Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 26 de Septiembre 2018

Suplementos

Suplementos | Saber ¿de buena fe?

La vida en shuffle

En Wikipedia colaboran activamente, sin ser remunerados, alrededor de 100 mil personas produciendo contenido, verificando lo que ahí se publica

Por: EL INFORMADOR

Ante la cercanía de la nueva edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, ante los miles de libros que en ella se exhiben y que la gente compra, ante todo el saber de todos los ámbitos, ante la insondable masa de tonterías convertidas en libros, pero que a gran cantidad de personas interesan, me acordé de Wikipedia.

Próxima a cumplir ocho años este próximo 15 de enero, esta “enciclopedia” pública en internet se ha convertido en uno de los cinco primeros sitios web más visitados de la red, tan sólo detrás de Google, Microsoft, Yahoo y AOL. Millones de personas usan su contenido de referencia o de plano, con un expedito “copy-paste” manufacturan un brillante trabajo de la secundaria o incluso de la universidad.

En Wikipedia colaboran activamente, sin ser remunerados, alrededor de 100 mil personas produciendo contenido, verificando lo que ahí se publica, guiados por la convicción de que internet debe ser libre y gratuito. En su base de San Francisco trabajan apenas 22 personas, entre las que se encuentran sus creadores, el ex corredor de la Bolsa de Chicago Jimmy Wales y el filósofo Larry Sanger. La fundación Wikipedia reagrupa a cinco proyectos conexos:
Wiktionary, Wikibooks, Wikiquote, Wikisource y Wikinews, fue creada en 2003 y ejerce el año en curso un presupuesto de seis millones de dólares, aportados por sus usuarios y de una serie de fundaciones anglófonas.

En 2000, este par de curiosos se lanzaron al universo de la web con el embrión de Wikipedia: Nupedia, que pronto sacrificaron para dar vida a algo que junto con los sitios de redes sociales y buscadores ha cambiado la forma en que concebimos nuestra navegación en Internet, y de plano, nuestra manera de relacionarnos con el conocimiento.

Tan cerca y tan lejos parece la época de la Ilustración, cuando Diderot y D’Alambert, entre otros sabios de la época, se propusieron la titánica tarea de compendiar todo lo que se sabía hasta entonces y los más diversos asuntos, científicos, sociales… Publicado el primer tomo en 1751 y dada por terminada en 1780, está compuesta por 21 volúmenes de texto, 12 volúmenes de láminas y dos volúmenes de índice general, más de 25 mil páginas, 71 mil 818 artículos y dos mil 885 ilustraciones. Hoy, Wikipedia tiene más de diez millones de artículos, publicados en 250 idiomas y unos 244 millones de visitantes únicos en julio de este año.

Pero dado que Wikipedia tiene como objetivo “ofrecer un contenido libre, neutro y verificable, que cada quien puede editar y mejorar”, pues lo que se toma ahí como verdadero puede ser en muchos casos más bien verosímil, aunque es cierto, casi nunca del todo falso, gracias a los miles de voluntarios que revisan lo que se ha publicado.
Así como en Jalisco nos dimos cuenta de los datos falsos agregados a la biografía de Emilio González Márquez, gobernador del Estado, seguramente en cada rincón del mundo habrá quien repare en las acciones de gente que quiere divertirse agregando contenido falso, con otra intensión que no es la de contribuir a hacer más grande el conocimiento disponible para los usuarios de Wikipedia.

Del contenido de este gran proyecto nos podemos fiar en gran medida, pero lo recomendable es no tomarlo como única fuente, sino verificar datos en otros sitios. Lo publicado en internet, con más razón que con los medios de comunicación tradicionales, no debemos de creerlo sólo porque está ahí.

Con Wikipedia estamos ante un fenómeno que se extiende a otros dominios de nuestra cultura. Estábamos acostumbrados a que sólo personas con ciertas credenciales podían hacer las tareas previstas para ellas. Atendemos cada vez con más profusión a “noticias” dadas por lectores o televidentes o radioescuchas en los medios de comunicación. Nos hemos acostumbrado a tener de primera mano información que quizá no está todavía verificada pero que nos aporta indicios de algo que nos interesa.

No se trata de algo negativo en sí mismo. Hoy es así y es una evolución imparable. Algo nuevo está surgiendo de esas nuevas maneras de conocer, de aprender, pero es necesario no perder de vista que la participación de especialistas en cada materia seguirá siendo necesaria. Profesionales y diletantes deberán de aprender a convivir sin menospreciarse.


Destacado: Tan cerca y tan lejos parece la época de la Ilustración, cuando Diderot y D’Alambert, entre otros sabios de la época, se propusieron la titánica tarea de compendiar todo lo que se sabía hasta entonces y los más diversos asuntos, científicos, sociales… Hoy, Wikipedia tiene más de diez millones de artículos, publicados en 250 idiomas y unos 244 millones de visitantes únicos en julio de este año.


Por: Eduardo castañeda

Temas

Lee También

Comentarios