Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien

Suplementos

Suplementos | Las Hadas es una de las opciones más atractivas

Manzanillo, un cuento de hadas

Las Hadas es una de las opciones más atractivas, gracias a su rica propuesta arquitectónica, de descanso y gastronómica
Marina. Un atardecer que sabe a gloria. EL INFORMADOR / F. González

Marina. Un atardecer que sabe a gloria. EL INFORMADOR / F. González

GUADALAJARA, JALISCO (12/MAR/2017).- Tengo cientos de recuerdos sobre Manzanillo. Desde el canturreo parsimonioso que llega con el vaivén de las olas, hasta el exquisito sabor de una tostada de ceviche bien servida, pasando por el sonido que hace el viento al recorrer suavemente las palmeras a cada noches. Memorias que casi se pueden tocar. Instantes que se van hilando en la mente hasta dar forma a un cuento de hadas.

Con un crecimiento vertiginoso y convertido en un punto de referencia para aquellos que buscan un descanso perfecto, Manzanillo levanta la mano como un destino que vale la pena a tomar en cuenta en la próxima temporada de vacaciones. Y en mi visita más reciente pude descubrir una de las joyas de la hotelería mexicana con más historia: Las Hadas by Brisas (Av. Vista Hermosa y de los Riscos S/N, Fraccionamiento Península de Santiago).

En una industria tan competitiva como la hotelera, ser un “clásico” puede jugar en contra de los hoteles. Con el nacimiento, año con año de nuevos conceptos para descansar, ¿tiene sentido tener una larga historia para presumirle a los huéspedes? Muchos complejos y “resorts” piensan que es mejor ser nuevo, pero en el caso de Las Hadas by Brisas, la historia cuenta, y cuenta mucho.

El hotel se ganó un nombre desde la década de los años setenta del Siglo pasado, gracias a su bella y monumental arquitectura (que combina elementos orientales, moriscos, ibéricos y mexicanos), el omnipresente color blanco de sus instalaciones y la amplia gama de habitaciones con las que cuenta. Tanta sería su fama, que grupos musicales y hasta películas usaron sus instalaciones como escenario para desarrollar sus tramas.

Es cierto, desde los setenta ha corrido mucha agua bajo el puente y se ha sofisticado la forma en que buscamos el descanso, pero ojo, pues Las Hadas no se durmió en sus laureles. El hotel ha pasado por diversas remodelaciones (incluyendo una reciente), donde se buscó preservar y resaltar la belleza con la que ya contaba. Su ubicación desde siempre ha sido privilegiada (a 35 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Manzanillo y a 25 minutos del Centro del puerto), además de que a la distancia es fácil ubicarlo, gracias a sus grandes dimensiones y su color blanco, que rompe con la costa verde y marrón de la zona.

Como en un sueño

Cansado del trajín de la ciudad, del tráfico y de la contaminación, llegué a Las Hadas pensando en tirarme en un camastro en la playa y rostizarme unos días. Pero confieso que la belleza del lugar y la calidez del personal que allí labora hicieron que me interesara más y más en el hotel.

El gigantesco complejo difiere de otros hoteles por la forma en que están distribuidas sus 232 habitaciones, 12 suites con alberca, tres suites mágicas y dos especiales (Las Hadas y Presidencial). El recinto tiene torres, puentes, arcos, pasadizos, jardines, callejones, fuentes y estatuas, cada una con un significado particular, pues está colocado al azar. Recorrerlo a buen paso te puede llevar toda una tarde (hay opciones de visitas guiadas), y en el camino vas a terminar empapado con las curiosidades y leyendas que ofrece.

¿Te cuento la principal? El hotel toma su nombre de la playa Las Hadas. Esta adquirió este nombre porque durante las noches de Luna Nueva, se podían ver siluetas jugando sobre el agua que bañaban la playa. Los lugareños, maravillados, juraban que eran dos hadas las que hacían esta proeza. Y así se quedó.

Puede ser magia, o simplemente porque el ambiente es irresistible e invita a relajarse, es verdad que aquí se respira un aire diferente. Mi plan original de tirarme en la playa se vio modificado ante el constante descubrimiento de las curiosidades que hacen a este hotel único, pero todavía había más por descubrir.

Placeres para todos

No son pocos quienes van a la playa con la idea de jugar golf. Y en las Hadas cuentan con un campo donde te podrás sentir como todo un “Tiger” Woods o toda una Lorena Ochoa. Diseñado por Pete y Roy Dave, el campo cuenta con 17 hoyos, que combinan el trazo exquisito con un perfecto equilibrio con el entorno. Se encuentra abierto de 07:00 a 17:00 horas.

Pero si tu diversión está en el océano, puedes darte una vuelta por la Marina Las Hadas. Con una capacidad para 69 yates, le da un aspecto regio al hotel y un plus para los amantes de la aventura en el mar. La zona cuenta con área comercial, servicio de lavandería, gasolina, diésel y mini súper, entre otros.

Dentro de las amenidades del hotel, también se ofrece el servicio de gimnasio y spa, perfecto para quienes no quieren perder la condición ante la abundante tentación gastronómica o sencillamente desean consentirse con un rico masaje.

La lista de actividades podría seguir y seguir, pero te voy a compartir mi preferida. Sal al balcón de tu habitación o encuentra una sombrilla en la playa y disfruta del mar. Deja que el canturreo de las olas te arrulle, que el viento acaricie tu rostro y que los sonidos del mar rodeen tu cuerpo. Verás cómo poco a poco tu mente viaja a otro mundo, uno donde la magia y las hadas son reales.

De gala.El Restaurante Legazpi ofrece gastronomía mediterránea y musica en vivo. Vestir de gala es necesario y se recomienda reservar.

En el mar. El restaurante El Palmar ofrece un rico buffet a las orillas de la alberca, en un ambiente relajado.

Dulzura nocturna. La Torre del Agua es una discoteca nocturna que programa la mejor música y ofrece un ambiente cosmopolita a los paseantes.

Café y algo más. El Martinis Lobby Bar ofrece por las mañanas un ambiente glamoroso con la opción de disfrutar un exquisito café. Por las noches puedes disfrutar de excelentes preparados y mucha música.

Temas

Lee También

Comentarios