Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 13 de Noviembre 2018

Suplementos

Suplementos | Huejutla de Reyes

El placer de la Naturaleza y la historia

El municipio hidalguense provee un fantástico encuentro con el patrimonio y la riqueza de la madre Tierra

Por: EL INFORMADOR

GUADALAJARA, JALISCO (23/MAY/2010).- Enclavada en la parte norte del Estado de Hidalgo, se encuentra Huejutla de Reyes, ciudad y municipio al mismo tiempo, que provee a los visitantes de una exquisita flora y fauna para entretener la mirada, así como edificaciones que datan del siglo XVI, cargadas de historia para enriquecer el conocimiento.

Nacida primero como ciudad perteneciente al Estado de México en 1824; Huejutla se integró 45 años después a al naciente Estado de Hidalgo. Con su nombre, la ciudad rinde honores a Antonio Reyes Cabrera “El Tordo”, uno de sus hijos pródigos, quien en 1866 atacó y derrotó el destacamento de invasores franceses que había en el pueblo.

Es uno de los municipios con más historia en la entidad, pues desde su fundación se han desarrollado en sus tierras diversos acontecimientos históricos, principalmente en la época de la Colonia.

Estructuras patrimoniales


Entre sus construcciones, destacan la Catedral y el Exconvento de San Agustín, estructuras que datan del siglo XVI y se han convertido por su relevancia arquitectónica en monumentos nacionales.

En el caso de este último edificio, se trata de una estructura de estilo plateresco edificada sobre un basamento de una pirámide indígena; para su construcción se utilizó piedra, laja natural, arco de medio punto con españada, su bóveda es de cañón corrido y tiene una pila bautismal de piedra labrada, decorada por elementos vegetales.

La Catedral fue erigida en 1545, su fachada es lisa, con puerta de medio punto, una ventana en ajinez y una españada de tres arcas; hacia el poniente lleva contrafuertes escalonados en medio de los cuales se instaló la capilla abierta, el antiguo monasterio se colocó en el nivel superior y todo el conjunto a lo largo de una loma que bordea al río y el Museo Popular Huasteco.

Actualmente Huejutla tiene la atención del gobierno del Estado y se ha previsto la realización de trabajos de conservación y protección de la Catedral, con obras de iluminación, rehabilitación del piso de mármol, además de que será instalada ventilación a fin de evitar que la humedad siga causando daños al inmueble religioso.

Esto forma parte de un trabajo integral en torno al Centro Histórico, encaminado a que el destino recupere la atención del turismo nacional e internacional.

Otros edificios que no pueden dejar de visitarse en Huejutla de Reyes, son el templo y Exconvento del Sagrario, conjunto edificado por los agustinos hacia 1570 y cuya construcción duró alrededor de una década. Su fachada es de estilo plateresco muy adusto, pues sólo conserva la ventana del coro geminada y un remate en forma de espadañas de tres claros.

Tuvo capillas abiertas y posas a un costado y el claustro se construyó en el extremo izquierdo en un nivel más elevado. En el interior del templo se conserva una pila bautismal de piedra labrada con motivos vegetales, con características indígenas.

Continuando con un recorrido patrimonial, es indispensable detenerse un momento en la Plaza Revolución, donde se encuentra un reloj monumental, cuya estructura data de principios del siglo XX; consta de una torre de cuatro cuerpos de piedra volcánica, fue construido en el periodo de Porfirio Díaz, por motivo del Centenario de la Independencia de México, e inaugurado en 1908. Cuenta con un sistema musical que cada hora reproduce la canción de El Cantador, del autor huasteco Nicandro Castillo, y a las 18:00 horas inunda la ciudad con el Himno Nacional.

En distintos inmuebles de Huejutla de Reyes, hay además gran cantidad de obras de arte, como pinturas y frescos, que datan de la época colonial.

También se encuentran esculturas diminutas en piedra y barro talladas por los indígenas huastecos; imágenes religiosas, en piedra y madera talladas por los frailes agustinos.

Una mirada ecológica


Huejutla de Reyes, como municipio, es ideal para realizar un recorrido ecoturístico, pues es considerado el corazón de las tres huastecas o la “Perla de la Huasteca”.

Su flora se integra por una vegetación de selva media y cuenta con plantas tales como la acacia, totopo, guayacule, huizapole, coachapo, palo de chachalaca, berenjena, acalama, corbata, acullo, tepotza, amole, chayacaxte, raspa sombrero, olopaya, candelilla, bejuco de toro, chote, cedro, zapote, brasil, chijol, cohuayote, otalillo, capulin, mohuite, patlache y limonaria aguachile.

