considerado “imposible de construir”. Ahora ya terminado, es apreciado como uno de los museos más llamativos del mundo.

Diseñado y construido por el joven y audaz arquitecto Fernando Romero, hace gala de exhibir de manera gratuita en sus instalaciones, más de 60 mil obras de arte “originales” salidas de los talentos más grandes que han existido: Miguel Ángel, Da Vinci, Greco, Cranach, Vlamink, Picaso, Degas, Diego, Dalí y Atl, por nombrar algunos.

Romero, apoyado por Carlos Slim —quien aportó más de 47 millones de euros para su construcción— tuvo la inteligencia de consultar con Ghery Technologies —del afamado arquitecto Frank Ghery— para coordinar la compleja ingeniería tridimensional que necesitaría para realizar sus sueños.

Colocar 16 mil hexágonos de aluminio blanco y brillante de forma diferente cada uno, “flotando” separados y sin tocarse unos con otros, alrededor y alejados de la estructura del edificio de seis pisos, no se veía una tarea fácil; y sin embargo se logró con una elegancia y perfección admirables.

¿Asombroso?... sin discusión. ¿Bellísimo?... como el que más ¿Espectacular?… mucho ¿Digno de hacer un viaje hasta la capital únicamente para visitarlo?... por supuesto. De hecho, ese fue el propósito de Carlos Slim al traer a México del mundo entero, las valiosas obras de arte originales, a las que para la mayoría de los mexicanos nos sería casi imposible acceder.

Quizá este hombre sea criticado y envidiado por algunos, pero un detalle así, para beneficio de la cultura y educación de los mexicanos y totalmente gratuito es digno de celebrarse. Lo mismo que el ingenio y talento del arquitecto Romero, que con este edificio se coloca a la altura de los arquitectos más prestigiados y vanguardistas del mundo. (Su sitio de internet, nos lleva hasta algunas obras realizadas en varias partes del mundo).

El Museo Soumaya, es una de las grandes obras de arquitectura de la actualidad que con fines didácticos y culturales, disfrutamos aquí en México.
Vale la pena visitarlo y ufanarnos de él.

vya@informador.com.mx

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones