Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Suplementos | Compréndala y la va a amar

Prueba de manejo BMW X6 3.5i

No todas las camionetas son vehículos familiares. Al menos no después que BMW inventó la X6.

Por: EL INFORMADOR

El tiempo va a decir si la idea es genial o un fracaso. Pero la fábrica alemana BMW decidió juntar los coches visualmente más atractivos, los cupés, con los más prácticos, que son las camionetas. Al crear este híbrido, logró un vehículo distinto, único, que agrada a los ojos de la mayoría, pero tal vez la convivencia con la X6 no sea tan sencilla.

Las formas de la X6 llaman poderosamente la atención. Su frente es robusto, con el doble riñón característico de la marca aumentado a su máxima expresión. Los faros nos “miran” con fuerza penetrante, casi en tono de desafío. Los costados son limpios y marcados por la curvatura acentuada del techo de la mitad hacia atrás, exactamente la línea más marcada y característica de la camioneta. Mirar a su parte trasera es ver algo nuevo. Ni Porsche se atrevió tanto al hacer su SUV. El resultado es atrevido y fresco y hace la X5 verse como algo viejo, hasta casi aburrido.

Esa línea de techo implica, empero, mucho más que una forma exterior bonita. Porque si le da carácter, le quita espacio. Y mucho. Primero, sacrifica las cabezas de quienes viajan atrás. Luego, roban lugar de carga, comparado al que se tendría si fuera una SUV “normal”. Además, BMW dejó muy en claro que se trata de un vehículo individual, al poner una consola central en el asiento trasero, que impide que viaje un tercer pasajero ahí.

Hasta las ruedas de la X6 contribuyen para este visual absolutamente agresivo. Con el paquete deportivo con que contaba nuestra unidad, los neumáticos tiene medida 305/35 R 20. Así es, son 20 pulgadas de diámetro de los rines. El ancho de estas llantas es de cerca de 35 centímetros, 10 centímetros más que las de un “modesto” BMW 326iA. El agarre que proporcionan es excelente, pero tiene sus resultados negativos, como veremos adelante.

Llega la hora de conducirla y ahí, la X6 muestra todo lo que es capaz. Con el motor de seis cilindros en línea, con doble turbo y 300 caballos de fuerza, se comporta como una camioneta V8. Hay, empero, una cierta demora para que el turbo entre en acción, a diferencia de cuando este motor está montado en el sedán 335i. Esa diferencia se debe más que nada al peso de la X6 y en condiciones normales de manejo, más que nada urbano, se percibe y es algo molesta la espera por el turbo. Los inmensos neumáticos cuentan mucho para este comportamiento del motor.

Sin embargo, una vez que entran en acción los compresores que fuerzan el aire hacia dentro del motor, todo es alegría. Es impresionante cómo se comporta velozmente un vehículo tan alto y pesado. La X6 es rápida, estable y sólida. Esto se debe no sólo a la muy buena basa, que es la de la X5, pero principalmente es resultado de la acción de muchos sistemas electrónicos que controlan artificialmente el vehículo. En pruebas duras como un slalom, la camioneta sale airosa pero deja el piloto preguntándose si fue realmente él que logró hacerlo. La respuesta será negativa. Para mantener la trayectoria correcta, los controles de frenado, estabilidad y de la dirección activa, trabajan sin parar. El más perceptible es la dirección, que insiste en corregirnos incluso cuando sólo queremos entrar en nuestra cochera. Así, el coche gira más de lo que ordenamos a través del volante. O menos, si es el caso. Es el auto que conduce, no nosotros, en muchas ocasiones. A alta velocidades esto puede pasar un mensaje de nerviosismo del vehículo. Por fortuna, es un señal incorrecta, pero no es para nada agradable.

La caja de cambios automática de seis velocidades es muy rápida y hace un gran equipo con el motor. Cuenta con palancas detrás del volante, lo que ayuda a conformar el carácter juguetón de la X6.

Hay muchas más virtudes en este vehículo que los problemas que se pueden encontrar. El resultado es una camioneta muy, muy agradable, que nos deja con la sensación de estar en la moda, mientras todos los demás fueron rebasados por ella. Y no sólo por la vista.
Ojalá y BMW no tarde en poner el nuevo i-Drive en ella, con los botones que simplifican su operación, como ya vienen en el nuevo Serie 7 y Serie 3. Por ahora, éste es uno de los pequeños puntos en contra de la X6.

No podemos terminar esta descripción de la X6, sin hacer una fuerte advertencia a sus posibles compradores. La X6 es un auto, repetimos, individualista. El que la compre pensando usarla como vehículo familiar, no tendrá una buena convivencia con ella. El hecho de que sólo tenga cuatro lugares; de que no haya buen espacio para la cabeza en la segunda fila de asientos y de que el lugar para equipaje sea muy reducido, producirá enojos y frustraciones en el que piense en ella como una sustituta de su antigua SUV. Para estos, el consejo es simple: compre una X5. Pero si usted está consciente de que la X6 es justo lo que necesita, que no tiene hijos que transportar ni toneladas de equipaje que poner en el vehículo para salir el fin de semana, anímese, porque va a amar la X6.

Sergio Oliveira

Ficha Técnica
BMW X6

Motor: Frontal longitudinal; seis cilindros en línea; 3.5 litros de desplazamiento; Twin-Turbo; 24 válvulas; con inyección directa de combustible. Potencia: 300 cv @ 5,800 rpm / Torque: 400 newton-metro @ 1,300-5,000 rpm.

Tracción: Integral.

Transmisión: Automática de seis velocidades (6+R), con mando secuencial.

Suspensión: Delantera – Independiente, de paralelogramo deformable, con resortes helicoidales y barra estabilizadora. Trasera – Independiente, de paralelogramo deformable, con resortes helicoidales y barra estabilizadora.

Frenos: De discos ventilados en las cuatro ruedas, con sistema antibloqueo (ABS), distribución electrónica de la fuerza de frenado (EBD) y asistente de frenado.
 
Dirección: De piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.

Dimensiones y capacidades:
Largo / Ancho / Alto (mm)
4,877 / 1,983 / 1,690
Distancia entre ejes: 2,933 mm
Peso: 2,145 kilogramos.
Tanque- 85 litros.
Cajuela- 570 litros.

Precio: 72,500 dólares

Resultados de la prueba realizada en el Autódromo Guadalajara:
Aceleración de 0 a 100 km/h: en  segundos
Frenado de 100 km/h a cero: en  metros
Cuarto de milla:  segundos a  km/h
Velocidad máxima gobernada: 240 km/h

Temas

Lee También

Comentarios