Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Octubre 2019
Suplementos | Luego de escuchar Estrellita y mirar los enseres de Manuel M. Ponce, entramos a la sala

Sala Antonio Aguilar

Un muro estaba tapizado por escenas de diversas películas en que tomó parte: a caballo, de militar, de revolucionario, cantando, de enamorado, cortejando a una guapa mujer

Por: EL INFORMADOR

Antonio Aguilar es la leyenda de la canción mexicana. ESPECIAL /

Antonio Aguilar es la leyenda de la canción mexicana. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (29/ENE/2017).-  El Museo Manuel M. Ponce de Zacatecas atesora la Sala Antonio Aguilar. “Pascual Antonio Aguilar Barraza. Como un auténtico abanderado de la música de su país y uno de los más cotizados del género ranchero, logró internacionalizar su imagen y sus canciones. El popular artista de aspecto viril, descubrió su vocación en la adolescencia y luchó para triunfar como protagonista de una aventura de folclor ecuestre que lo convirtió en uno de los personajes más famosos de la época. Antonio Aguilar es la leyenda de la canción mexicana. “Si vieras… yo como te recuerdo, será porque aún te quiero”. “Nace el 17 de mayo de 1919 en Villanueva, Zacatecas. Fue actor, cantante, productor, guionista y charro. Su discografía sobrepasa los 100 álbumes con ventas de más de 23 millones de copias, faceta que de su carrera se extiende hasta el inicio de los años 2000. Al despuntar la década de los cincuentas debutó como actor en el cine de oro mexicano, actuó en 167 películas y recorrió el mundo en diversas giras junto a su esposa, Flor Silvestre y sus hijos: Antonio  , Aguilar Jr. Y Pepe Aguilar. Es reconocido por su gran impulso al deporte mexicano de la charrería, tanto a nivel nacional como internacional, llamado con orgullo El Charro de México. Falleció el 19 de junio de 2007 a los 87 años de edad”.

Luego de escuchar Estrellita y mirar los enseres de Manuel M. Ponce, dimos unos pasos y entramos a la alegre y documentada Sala Antonio Aguilar. Apreciamos su despacho, animado por cuadros colgados detrás de su escritorio, fotografías de su familia, de su boda, con sus caballos, cantando y otra más. En la esquina, un elegante traje charro de gamuza color café, a un lado, un librero con trofeos, libros, esculturas de caballos y una banderita nacional. Sobre uno de sus sillones, el sombrero del traje y en la mesa del centro, un caballo blanco con la mano derecha levantada. Vimos un cartel que anuncia la película: “Zapata en Chinameca”,  próximamente. Antonio vestido de revolucionario, con dos carrilleras cruzadas en el pecho y un rifle en sus manos extendidas. Producida por el mismo. Un muro estaba tapizado por escenas de diversas películas en que tomó parte: a caballo, de militar, de revolucionario, cantando, de enamorado, cortejando a una guapa mujer. Otro muro, cubierto de discos de oro. Cuadros del artista sobre los lomos de sus queridos cuacos, cantando y en diversas plazas. Una foto espectacular es, en la que se encuentra montando su corcel reparando, el jinete abanderado.  

Nos sentamos en un sillón a ver imágenes del artista que se proyectaban en una pantalla, rodeada de cuadros, arriba de la pantalla, el charro cantando, montado en lomos de un prieto manos blancas, y a los lados fotos de eventos sociales y con un presidente mexicano, hablando de presidentes, Reagan estrechando al jinete, y enfrente, una pintura, Antonio montando un caballo blanco. Otro espacio nos mostró varios reconocimientos: uno de San Antonio Texas, reconociéndolo como Doctor de Humanidades; otro por el gobernador de Nuevo México; “Honorary Citicen of the City of Austin”; una proclamación de ciudad de la Villita; un agradecimiento del Estado de Oklahoma y muchos más. En otra pared colgaba un diploma de la Asociación Nacional de Charros A. C. y quince más.  

Del museo, fuimos al segundo patio de la finca y nos encontramos con la Fototeca de Zacatecas Pedro Valtierra y observamos una exposición colectiva: “Ocho miradas de las Morismas de Pánuco, Zacatecas”. Una tradición centenaria. “Tiene su origen en la Batalla de Lepanto, que enfrentó a los turcos del imperio Otomano contra españoles cristianos que formaban la llamada Liga Santa, encabezada por Don Juan de Austria”. Diversa fotos de la fiesta: Tambores del ejército de la Morisma frente al atrio; el desfile de moros y cristianos, unos a caballo con estandartes; el retumbar de los tambores y la dramática batalla.

Temas

Lee También

Comentarios