Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 11 de Diciembre 2019
Suplementos | Mantiene intacta su esencia

Renault Megane Sedán 2010

La actualización del Megane se enfoca en lo estético y deja como prioridad al confort

Por: EL INFORMADOR

Hemos recibido a este Megane Sedán, en su versión “Comfort”, que nos presenta los cambios pertinentes que tuvo que realizar la casa francesa para comercializarlo como modelo 2010 en nuestro país. Prácticamente nos ha quedado el sabor del auto en nuestras manos, al haber conducido algunas de sus anteriores versiones, que también presentaban ligeros cambios físicos y sin embargo, ningún movimiento en lo mecánico. Y en este auto, sucede lo mismo.

Como en estos momentos, en todo el mundo, Renault se encuentra haciendo una revisión completa de sus modelos, así como de sus servicios de agencia y posventa, era de esperarse que el Megane no sufriera tantos cambios (que a diferencia de Europa ya se comercializa la siguiente generación, la cual no llegará a México por su alto precio de importación) pero creemos que tiene con qué, para pelear en su competido segmento.

Es cierto que la marca no ha experimentado buenos momentos con la gama completa del Megane en nuestro país. Sin embargo, independientemente de lo que esté  sucediendo, podemos evaluar lo que tenemos en nuestras manos, durante el tiempo establecido para encontrar o detectar fallas o aciertos en el auto.

Lo primero que percibimos en el coche fueron los ajustes visuales. Por ejemplo, las fascias ahora integran el color de la lámina a las molduras. Para nuestro criterio, que lo observamos a detalle, este elemento hace que el auto se vea bien cuando circula y se mueve a lo lejos, pero no cuando estamos cerca. El tipo de color no encaja del todo bien con el matiz de la lámina, haciendo creer que chocamos con el auto, lo llevamos a reparar y le pusieron una pieza similar. En otras palabras, las molduras son opacas, en toda la extensión de la palabra.

Habrá  a quién le guste o simplemente no le tome importancia, pero ante su competido segmento, deberían aprovechar todas las armas, como lo estético, para sacar mayor jugo.

Punto y aparte, el coche tiene un porte elegante, sin duda. Los faros emiten una luz clara y nítida, que pueden ajustarse a la altura y las calaveras con su clásico diseño, nos presentan un vehículo tan sobrio, que se refleja en el interior.

Estando dentro del Megane Sedán, nos gustó el ambiente del coche. Desde el olor de la tapicería de piel, hasta los materiales. Las puestas y el tablero, cuentan con un recubrimiento suave, sobre todo en las partes donde se necesita, como el descansa-brazos y la parte superior de los controles. Esto nos dio la sensación de estar en un coche de mayor precio y atractivo.

El espacio para los cinco ocupantes es el justo. Pero la cajuela se distingue por ser amplia y práctica, al tener 520 litros de capacidad, esto significa que podemos cargar con maletas grandes, además de contar con una configuración interna que permite acomodar más cosas y no estorban muchos elementos como pudiera ser el abultamiento de los salpicaderos o la llanta de refacción que va oculta, etcétera.

En el puesto de conducción, el ajuste del asiento es completamente manual, en altura y longitudinal. El problema radica en que los pedales los sentimos muy juntos uno del otro. El embrague no era tanto problema, pero al frenar, el movimiento del pie desde el acelerador siempre se encontraba con el obstáculo del mismo pedal del freno, retrasando un poco la operación. En una emergencia no contamos con ese tiempo. Y al acelerar sucede lo mismo, cuando queremos pisar el pedal del gas, siempre rozamos con el del freno. Es un detalle a considerar, ya que personas con pies realmente pequeños no lo perciban, pero las personas que tengan un calzado grande, se toparán con este problema.

Del resto no nos podemos quejar, al tener ninguna modificación notable. Los controles de audio y de la computadora de viaje están donde siempre. El estéreo tiene su radio AM/FM con CD que reproduce MP3, sin que tenga alguna entrada auxiliar. Pero preferimos esa ausencia y que esté equipado con el sistema de frenos antibloqueo (ABS).

El manejo del coche es suave, con un motor ya conocido como lo es el de 1.6 litros, con 110 caballos, acoplado a la caja manual de cinco velocidades. El impulso del coche responde bien, acelerando hasta por encima de las 4 mil revoluciones, en el primer cambio. Luego, llegar a la quinta marcha resulta una tarea fácil, sobre todo en la ciudad, con relaciones largas y adecuadas para lo que es este tipo de coche.

Hasta el momento, Renault ofrece el Megane Sedán en dos versiones, una es la que nos tocó probar, denominada Comfort, pero también se puede adquirir la “Authentique”, que varía en el motor, portando el de 2.0 litros, además de algunas cosas diferentes en su equipamiento. Por su precio, el Megane Sedán 2010 se muestra competitivo, ofreciendo una actualización en este popular modelo, que lo pone a la par de los mejores en su segmento. Únicamente Renault esperará a que el tiempo le dé la razón, y los grandes cambios con mejoras en todos los sentidos, vengan más adelante.

Mario Castillo

Ficha técnica

Renault Megane Sedán

Motor: Frontal transversal; cuatro cilindros en línea; 1.6 litros de desplazamiento; DOHC; 20 válvulas; con inyección de combustible secuencial multipunto. Potencia: 110 cv @ 6,000 rpm / Torque: 151 newton-metro @ 4,250 rpm.

Tracción: Delantera.

Transmisión: Manual de cinco velocidades (5+R).

Suspensión: Delantera – Independiente, Pseudo McPherson, con brazo inferior en triángulo anti-torsión.. Trasera – De eje flexible, con resortes helicoidales.

Frenos: De discos ventilados adelante y de discos sólidos atrás, con sistema antibloqueo (ABS) con sistema de asistencia al frenado de emergencia (SAFE).

Dirección: De piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.

Dimensiones y capacidades en milímetros:

Largo / Ancho / Alto

4,498 / 1,777 / 1,460

Distancia entre ejes: 2,686 mm.

Peso: 1,245 kilogramos.

Tanque- 60 litros.

Cajuela- 520 litros.

Precio: 176 mil pesos

Resultados de la prueba realizada en el Autódromo Hermanos Gallo:

Aceleración 0 a 100 km/h en 13.77 segundos

Frenado de 100 km/h a 0 en 42 metros

Cuarto de milla: 19.22 segundos a 112.4 km/h

Velocidad máxima observada: 200 km/h.

Temas

Lee También