Miércoles, 23 de Septiembre 2020
Suplementos | Patrimonio. El proyecto itesiano fue seleccionado entre más de dos mil competidores

La Vía verde del mariachi gana premio del INAH

El galardón Premio Manuel Gamio fue para el planteamiento de los estudiantes y académicos del ITESO para reactivar la ruta ferroviaria

Por: EL INFORMADOR

El inicio. El proyecto nació a raíz de la tesis de la académica Mónica Solórzano Gil.  /

El inicio. El proyecto nació a raíz de la tesis de la académica Mónica Solórzano Gil. /

GUADALAJARA, JALISCO (04/FEB/2013).- El Departamento del Hábitat y Desarrollo Urbano (HDU) del área de los  Proyectos de Aplicación Profesional (PAP), del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), fue reconocido con uno de los galardones más importantes en materia de conservación patrimonial: el Premio Manuel Gamio en la categoría de mejor trabajo de planeación estratégica y de gestión de patrimonio cultural 2012, entregado anualmente por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Dicho reconocimiento fue otorgado al desarrollo de la Vía verde del mariachi, proyecto liderado por la académica Mónica Solórzano Gil, doctora en Arquitectura e investigadora de la universidad jesuita, con el que busca reactivar la ruta ferroviaria que entrelaza a los municipios jaliscienses de Acatlán de Juárez, Villa Corona y Cocula, y que desde 1929 quedara en abandono total.

En una ceremonia sencilla efectuada la semana anterior, el rector del ITESO, Juan Luis Orozco Hernández, y autoridades académicas de la institución, entregaron el reconocimiento al equipo de 57 estudiantes —de seis distintas carreras— que colaboraran para concretar la iniciativa de rescate con una visión ecológica y de conservación con miras a convertirse en un detonante turístico.

El proyecto Vía Verde del Mariachi fue seleccionado entre un total de dos mil 985 proyectos propuestos por diversas instituciones del país. Solórzano Gil destaca que el planteamiento de la Vía verde del mariachi —iniciado en 2010— cumplió con los más básicos y detallados requerimientos para conseguir que el INAH otorgara la distinción.

Vía verde del mariachi tiene por objetivo el convertir el entorno de los rieles en un sendero o corredor no motorizado de 32 kilómetros de distancia, ofreciendo así, una opción para embellecer la zona que fuera uno de los principales puntos de tránsito e intercambio comercial en la época porfirista.

El proyecto planteado por Solórzano Gil nace a raíz de su propia tesis de doctorado en relación al rescate y conservación de estaciones de ferrocarril en Jalisco.

Práctica realista
Durante siete periodos escolares, el equipo estudiantil integrado por estudiantes de las carreras de Arquitectura, Ingeniería civil, Mercadotecnia, Diseño, Derecho e Ingeniería ambiental, así como académicos y asesores, entre los que destacan Rocío de Aguinaga Vázquez, coordinadora de PAP / HDU; Pablo Vázquez Piombo, coordinador de la carrera de Arquitectura y Gabriel Michel Estrada, profesor del HDU y coordinador del Programa Vías verdes del Gobierno de Jalisco, estructuraron las posibles alternativas que permitirían, en un futuro, la aplicación del proyecto.

“Este premio valida el trabajo que se hace en el ITESO, un proyecto con un rigor científico y metodológico que permite atender problemas reales y sociales (…) la parte de la estructura fue una metodología muy clara, con objetivos muy planteados. Tenemos la consigna de recuperar la ruta, en un primer lugar para dar beneficio a la gente que vive en el lugar y se establezca una vía de comunicación alternativa. En segundo plano, ver al proyecto como un elemento de atracción turística”.

Independientemente del objetivo primordial que tiene por sí sola la Vía Verde del Mariachi, la académica del ITESO explicó que el proyecto contribuye a la formación profesional de los 57 alumnos que nutrieron la iniciativa, pues lejos de tomarse como un simple trabajo de colaboración escolar, cada una de las actividades realizadas por los alumnos tuvo una función real.

“Una de las ventajas de este tipo de proyecto, es que los alumnos se aproximan a la realidad de un trabajo profesional. Se les pone un problema enfrente donde ellos, independientemente que sean estudiantes, tienen que atenderlo y resolverlo como si fueran profesionistas ya titulados”.

De esta forma, el departamento de Proyectos de Aplicación Profesional (PAP) del ITESO, brinda al estudiante “una transición más sana” de lo que es el quehacer universitario a la estampa profesional, donde una errónea decisión puede echar abajo meses de trabajo.

Además, el cuerpo estudiantil entra en una fase de trabajo en equipo de carácter multidisciplinario, en el que tienen que aprender cómo coordinar las propuestas y perspectivas de las diversas áreas involucradas, para adaptar el ingenio entre arquitectos, ingenieros, diseñadores y mercadólogos.

Actualmente, el proyecto de la Vía Verde del Mariachi está a la espera de entrar en la agenda de posibles planeaciones del próximo Gobierno estatal entrante. La académica Solórzano Gil, explicó que anteriormente, el área de PAP del ITESO, ya había emprendido charlas de conocimiento con las autoridades municipales de cada población a intervenir.

Temas

Lee También