Domingo, 13 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Suplementos

Suplementos | El Museo de la Ciudad prepara un homenaje para los 40 años carrera del fotoperiodista

'Lo que define al buen fotógrafo es la capacidad de ver, de sentir y de encuadrar'

El Museo de la Ciudad prepara un homenaje para los 40 años carrera del fotoperiodista, lo que reviste una importancia particular

Por: EL INFORMADOR

'Lo esencial es que la foto se sigue haciendo con el corazón, esa es la constante aunque cambien los soportes'. EL INFORMADOR / R. Tamayo

'Lo esencial es que la foto se sigue haciendo con el corazón, esa es la constante aunque cambien los soportes'. EL INFORMADOR / R. Tamayo

GUADALAJARA, JALISCO (12/JUL/2015).-  No es el primer homenaje que recibe Pedro Valtierra en su ya larga carrera dentro del fotoperiodismo (40 años ya), pero como él mismo asegura, el que se haga en Guadalajara —en el Museo de la Ciudad, para ser precisos— reviste una importancia particular: “Estoy muy agradecido por este reconocimiento, pienso que todo eso de los premios y las celebraciones son importantes y, ahora, son amigos los que lo hacen y, por eso, es especial. Me siento halagado, hay que disfrutarlo pero de ninguna manera me lo creo. Al final, uno debe seguir chambeando, y esto me estimula”.

Justo es la chamba lo que motiva el homenaje: “Son 40 años como fotógrafo de prensa, eso es lo que se exhibe y la gente va y lo ve; también es una oportunidad de recibir reconocimiento por lo que se hace, ya el hecho de que dediquen un espacio habla bien de quienes organizan y conceden valor a la fotografía”.


Las transformaciones

Como testigo de las transformaciones de su disciplina en las pasadas décadas, Valtierra no deja de consignar que “ha habido muchos cambios importantes; yo creo que la fotografía mexicana ha evolucionado para bien, el país es dueño de una cultura importante en este ámbito; ahora, en lo profesional, de 40 años a la fecha, hay muchos más profesionales y cambios tecnológicos, lo que hace fotógrafos distintos”.

Así, la desaparición del cuarto oscuro y la película es algo que “podemos verlo con nostalgia, pero lo esencial es que la foto se sigue haciendo con el corazón, esa es la constante aunque cambien los soportes”, refiere el legendario fotoperiodista, “hace 40 años las cosas eran distintas, yo estudié Ciencias Políticas y, como yo, pocos fueron los fotógrafos que se hicieron en academia, eso cambió y hoy la mayoría son licenciados en periodismo o artes visuales”.

Sin embargo, recuerda, “es importante la formación académica, pero el oficio se tiene que ejercer en la práctica para poder poner los conocimientos en juego, se tiene que hacer periodismo para poder aprenderlo de verdad; venir de una universidad no garantiza ser buen fotógrafo, se necesita sagacidad, ganas, capacidad, deseo e información”.


Rapidez y ejemplo

Pero, después de todo, admite que “hoy los jóvenes están mejor preparados y tienen más herramientas; no sé decir si son mejores o no, pero cuando yo empecé me enseñaron que por nota debía tomar un rollo, de 12 a 15 placas. Metinides, por ejemplo, llegaba a cubrir una nota y tomaba 12 fotos —tenía una 6x6 de formato medio, transparencia y un flash fuerte que había que ajustar con el diafragma—, perfectas desde el punto de vista técnico. Hoy, se toman 100 o más fotos de la misma escena”.

Para Valtierra, “lo cierto es que en el oficio hay que reaccionar rápido; si tienes un celular, con eso sacas la foto, porque el tiempo es siempre nuestro enemigo. Aunque hoy se exija en ‘tiempo real’ la imagen, nunca es a tiempo. Esto ha cambiado a los jóvenes, porque si vuelvo al ejemplo de Metinides él tenía una hora para hacer sus 12 placas, hacerlo de esa forma permitía estar más en contacto con el tema, desmenuzarlo, observarlo”.

Ahora, detalla, “la facilidad para tomar fotografías nos hace más rápidos, pero no necesariamente mejores. La tecnología se desarrolla pero seguimos necesitando corazón y cabeza para tomar fotos; no hay que ser rehenes de la tecnología, porque si nos dejamos dominar por ella tendremos muchas fotografías, pero pocas que sean buenas. La tecnología hay que ponerla a nuestro servicio”.


Cuota de sangre

Por otra parte, respecto de las condiciones en que los fotoperiodistas hoy día realizan su trabajo, Valtierra es enfático: “Enfrentan muchos problemas, tanto un fotógrafo como un reportero; quienes están en la calle son los que llevan las de perder. Esto es aparte de la inseguridad, porque el fotógrafo está expuesto, es mucho más visible que otros. Las circunstancias pueden ser diferentes, pero los periodistas ponemos una alta cuota de sangre, y es lamentable”.

A pesar de ello, el panorama está lejos de ser el peor, “porque hoy veo a los fotógrafos más preparados, con un nivel mayor de preocupación por los temas sociales y políticos —incluso, creo que más que en nuestra generación, porque éramos menos a los que nos interesaba—, pero enfrentan otras desventajas: hoy la foto gana espacio en medios, pero no creo que sea el que necesita, porque no digo que sea mejor que el texto, pero se deben equilibrar muy bien”.


Observar y disparar

Tras 40 años en la profesión, comenta el fotoperiodista, “otra cosa que veo ahora es que se dispara mucho, por la facilidad que se tiene para tomar las fotos; lo que yo digo es que habríamos de controlarnos más para disparar menos y pensar más. No digo que fuera mejor antes, tomar rollos era complejo y muy cansado, pero la manera de trabajar era diferente y se observaba más, sin que eso signifique ser mejor”.

Y agrega el legendario fotógrafo, “para mí, la razón de la fotografía es observar, para poder disparar correctamente. Lo que va a definir al buen fotógrafo, hoy y en el futuro, es su capacidad de ver, de sentir y de encuadrar. Y un fotoperiodista no es menor, es tan importante como quien practica otros géneros fotográficos. Finalmente, una foto será fundamental si hay personas que la vean”.


Guadalajara y el futuro

Es la primera celebración que le hacen por cumplir 60 años, “un homenaje que me hacen amigos y estoy contento; más en tiempos complicados como estos donde el cariño no abunda. Mi relación con la ciudad es excelente, tengo una gran relación con ella”, sentencia el fotoperiodista.

Por supuesto, esto no impide a Valtierra apreciar la práctica del oficio en este lugar, “siempre he dicho que en Guadalajara es donde hay más fotógrafos de calidad en el país. He estado en otros sitios y no digo lo mismo; y me baso en lo que he experimentado, mira, una vez convocamos desde Zacatecas un concurso regional (que abarcaba casi 10 estados) y recibimos material de casi 700 fotógrafos, y sólo 400 eran de Guadalajara. Además, lo veo cuando ganan algo o al saber dónde participan; hay una presencia importante de fotógrafos tapatíos, y el trabajo de las universidades ha sido fundamental”.

El futuro se presenta optimista a los ojos de Valtierra, “siempre sostengo ante quienes están al frente de los medios: la foto vende y tiene gran credibilidad, a los fotógrafos les viene su momento, siempre y cuando se valore su trabajo. Con todo, deben pelear, insistir y defender su trabajo. La crisis no es de fotógrafos, es de la valoración que hacen los periódicos de su labor. Los diarios deberían hacer un esfuerzo por entender esto”.

Temas

Lee También