Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 18 de Enero 2019

Suplementos

Suplementos | Se caracteriza por la inflamación de los tejidos blandos de la rodilla

Hinchazón y dolor en rodilla, pueden ser síntomas de bursitis

El padecimiento se caracteriza por la inflamación de los tejidos blandos de la rodilla, puede causar inmovilidad

Por: NTX

La enfermedad se puede ocasionar por ejercicio excesivo, lesiones o infecciones no tratadas. AP / ARCHIVO

La enfermedad se puede ocasionar por ejercicio excesivo, lesiones o infecciones no tratadas. AP / ARCHIVO

CIUDAD DE MÉXICO (20/OCT/2014).- El ejercicio excesivo, una lesión o una infección no tratada pueden provocar bursitis, un padecimiento que se caracteriza por la inflamación de los tejidos blandos de la rodilla que causan hinchazón, dolor y en el peor de los casos inmovilidad.

De acuerdo con especialistas de ortopedia de Mayo Clinic, cerca de la articulación de la rodilla se localiza un pequeño saco lleno de líquido que reduce la fricción y protege los puntos de presión entre los huesos, tendones y músculos, que se le conoce como bursa, y de inflamarse puede provocar un problema de salud.

Un comunicado de la institución médica expone que por lo general la bursitis de la rodilla ocurre sobre la rótula o en el lado interior de la rodilla y debajo de la articulación, y si bien es cierto que en muchos casos el padecimiento se resuelve con muy poco o ningún tratamiento, en otros casos requiere atención médica.

Los síntomas implican hinchazón, dolor y sensibilidad en la zona de la inflamación de la bursa, por lo que se recomienda el uso de medicamentos previamente recetados para reducir la inflamación, así como descansar y elevar la rodilla o aplicar hielo varias veces al día.

Si los síntomas restringen sus actividades cotidianas, entonces es recomendable que acuda al médico para una evaluación más detallada.

Lo anterior en cuanto a que la bursitis sea consecuencia de ejercicio excesivo o bien de alguna lesión, pero en el caso de presentar enrojecimiento, fiebre o algún otro padecimiento anormal, puede tratarse de una de tipo infeccioso, en donde el uso de antibióticos y la revisión de líquido de la bursa con un profesional son las recomendaciones.

Según el reporte, la bursitis de la rodilla también puede ser producto de afecciones que alteran la forma de caminar, artritis de la rodilla o de cadera y problemas que afectan a otras articulaciones de piernas o espalda.

Si ese fuera el caso, se debe atender el tratamiento para esas afectaciones y al mismo tiempo realizarse estudios tales como radiografías, ecografías o una resonancia magnética.

Para evitar este padecimiento o evitar que reaparezca es recomendable hacer ejercicios de reforzamiento y estiramiento, usar buenos zapatos con soporte y controlar otras afecciones como la artritis, con el fin de disminuir la posibilidad de presentar síntomas de bursitis de la rodilla en el futuro, añade la institución médica.

Temas

Lee También

Comentarios