Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 21 de Noviembre 2019
Suplementos | Por Aimeé Muñiz

Entre las piernas

Buen teatro en la ciudad

Por: EL INFORMADOR

Del 6 al 15 de noviembre fui una de las tres integrantes del jurado del Festival de Teatro Jalisco 2009 y debo decir que fue una experiencia “mega genial”. Aunque efectivamente es bastante desagradable decir quién es mejor actor, actriz, coactriz, coactor o director, entre tanta gente talentosa; fue bastante agradable tener la oportunidad de sentarme y echar un ojo a una parte de la producción jalisciense en poco más de una semana.

Lo que me ha quedado de esa experiencia es que el teatro vale mucho la pena en la ciudad, porque -seamos honestos-, el 99% de las obras que se presentaron eran de la Zona Metropolitana de Guadalajara, pues los municipios tienen su propio certamen (aunque yo creo que en la muestra estatal deberían estar los mejores de todo el Estado, ¿no?).

Pero también tengo una pena enorme, porque nos hubiera (y hablo por Sofía Salomón y Cecilia Uribe, también del jurado) gustado enlistar a todos los que consideramos “mejores” en sus diferentes roles, pues tuvimos que ceñirnos a la clásica terna en cada una de las categorías, lo que nos impidió mencionar a otros muchos talentos.

Tal vez de haberlo dicho, no se hubiera sentido denso el ambiente al término del evento, y algunos -al menos- ya se habrían quedado con la idea de que fueron tomados en cuenta. De cualquier forma, como suele suceder en estas cosas, estoy segura de que muchos de los teatristas participantes deben haber pensado que el jurado estaba “amañado” o algo así, pues debo decir que se percibió entre los asistentes ciertos desagrado respecto a las obras seleccionadas para tener una temporada en alguno de los espacios de la Secretaría de Cultura: Serengueti, Demetrius y Bésame mucho.

Y la verdad es que a mí eso sí me pone un poco mal, porque creo que en todo caso debieron haber echado un ojo al trabajo de sus colegas y me parece que la mayoría de los creadores ni siquiera vieron el 30% de las obras participantes. Digo, hay que ver qué hacen los demás para poder juzgarlos con libertad, ¿no?.

En fin… Que lo que aquí importa es que hay buen teatro en la ciudad y vale la pena ir a verlo, porque sin público no tiene chiste tanto trabajo. De momento no sé qué haya en cartelera, pero yo voy a exponer a continuación, algunas de las obras del Festival que en verdad me cautivaron.

Obviamente están en la lista Serengueti, con las actuaciones de Sara Isabel Quintero y Mario Iván Cervantes -geniales los dos-; Demetrius o la felicidad a 12 meses sin intereses ¡mi canpión!, en la que participan Carlos Cacho, Azucena Evans y Víctor Castillo -una bomba-; y Bésame mucho, a cargo de Josefina Villalobos y Alfredo Padilla (de Ciudad Guzmán).

Y las que prácticamente no pudimos mencionar -ni siquiera acá entre nos- en la clausura del festival. Hoy es un buen día para morir, dirigida por Ignacio Ayala y con las actuaciones de Alejandro Morán y Arelí González, una actriz con mucho talento; La mueca, bajo la dirección de Esteban García, con Julio Ávila -¡excelente!-, Jair Robles, Caros López “El chalán”, Adán Delgado, Augusto Carriles -muy bueno- y Alondra Ramírez; Ángel de mi guarda (aunque se pasa de larga), con Daniel Patiño Martínez como director y, en escena, Marisol Guerrero, Gaby Domsal, Salvador Rodríguez y Paty Lupercio.

Además de Círculos en el jardín, con Marco Orozco, Gaby Domsal, Rafael Monroy, Mely Ortega, Melania Macías, José Jaime, Selene Miramontes, Rigoberto González, Lupita Orozco y José Madrigal -¡verdaderamente increíble!-, con dirección de Moisés Orozco; y Acerca de la orfandad, dirigida por Luis Manuel Aguilar “Mosco” y los actores Jesús Hernández y Karina Hurtado.
Pues así las cosas y por favor, no dejemos de ver teatro -y danza, obvio- en la ciudad.

lexeemia@gmail.com

Temas

Lee También

Comentarios