Sábado, 04 de Abril 2020
Suplementos | Lucir con Naturalidad es la clave para tener éxito

Cómo vestir para una entrevista de trabajo

Desde qué usas, qué colores vistes, hasta cómo aplicas el maquillaje; todo es tomado en cuenta por RH

Por: EL INFORMADOR

Tu manera de vestir y maquillaje influye en la decisión de los reclutadores al momento de elegir a una empleada.  /

Tu manera de vestir y maquillaje influye en la decisión de los reclutadores al momento de elegir a una empleada. /

GUADALAJARA, JALISCO (04/FEB/2014).- Tu manera de vestir y maquillarte influye en la decisión que toman los reclutadores al momento de elegir a una empleada

Las apariencias engañan y aunque la experiencia laboral sea de los puntos más importantes para conseguir empleo, lo cierto es que en una entrevista de trabajo, el aspecto que proyectas puede ser tu as del éxito o un fulminante “talón de Aquiles” que te reste méritos a tus capacidades profesionales.

Contrario a la idea de ser extremadamente elegante y glamuroso en este primer contacto con la empresa que pueda emplearte, el ser natural y lucir lo más sencillo posible serán dos herramientas a explotar para focalizar toda la atención del entrevistador en lo meramente importante: tu historial laboral y las razones del porqué quieres integrarte a ese anhelado equipo de trabajo.

Abel Salazar, artista tapatío del maquillaje y asesor de imagen para certámenes internacionales de belleza, como Miss Universo, nos muestra un estilo ideal para acudir a una entrevista de trabajo y como apoyarse en el maquillaje, el peinado y la vestimenta para transmitir una personalidad segura, confiada y sumamente neutral, además, nos corrige algunos de los errores más frecuentes al momento de “afinar” las expresiones faciales.

El experto destaca que el acudir con un aspecto pulcro y equilibrado creará un vínculo amigable con el entrevistador, pues el recurrir a los extremos del glamour (con exceso de maquillaje, peinado o vestimenta) o la informalidad (poco aseado y la ropa arrugada), aniquilaran al instante el intento de frescura y tranquilidad para responder a las preguntas que te harán: “Hay que entender la diferencia entre una entrevista de trabajo y una fiesta. Confundimos lo que es maquillar con transformar. Cuando una persona se maquilla no pierde la esencia de su rostro y piel, te tienes que ver cómo eres tú mismo”, puntualiza Salazar.

No le busques tres pies al gato y deja el atuendo de fiesta y la pijama para otra ocasión. Aquí no es necesario portar prendas de marca ni mostrar la humildad hasta en las uñas. Ya sea en un estilo clásico ejecutivo o en un casual atuendo profesional, lo importante es ser honesto en el carácter y demostrar porque eres tú la persona indicada para desempeñar esa vacante.

Revisa estos tips: (ingresa aquí a la fotogalería)

1 El gris, azul marino, los tonos arenas y el negro, siempre serán los colores ideales para una vestimenta formal y profesional, en traje sastre. Aunque la falda brinda ese toque femenino, el pantalón, en mujeres, proyecta poder y seguridad, además evitará desviar las miradas hacia las piernas.

2 El uso de accesorios sencillos y básicos (reloj, pulsera y aretes) son más que suficientes para adornarte. No intentes proyectar poder económico ni glamuroso. El toque elegante y femenino se puede añadir con una blusa –o mascada delgada en tiempos de frío- blanca, rosa y azul cielo. Evita las minifaldas y escotes pronunciados.

3 Por más lacio o rizado que sea el cabello, lo ideal es llevarlo sujetado. Evita los peinados rebuscados. Unas ondas (con tenazas de pulgada y media) son una opción. Si tu cabello es muy alborotado, una coleta de caballo ayudará. No cargues con exceso de geles o cremas para alinear a los pequeños cabellitos de la nuca, frente y patillas.

