Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 17 de Noviembre 2019
Suplementos | Más que un fuerte resfriado

Salud Influenza

De diciembre a marzo catarros, resfriados y la influenza desatan malestares físicos que llegan a causar incapacidad

Por: EL INFORMADOR

Ha llegado la temporada de las gripas. El especialista Ramiro Reyes Lomelí explica que: “El momento óptimo para vacunarse comienza en los meses de octubre y noviembre y termina en febrero”. Los resfriados y catarros pueden presentar síntomas similares a los de la influenza o gripa, aunque todos estos malestares son de origen viral, es muy difícil encontrar diferencias entre unos y otros.

El especialista refiere que “los cuadros de influenza pueden tener 40 a 50% de curso sin síntomas”, sólo pequeñas molestias que no requieren cuidados médicos y que muchas personas se automedican. Pero los cuadros similares son la rinorea, tos, incluso los pacientes presentan fotofobia (miedo a la luz) y mialgias (dolor de músculos) sobretodo en la espalda.

La vacuna para la influenza protege del 90 a 92%, por lo que es muy probable que aun teniendola se desarrolle la enfermedad. Esto ocurre por dos razones; la primera se debe a la mutación del virus, cada temporada es distinto, incluso en una misma temporada pueden presentarse dos cepas diferentes, la de este año es Brisbane, la segunda razón se presenta cuando el cuerpo rechaza o no asimila el antivirus que ha sido inyectado.  

Recomendaciones

• Lávate las manos. Cuando una persona enferma se suena la nariz, tose o estornuda y se cubre la boca con las manos, permite que las secreciones expulsadas llenas de virus se queden en las manos del paciente. Si esta persona no se lava las manos inmediatamente con agua y jabón, transmite los virus a los diversos objetos que tocó; como los utensilios de cocina, teléfono, teclado de la computadora, volante del carro, plumas, lápices, etcétera.

• No fumes. Se sabe que los fumadores son más propensos a padecer más infecciones virales de las vías aéreas superiores (nariz, laringe y faringe) que los no fumadores y las infecciones que pueden padecer, tienden a ser más severas. El humo del cigarro seca la mucosa nasal y paraliza los cilios del epitelio respiratorio durante al menos 30 minutos, con la consecuente alteración del transporte del moco nasal hacia la nasofaringe o más, lo que provoca el estancamiento y acumulación de flemas en la nariz. Las flemas estancadas son más propensas a colonizarse con los gérmenes patógenos que provocan los resfriados, gripas, rinosinusitis y bronquitis; lo anterior, contribuye a que la enfermedad se convierta en aguda y crónica.

• Olvidate del tequila. Es sólo un mito aquello de “Tómate un tequila, si no se quita tómate otro, y si no al menos se te olvida”. Las bebidas alcohólicas suprimen al sistema inmunológico, lo que nos hace más susceptibles a enfermarnos; además, el alcohol deshidrata las mucosas y las secreciones nasales, lo que favorece la retención de flemas y la proliferación de gérmenes patógenos. Es muy frecuente que al beber también se fume, lo cual suma los efectos nocivos de ambas adicciones.

•Sana alimentación. El cuerpo humano está compuesto mayormente por agua. El agua, al excretarse por los riñones, elimina las toxinas y productos de deshecho. Si se padece de un catarro común y no se ingieren suficientes líquidos, las secreciones tienden a espesarse y retenerse, lo que favorece la reproducción viral y la diseminación de la infección a las vías aéreas inferiores causando tos. Además, ingiere la mayor cantidad de frutas y verduras de temporada.
• Cero antibióticos. Los virus causales del catarro común y de la gripa no responden a ningún antibiótico. En la actualidad no existe ningún medicamento que cure estas infecciones virales, por lo que  usar antibióticos en estas enfermedades sólo contribuye a la propagación y crecimiento de las bacterias resistentes a los antibióticos.
• Descansa. El reposo y el sueño reparador activa favorablemente al sistema inmunológico, lo que propicia la liberación de unos mediadores químicos llamados interleucinas, las cuales dirigen al sistema inmunológico a combatir a los virus.
• Contagio. La influenza o gripe es una enfermedad respiratoria, que puede contagiarse a través de estornudos o por saliva, y afecta a personas de cualquier edad, pero especialmente a los extremos de la vida: a los niños menores de dos años y a los adultos mayores de 65 años.

Cifras
• 8, 988 personas murieron en el año 2005, todas mayores de 65 años, por infecciones respiratorias agudas e influenza.
• 430 mil 501 dosis serán aplicadas esta temporada en el estado de Jalisco, a través de la Secretaria de Salud.
• 70% de las vacunas están destinadas a los adultos mayores.
• 2 aplicaciones se realizan a los menores de 35 meses.
• 30 casos de influenza fueron registrados en Jalisco en el 2007.

Considéralo
• Los anticuerpos que proporciona la vacuna no protegen contra los catarros y resfriados.
• El virus o bacteria se incuba entre 24 y 48 horas antes de presentar síntomas.
• Los grupos de riesgos son personas mayores de 60 años y los pequeños menores de 35 meses.
• Cabe resaltar que Jalisco se encuentra entre los cinco estados con mayor número de casos de influenza en el país.

Por: Adriana galaviz

Temas

Lee También

Comentarios