Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 21 de Abril 2018

Suplementos

Suplementos | Volkswagen Jetta TDI

Evolución a su manera

El Jetta busca más público que el que tuvo el Bora, aunque sean clientes distintos

Por: EL INFORMADOR

La versión con motor diesel es la más alta de la gama del Jetta en México. M. CASTILLO  /

La versión con motor diesel es la más alta de la gama del Jetta en México. M. CASTILLO /

GUADALAJARA, JALISCO (23/JUL/2011).- Fanáticos de la marca Volkswagen, prepárense, porque al menos en este lado del Atlántico, existirán productos que poco tienen que ver con el pasado reciente de la marca alemana. El Jetta es uno de ellos. Aún más el TDI.

En su carrera por alcanzar el puesto de mayor productor mundial de vehículos, una meta auto-impuesta para 2018, VW necesita alcanzar volúmenes que no había logrado anteriormente. Uno de los principales blancos es Estados Unidos. Y como todo lo que mira la Unión Americana, al menos en el entorno automotor, las consecuencias se sufren y gozan también en Canadá y México. Para lograr ese objetivo, la fórmula encontrada es bajar costos de producción. Esto implica hacer cosas que Volkswagen se había caracterizado por no hacer, como poner una suspensión trasera de eje de torsión; frenos traseros de tambor (en algunos casos) y, lo más perceptible por todos, plásticos duros y brillantes en el interior de sus autos.

Al nivel de los demás

El tradicional comprador de autos VW estaba acostumbrado a que un Bora fuera muy superior en terminados y tecnología a sus competidores. No le importaba pagar más, porque sabía que había una recompensa, perceptible en un ambiente más refinado y en un manejo más preciso. El problema es que no había compradores suficientes. Al menos no en el volumen que ahora busca VW.

Por eso el nuevo Jetta, sustituto del Bora, puede sonar para algunos como una involución, un paso hacia atrás.

Bueno, todo es una cuestión de punto de vista. Porque lo que quiere VW es bajar los costos de producción y con esto, ser competitivo ante sus rivales, principalmente los japoneses, que usan plásticos duros, suspensión de eje rígido y tambores en profusión en sus modelos. Y venden más que VW.

Por esto podemos decir que el Jetta está al mismo nivel de sus competidores, sean estos Sentras, Altimas, Civics, Corollas o Accords. Ahora falta la segunda y más importante parte, que el coche cuesta lo mismo que sus rivales, lo que no ocurre. Al menos no con el TDI.

El más equipado.
El más caro

La versión con motor diesel es la más alta de la gama del Jetta en México. Viene con un buen nivel de equipo que incluye asientos de piel; quemacocos; sistema de sonido con Bluetooth; navegación por GPS; pantalla táctil de 6.5 pulgadas y volante multifunciones.

Nadie puede quejarse de que le falta equipamiento, sin duda. La diferencia, empero, está en los detalles. El plástico que cubre el tablero ya no es acojinado y brilla mucho más que el del Bora. Detrás de los respaldos de los asientos delanteros, ya no hay un porta-revistas. La piel en la que nos sentamos ya no se siente tan rica como antes. Todo junto nos deja con la sensación de estar al mando de un auto nada refinado. El Jetta parece un japonés al que le pusieron un logotipo alemán en el volante.

Hay buen espacio, buena visibilidad, diseño correcto y ergonomía adecuada. Lo que ya no hay es la sensación superior de antes.

Buena respuesta, pero…

El motor diesel tiene 2.0 litros de desplazamiento en lugar del 1.9 del Clásico. La potencia aumentó de 100 a 140 caballos de fuerza. Con el torque de 236 libras-pie lo que se consigue es una máquina muy agradable de conducir en la zona media de revoluciones. Aún es necesario esperar un poco para que la turbina entre en acción y ese par motor alcance su punto máximo, lo que ocurre cuando la aguja del tacómetro llega a las 2,500 rpm, pero en la mayoría de las veces resultará una experiencia placentera acelerar el Jetta TDI.

La dirección, que volvió a ser hidráulica en lugar de la más moderna (y cara) eléctrica, es buena, rápida y precisa, con la dosis correcta de suavidad y rigidez.

Es en la suspensión trasera donde esta el problema. No que el eje rígido transforme el Jetta en un mal auto. El coche es estable y aún cómodo. Pero aquí ocurre nuevamente lo mismo que con los terminados interiores: ya no hay el refinamiento de antes.

Como paquete, es posible que el nuevo Jetta, en cualquiera de sus versiones, a la larga logre más clientes que antes. Porque es cierto, el precio es muy importante y construir un Bora costaba mucho más que lo que se necesita para hacer un Jetta. Pero esto tendrá que reflejarse pronto en el precio al consumidor. Porque por 336 mil pesos, que es lo que VW pide por el TDI, se puede comprar un Accord básico y sobra dinero para el seguro y la tenencia. O puede optarse por un Civic 2012, ya con piel, quemacocos y muchos juguetes, que sale por menos de 300 mil pesos. Además, no tarda en llegar el Passat, que aún en su versión básica ya tendrá al menos suspensión independiente.

Entendemos que VW quiere bajar costos. Comprendemos que es parte de una estrategia para lograr mayor volumen de ventas. Pero mientras esto no se traduzca al precio final al consumidor, pensamos que no va a funcionar. El Jetta TDI, al menos, nos parece más caro de lo que creemos que debería ser.

Ficha técnica

Motor: Frontal transversal; cuatro cilindros en línea; 2.0 litros de desplazamiento; Turbo-diesel; 16 válvulas; con inyección de combustible directa por riel común. Potencia: 140 cv @ 4,200 rpm. Torque: 320 newton-metro @ 2,500 rpm.

Tracción: Delantera.

Transmisión: Automática de seis velocidades (6+R), con modo secuencial (DSG).

Suspensión: Delantera – Independiente, de tipo McPherson, con resortes helicoidales y barra estabilizadora. Trasera – De eje rígido.

Frenos: De discos ventilados adelante y de discos sólidos atrás, con sistema antibloqueo (ABS).

Dirección: De piñón y cremallera, con asistencia hidráulica.

Dimensiones y capacidades:
Largo / Ancho / Alto (mm)
4,618 / 1,778 / 1,453

Distancia entre ejes: 2,651 mm
Peso: 1,456 kilogramos.
Tanque- 55 litros.
Cajuela- 510 litros.

Resultados de la prueba realizada en el Autódromo Guadalajara:
Aceleración 0 a 100 km/h en 9.31 segundos y 12.75 segundos hizo el Jetta a gasolina.
Frenado de 100 km/h a 0: 39 metros.
Cuarto de milla: 18.5 segundos @ 120.9 km/h.
Velocidad máxima gobernada: 208 km/h

Precio: 336 mil 502 pesos

Temas

Lee También

Comentarios