Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 16 de Septiembre 2019
Suplementos | Es una fusión de maíz y cacao para preparar una bebida refrescante

Pozol de cacao, bebida ancestral que se conserva en Chiapas

La tradición en Chiapas es servir la bebida en jícara labrada para mitigar la sed

Por: NTX

El pozol, además de refrescante es nutritivo. NTX / ARCHIVO

El pozol, además de refrescante es nutritivo. NTX / ARCHIVO

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS (27/SEP/2014).- El pozol de cacao es una bebida ancestral, cuyo consumo se conserva en Chiapas, la cual es una fusión de maíz y cacao para preparar una bebida refrescante.
 
Chiapas es un territorio fértil para la producción de cacao en sus 12 mil hectáreas en los municipios de la zona norte, mientras que el maíz se cultiva en unas 750 mil hectáreas en los 122 municipios.
 
El pozol se prepara con masa de maíz, luego de desgranarse de la mazorca, el grano es cocido para obtener el nixtamal, posteriormente se enfría y se lleva al molino para obtener la masa, explicó María Antonia López Díaz, locataria del mercado "Juan Sabines Gutiérrez".
 
Del cultivo de cacao se obtiene la mazorca, de la cual se sacan los granos y se cuecen en el comal.

Luego de enfriarse se muele, se amasa y se revuelve con la masa del maíz para obtener la materia con la que se obtiene la bebida al agregársele agua fría o si es al tiempo, se le añade hielo, agregó.
 
Refirió que la tradición en Chiapas es servir la bebida en jícara labrada para mitigar la sed, lo mismo se sirve en la capital del estado, como en todas las ciudades y comunidades.
 
En los mercados públicos de Tuxtla Gutiérrez, hombres y mujeres se aglomeran en las pozolerías, negocios donde se prepara la bebida, al igual que en la plaza central se sirve desde la mañana.
 
La bebida también se sirve en restaurantes, como Las Pichanchas, dedicado a la gastronomía tradicional chiapaneca.
 
Toda la actividad inicia en la mañana, hay mujeres del mercado "Rafael Pascasio Gamboa" que comienzan a las 5:00 horas,  primero con la preparación del fuego, donde después de encenderlo se coloca la tina de maíz para la cocción.
 
En la capital del estado existen muchos negocios que se dedican a moler el nixtamal, usan dos molinos, uno para moler el maíz y otro para el cacao, los cuales tienen gran demanda, como el negocio de don José Jiménez, María Álvarez y Manuel de Paz.
 
También atrae la atención de los consumidores chiapanecos el pozol agrio, que se conserva desde la época prehispánica, pues se cree que los viajeros recuperaban fuerzas mediante esta refrescante y nutritiva bebida.

Temas

Lee También

Comentarios