Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 12 de Diciembre 2019
Suplementos | Industria

El lado oriental de Renault

La alianza con Nissan no es lo único que acerca Renault al oriente, ya que Corea es parte importante de su estrategia

Por: EL INFORMADOR

Al menos dos nuevos autos orientales están en el futuro inmediato de Renault en nuestro país. Ambos son sedanes, los dos son coreanos y en su país de origen tienen hasta el mismo nombre: SM3. En México el primero se llamará Scala y el segundo, Fluence. Pero antes de hablar de ellos, vamos entender un poco mejor el momento de Renault en territorio nacional.

Es posible que los tiempos, digamos, románticos de Renault en México, ya hayan pasado. Esos tiempos en los que tuvimos aquí autos como el Clio Renault Sport, el Mégane RS o el Laguna. O tal vez estos días que vivimos sean una pausa, una excepción, un momento para “limpiar la casa” y pavimentar el camino hacia al futuro, en el que volveremos a tener lo mejor de Renault. En este momento, Corea juega un papel más que importante para la marca francesa, que usará la capacidad de trabajo, orden y disciplina de los orientales para los productos que tendremos en México, como lo pudimos comprobar en un viaje organizado por Renault a Seúl y Busán, las dos más importantes ciudades coreanas.

Primero llegamos a la capital Seúl. Era un sábado por la tarde y las cerca de 30 horas de vuelos y conexiones no nos permitían mucho más que descansar un rato en el hotel y prepararnos para el día siguiente, en el que comenzaríamos a entender un poco más de Corea. La lluvia y el frío eran nuestros anfitriones, junto con un grupo de cerca de cinco personas que Renault-Samsung (ya hablaremos de esto) nos puso como guías e intérpretes. Vimos parte del orgulloso pasado de Corea al visitar el palacio real. Experimentamos su exquisita comida, similar a la china, pero con toques propios como el “macali”, un aguardiente de arroz que en muy poco se parece al sake japonés. Vimos también y más que nada, que la disciplina es parte muy importante de la vida coreana, al seguir las más que estrictas agendas de nuestros guías, que recordaban que algo como un retraso de cinco minutos es inaceptable para ellos. Al día siguiente, visitando el Centro de Desarrollo de Renault-Samsung, nos daríamos cuenta de la importancia de esto para ellos.

Renault-Samsung fue fundada en el año 2000, como una alianza en la que Renault tiene 80.1 % de las acciones y Samsung el 19.9% restantes. Juntas ya han producidos autos como el SM5, vendido en México como Safrane, o el QM5, conocido como Koleos en nuestro país. La marca, a pesar de su juventud, detiene 11 por ciento del mercado coreano, que es dominado por Hyundai, con 40% y Kia, con 30%.

El SM3 es el sedán compacto de la marca y la segunda generación, recién lanzada en junio pasado, no determinó la muerte de la primera. Y es esa primera generación que llegará a México antes, con el nombre de Renault Scala. El auto arribará en el primer trimestre de 2010, con motor de 1.6 litros y 110 caballos de fuerza, con cajas automática o manual, según su nivel de equipo. Su precio comenzará en el rango de los 150 mil pesos, según ejecutivos de la marca en nuestro país. El coche es, en la práctica, un Sentra de generación anterior y esto es visible tanto en el exterior como en su tablero y asientos.

La segunda generación del SM3 es, de hecho, el equivalente a lo que sería el nuevo Mégane sedán. Se llamará Fluence en la mayoría de los mercados, con la excepción de Corea. Su diseño es, obviamente, mucho más moderno y fluido y fue visto en salones de Europa anteriormente. Vendrá a México en el segundo semestre de 2010, con un motor de 2.0 litros que aún está en desarrollo, por lo que no existen todavía especificaciones del auto. Anduvimos como pasajeros en algunos Fluence y la impresión que nos dejó es muy favorable. Hay buen espacio, excelentes terminados interiores y el nivel de ruidos en su interior es menor al de autos de su categoría. Llama la atención que los plásticos que cubren las puertas delanteras, por ejemplo, con acojinados, a diferencia del de las puertas traseras, que son rígidos y desentonan con el nivel de acabamiento del auto en general.

Más que de estos autos, empero, la visita que hicimos a Corea nos sirvió para darnos cuenta del elevado nivel de calidad de producción de Renault-Samsung. El mercado coreano ha crecido mucho y más que esto, ha aumentado la presencia de vehículos hechos en Corea en el resto del mundo. En Estados Unidos, por ejemplo, vehículos de Hyundai y Kia comienzan a ocupar los primeros lugares en los estudios de calidad de Consumer Reports, por ejemplo. Renault-Samsung no está presente en la Unión Americana, pero compite en su mercado contra esos autos cuya calidad comienza a ser reconocida mundialmente. Por ello, vimos instalaciones con un elevado nivel de independencia. El Centro de desarrollo cuenta, por ejemplo, con un grande y moderno departamento de diseño. También tiene sus laboratorios de pruebas que, entre otras cosas, hacen pruebas de choque para determinar la seguridad de los autos allá hechos. Cerca de 150 pruebas de choque son hechas a cada año en ese lugar.

Al final del viaje, no sólo regresamos de Corea con la mente impregnada por La belleza de las hojas del otoño de Seúl, el sabor de sus bebidas o su capacidad de trabajo. Volvimos a México con la idea de que lo que no hace mucho comentó Carlos Ghosn, Jefe Ejecutivo de la Alianza Renault-Nissan, sobre el aumento de la calidad de los productos de Renault, es un hecho. Y en México la etapa de productos cuya confiabilidad fue cuestionada por el mercado, está por terminar.

Sergio Oliveira/Seúl y Busán, Corea

Temas

Lee También