4 Aunque el maquillaje hace maravillas, el uso de correctores no es indispensable en el look de día. No afines la nariz y pómulos con tonos oscuros, pues sólo crearás un efecto que disminuya el volumen en la nariz. Los colores claros sólo se emplean para dar mayor destaque. Siempre sella el maquillaje con un polvo traslucido.

5 Las cejas son el encuadre del rostro. Procura emplear pigmentos en polvo para maquillarlas. La ceja va en coordinación al tono de cabello. En el caso de las rubias, se debe aplicar el tono más claro del rango café, y así respectivamente dependiendo del color de la melena. No es recomendable llevar la ceja negra si el cabello es castaño, rojo o rubio.

6 La combinación de sombra más ropa ya quedó en el pasado. Opta por unos párpados neutrales que se adapten a cualquier vestimenta. Solo se rellena de un color muy natural al de tu piel, ligeramente más cargado en la parte baja del párpado, para dar mayor luz al ojo. El uso de brochas genera un maquillaje más uniforme.

7 El delineado es aceptable siempre y cuando sea muy suave, al ras del párpado y la pestaña. El tono café será tu mejor aliado. Opta por un delineador en líquido y séllalo con un poco de sombra polvo del mismo tono, para evitar el riesgo de manchar o deformar el maquillaje al momento de abrir el párpado.

8 Por lo que respecta a la boca, aunque el rojo sea el tono más elegante, olvídate de los colores y más de los que son en tonos cálidos y sólo emplea un gloss (brillo) transparente o en tonalidad nude (carne), durazno o rosa muy suaves.

¿Qué ocurre con los hombres?

Si la barba y el bigote son tu mayor atractivo, alinéalos de una manera formal y elegante. Recorta los vellos que estén más largos y despeinados.

Procura un corte formal masculino; en caso de cabello largo, opta por arreglarlo en un chongo, para que el rostro luzca limpio. No lleves los pantalones arrastrando, ni sacos demasiado grandes o ajustados.

Además:

1.    Opta por un atuendo de vestir casual para ir a una compañía que sepas que no espera que uses traje sastre. Unos pantalones color caqui o unos deportivos; una camisa limpia de botones bien planchada, un cinturón y unos mocasines de cuero te servirán bien.

2.    Combina tu cinturón con el color de tus zapatos. Elige el negro si tu atuendo consiste en grises oscuros, marinos, marrones o negros. Opta por un marrón oscuro en caso de que uses los tonos habanos, los pasteles apagados o colores de tono medio.

3.    Lustra o limpia tus zapatos la noche antes de la entrevista. Las marcas en tus zapatos revelan una falta de previsión y de atención al detalle.

4.    Mantén los accesorios para la entrevista de manera profesional. Lleva un maletín o un portafolio de cuero o de vinilo para guardar tu currículum, referencias y otros documentos pertinentes. Deja en casa los folders manila o los que tengan el logotipo de la universidad.

5.    Evita la colonia o la loción para después de afeitarse que pueda abrumar la entrevista. Coloca tu reloj de pulsera en tu bolsillo en cuanto llegues a la entrada del edificio, para que no estés tentado a verlo durante la entrevista.

¿Qué colores usar para una entrevista de trabajo?

Escoger el atuendo adecuado para una entrevista laboral no siempre es fácil y depende de muchos factores, en cualquier caso, vestirse bien es fundamental para causar una buena primera impresión.

Lo que nos ponemos dice mucho de quiénes somos, no sólo las prendas sino también y muy especialmente sus colores. Una encuesta de la empresa CareerBuilder, el mayor portal web de empleo en Estados Unidos, se ha centrado en estudiar qué dicen los colores de la ropa de una persona candidata a un puesto de trabajo, según las respuestas de los más de dos mil seleccionadores encuestados.

Para ellos, los candidatos que visten de color gris transmiten ser más lógicos y analíticos; señalan que el mejor color que puede vestir un candidato es el azul, con un 25 por ciento, seguido del negro con un 15 por ciento de aprobación.

Por el contrario, el naranja encabeza el ranking de los peores tonos para ir a una entrevista laboral, con un 25 por ciento.

Para muchos responsables de selección, según el informe, el negro, azul y marrón son tonos que transmiten profesionalidad.

Así mismo sugieren que el negro denota liderazgo y el azul gran capacidad de trabajo en equipo.

Los que visten de gris transmiten sentido de la lógica y el análisis, mientras que a los candidatos que eligen el blanco se les presume ser más organizados.

El rojo es un color que denota poder y fuerza y los tonos vivos como el verde, el violeta, el amarillo o el naranja están asociados con los perfiles laborales más creativos, pero un tanto desorganizados.

Fuente: 20minutos.es

¿Qué no hacer en una entrevista?

Ir mal vestido. Tu apariencia es importantísima para el reclutador, porque refleja tu seguridad, atención al detalle, aspiraciones y actitud.

Tener una actitud sumisa o arrogante. Definitivamente cualquiera de estos extremos te cierra las puestas de la empresa, porque refleja conflictos de autoestima, seguridad, comunicación y actitud las cuales afectan tu desempeño y la relación con el equipo de trabajo.

Hablar mal de tu empleo y jefes anteriores. Esta regla es básica, pues refleja tus valores de lealtad y compromiso.

No ver a los ojos. Este detalle refleja sumisión y desconfianza. Una persona que no mira a los ojos a su interlocutor es porque se siente inferior a esa persona o porque tiene algo qué esconder.

Contestar llamadas o dejar el celular prendido. Es una falta de respeto interrumpir una entrevista para tomar llamadas, porque le das a entender al reclutador que no estás tan interesado en esa vacante como para desconectarte un momento.

Hablar de sueldo y prestaciones en la primera entrevista. La remuneración es un tema muy importante, no lo negamos, sin embargo no debe ser tu motivación principal en el trabajo. Si el ruclatador nota que tu objetivo final es el dinero optará por dejarte ir, ya que las compañías buscan personal más humano y menos materialista.

EVITA
Lo que NO debes hacer con el maquillaje y otros detalles


Llegar con el cabello húmedo o/y mojado, eso sólo demuestra que saliste corriendo de tu casa y no tomaste el tiempo necesario para arreglarte. No dejes el cabello por dentro del saco, ni que el fondo de la falda se asome o que tu media esté mal acomodada o este rasgada.

Si el cabello suelto o la coleta de caballo no te gustan, el chongo formal te ayudará a lucir limpia y forma. A la coleta haz un ligero trenzado de las dos mechas para enrollar sus puntas alrededor de la misma coleta. Aunque el cabello sea corto, con flequillos largos, hay que plancharlo o arreglarlos con las tenazas para obtener un peinado con forma.

 Lucir las raíces del tinte desvanecido. Retócalo o corta el color que ya se despide de tu color natural.

Usar maquillaje oscuro en sombras y delineado. El color negro es para lucirse después de las 18:00 horas.

Las pestañas postizas o demasiado cargadas en tu maquillaje. Para atinarle al color exacto de tu base de maquillaje y evitar parecer “empanizada”, arréglate en un espacio con luz blanca o natural; sólo así podrás distinguir los colores del rostro y cuello. Nunca hay que tratar de nivelar el color exacto.

El corrector es para que el maquillaje adquiera más fuerza y/o esconda ligeras imperfecciones como marcas de acné o cicatrices.

Si la ojera es de tono moradito o café, el emplear correctores blancos acentuará más su cuenca. Procura los correctores amarillos y verdes para ajustarlos con la base de maquillaje.

 La base del maquillaje debe llegar hasta el nacimiento del cabello, nunca lo dejes a media frente. Parecerá que portas una máscara.

Temas

Lee También