Posee además árboles exóticos, como el chicozapote, capulín, papaya, guayaba, mango y piña.
En cuanto a la fauna, Huejutla es para los observadores de animales un paraíso ideal, pues posee en su territorio distintos tipos de mamíferos, como el tigrillo, venado, temazate, armadillo, gato montes, conejo, liebre, ardilla, mapache, zacamistle y zorrillo.

Entre los reptiles se pueden encontrar lagartijas, iguanas, coralillos, mahuaquites y venadillos, entre otras especies; mientras que la población de aves está superada por los tordos y pichones, así como calandrias, lechuzas y zopilotes.

Las atracciones naturales que tiene Huejutla son el Parque Ecológico, Las Palapas, ideal para remar u organizar días de campo familiar, y las cascadas de Ixcatlán y Montesco, donde se practica la pesca deportiva, los centros turísticos cercanos.

El deleite del folclor

Las fiestas populares que se realizan en el municipio tienen lugar el 21 de mayo, fecha en que se conmemora la derrota de los franceses, con un concurso de danzas autóctonas.

El 14 de septiembre la conmemoración es en torno al momento en que se dio inicio a la Guerra de Independencia en territorio mexicano; del 24 al 31 de diciembre, se lleva a cabo una feria popular con peleas de gallos, jaripeos, actuaciones artísticas, bailes y festejos religiosos.

Previo a la Semana Santa se realizan diversas ceremonias litúrgicas indígenas; ya en este periodo, los jueves y viernes santos se llevan a cabo procesiones en donde los indígenas visten sus trajes típicos; el Sábado de Gloria se bendicen los cántaros para agua.

Otra de las fiestas más importantes en la región, es la de la Virgen de Guadalupe el 12 de diciembre, con la celebración de actos de velación en distintas colonias de Huejutla.

En Huejutla de Reyes destaca sin lugar a dudas el festejo en torno al Día de Muertos, durante el cual la gente serrana y Huasteca celebran con danzas autóctonas y un espectáculo colorido y multiforme en vestimenta de orgullo indígena, con danzas ancestrales.

El danzar entrelaza vivos y muertos acompañados por grupos de huapangueros y bandas de música de viento la artesanía popular reviven la elaboración de fantasmagoricas máscaras de diversos tipos de madera.

La antesala del festejo se da el 30 de octubre, con la colocación de los altares con imágenes religiosas y los retratos de los difuntos a quienes se dedica la ofrenda. Cada uno de sus elementos tiene un simbolismo especial: el arco de flores de cempasúchil y mano de león es la puerta del cielo, las luces y un camino de pétalos de flor sirven para guiar a las almas hasta el altar. Sobre él se colocan bebidas, golosinas y el tabaco preferido del difunto. La fiesta está llena de colorido, alegría, imágenes, olores y sabores muy únicos.

Para enamorar el paladar


Para disfrutar mejor de las delicias del Estadio, hay que saborear la gastronomía de la región, la cual ofrece una gran cantidad de platillos, como enchiladas y bocoles, que son ofrecidos a los visitantes en el mercado municipal.

La invitación se abre de manera especial para probar el tamal tradicional de la Huasteca, “Zacahuil”, que contiene carne de pollo y cerdo envuelto en masa y varias capas de hoja de plátano y por su gran tamaño debe ser sujetado por alambres.

Entre los platillos más importantes de Huejutla están además la cecina, queso, chorizo, el xohol, pollo huasteco o ranchero, barbacoa de res, carnitas de puerco, mole verde y rojo, capiado y tampiqueñas.

Y para el postre, hay una gran variedad de dulces regionales, como la fruta en almíbar, las charamuscas, palanquetas y cocadas, el piloncillo, los chabacanos y acitrones.

Para acompañar tan deliciosos platillos, están las aguas de horchata, jamaica y el inigualable sabor del Jobo, así mismo el aguardiente de caña con frutas de la región y los vinos de mesa.


Hoteles en la región

Hotel Oviedo con categoría de tres estrellas. Cuenta con 34 habitaciones y se encuentra ubicado en Morelos 12
Hotel Posada Huejutla, de tres estrellas y 50 habitaciones. Se encuentra en la calle Morelos 31
Hotel Fayad, de dos estrellas y 36 habitaciones. Ubicado la confluencia de las calles Hidalgo y Morelos
Hotel Mansión del Viejo Roble, con categoría dos estrellas y 30 habitaciones. Con dirección en Mirador 22
Hotel Rivera, de dos estrellas y tan sólo 12 habitaciones; se ubica en Avenida Juárez 14
Hotel Villa del Rey, con categoría de dos estrellas y 40 habitaciones. Está situado en Hilario Méndez 20

Temas

Lee También

Comentarios