Jueves, 30 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Suplementos

Suplementos | Ford Fiesta sedán automático

El precio de la comodidad

Con una caja automática de seis velocidades el Fiesta se vuelve más cómodo y a la vez más rápido

Por: EL INFORMADOR

Ford Fiesta sedán automático. ESPECIAL  /

Ford Fiesta sedán automático. ESPECIAL /

GUADALAJARA, JALISCO (18/DIC/2010).-  Hay dos cosas muy difíciles de vender en México: comida sin salsa picante y un auto sin caja automática. Por esto teníamos mucha curiosidad por conducir el nuevo Fiesta con su cambio automático de doble embrague, la última en llegar al mercado.

El Fiesta, ya lo saben, es una de las grandes apuestas de Ford en este momento. Fabricado en la planta mexicana de Cuautitlán, el auto tiene un diseño moderno, atrevido y juvenil, que busca sacudirse el “polvo” de los compactos aburridos que por tanto tiempo tuvimos en este segmento. Sumado a esto, el auto tiene buenos terminados y un nivel de equipamiento que es pocas veces encontrado incluso en vehículos de un nivel superior.

Con un tamaño que lo ubica entre los subcompactos y los compactos, el Fiesta compite contra autos como el Nissan Tiida, el Honda City y el Toyota Yaris. Es más atractivo visualmente que estos rivales y tiene mejores niveles de terminados. Lo que no ofrece es el mismo espacio interior que sus enemigos. Esto se compensa con estilo y una conducción divertida, mucho más que la del Tiida y la del Yaris, lo que lo pone, en este aspecto, en una lucha directa contra el City.

Buenos terminados, pero...

Una de las virtudes del Fiesta es la calidad de los materiales usados en su interior. Los plásticos usados en el tablero, forros de puertas, guantera, etcétera, son agradables a la vista y al tacto. Hay, desafortunadamente, una muy marcada excepción, que produce una incomodidad fuerte, por decir lo menos. Arriba del tablero, en la parte más lejos del alcance de nuestra mano y más cerca del parabrisas,  el plástico refleja con tanta luminosidad los rayos del sol, que resulta muy difícil conducir en días no nublados. Debe ser magnífico manejarlo en Inglatera, pero en México es un verdadero problema.

El equipo es adecuado para el segmento hasta esta versión que probamos, la SE. Cuando vamos a la SES encontramos el sistema de conectividad SYNC, que hace toda la diferencia del mundo. Con el SYNC el Fiesta pasa a ser un auto mucho más cómodo y agradable de convivir con él. El detalle es que el precio, claro, sube mucho y va a cerca de 20 mil pesos. Otro detalle importante, es que no hay versión sedán con SYNC.

La nueva caja

El problema con tener muchas expectativas sobre algo, sea un producto, un espectáculo o una película, por ejemplo, es que estamos esperando algo sensacional, fuera de este mundo. Cuando no encontramos esto, nos sentimos defraudados, decepcionados, hasta cuando el producto es bueno. Esto nos pasó con la nueva caja del Fiesta.

Ford prometió una caja automática de doble embrague, que sería la primera en un auto de la categoría del Fiesta. La realidad es que ya no es la primera. Autos como el Seat Ibiza  la ofrecen desde hace un buen rato. En favor de Ford debemos decir que no hubo una promesa de que fuera la primera, simplemente lo era en el momento en que anunciaron que el auto tendría una caja así.

Para empezar, debido a la poca fluidez de nuestras arterias (hasta en ciudades chicas y medianas el tráfico en México es díficil), una caja automática resulta mucho más agradable de conducir. Además, ésta se porta mucho mejor que la caja manual de cinco cambios, logrando sacarle más poder al motor. Tanto, que en nuestras pruebas el auto automático aceleró mejor que el manual

El detalle es que la caja nos pareció errática, a veces indecisa. Cuando vamos por carretera, con el motor a más altas revoluciones, no hay problema, el nuevo cambio es delicioso, cómodo y rápido. En el tráfico urbano, empero, los cambios se hacen de manera a veces inesperada, brusca incluso. Hay la ventaja de no usar el pie izquierdo, pero el precio a pagar se refleja no sólo en el cheque por la inversión inicial, también llega en la forma de un auto que pierde algo de su confort por los múltiples cambios.

El resultado, hay que decirlo, es aceptable. Finalmente la nueva caja automática brinda mejor respuesta que la manual y esto que no hay un pedal de embrague. Sentimos, sin embargo, que hace falta tal vez más ajuste, un mejor matrimonio entre el motor de 1.6 litros y esta nueva caja hecha también en México, por Gertrag. A pesar de todo pensamos que, si alguien se decide por un Fiesta, debería decidirse en favor de uno que traiga esta caja automática. No que sea la mejor del mundo, pero sin duda es muy superior a la manual de cinco cambios, que es la única otra opción para este buen auto.

Ficha técnica
Ford Fiesta Sedán Aut.

 
Motor: Frontal transversal; cuatro cilindros en línea; 1.6 litros de desplazamiento; DOHC; 16 válvulas; con inyección de combustible secuencial multipunto. Potencia: 120 cv @ 6,350 rpm / Torque: 112 libras-pie @ 5,000 rpm.
 
Tracción: Delantera.
 
Transmisión: Automática de seis velocidades (6+R).
 
Suspensión: Delantera – Independiente, de tipo McPherson, con resortes helicoidales y barra estabilizadora. Trasera- Barra de torsión, con resortes helicoidales.
 
Frenos
: De discos ventilados adelante, y de tambor atrás, con sistema antibloqueo (ABS).

  Dirección: De piñón y cremallera, con asistencia eléctrica.
 
Dimensiones y capacidades en milímetros:
Largo / Ancho / Alto
4,409 / 1,722 / 1,473
Distancia entre ejes: 2,489 mm.
Peso: 1,169 kilogramos.
Tanque- 45.4 litros.
Cajuela- 362.4 litros.
 
Precio: 219,900 pesos
 
Resultados de la prueba realizada en el Autódromo Guadalajara:

Aceleración de 0 a 100 km/h en 13.43 segundos.
Frenado de 100 km/h a 0 en 43 metros
Cuarto de milla en 18.31 segundos a 126.1 km/h
Velocidad máxima observada: 195  km/h

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones