Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 25 de Noviembre 2017
Suplementos | Horizonte. La Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe

Calzada Guadalupe

Un hermoso paseo arbolado, que se ha convertido en punto de encuentro para los ciudadanos potosinos
Calzada Guadalupe, uno de los puntos de mayor relevancia en la ciudad. EL INFORMADOR / V. García

Calzada Guadalupe, uno de los puntos de mayor relevancia en la ciudad. EL INFORMADOR / V. García

GUADALAJARA, JALISCO (24/ENE/2016).- El Sur del centro de San Luis Potosí se localiza la sensacional “Calzada Guadalupe”. Un letrero dice: “Calzada Guadalupe. Este paseo arbolado es parte de la avenida peatonal más larga del continente americano. Desde el siglo XVII ha sido espacio de encuentro social a través de peregrinaciones, rezo de novenarios y la procesión anual de la Virgen de Guadalupe a la Catedral. A lo largo de la calzada se construyó, en la primera mitad del siglo XIX, un acueducto subterráneo que lleva agua hasta la Caja de Agua, de donde se distribuía a otras fuentes ya desaparecidas. Las bancas de cantera que se encuentran en la calzada son de la época del acueducto”.

Mirando añejas postales de Arnoldo Kaiser y otras de M.F., de los años veinte y treinta, una de la calle Hidalgo, que debería de decir, andador Hidalgo, puesto que al centro del espacio hay basas con elegantes faroles de cinco bombillas, evitando la circulación vehicular, con varias personas caminando alegremente. La calle Hidalgo sigue siendo, andador, que liga con el andador Zaragoza, ejemplar opción de convertir las calles en andadores, que hacen más vivible y disfrutable una población.

En nuestro último día en la expresiva población, recorrimos pausadamente el fantástico andador Zaragoza, con dirección sur, admirando hermosas construcciones, con esquinas circulares, elaborados marcos y románticos balcones. El andador nos llevó al Jardín Colón, donde apreciamos una elegante torre de planta cuadrada, delimitada por balaustradas, con flores en su parte superior, arriba, un reloj de caratula redonda y sobre el cornisamento, tres campanas en vertical, descendiendo de tamaños, un vidrio permite ver sus engranajes y su funcionar. El reloj fue llamado “Reloj Español”, puesto que fue una donación de la comunidad española, realizada a principios del siglo XX. Antaño estuvo la iglesia de la Merced, que databa de 1680, con torre rematada por una corona, representando a los reyes de España, quienes “los favorecían más que a las demás ordenes” (García Muños). Enseguida miramos una escultura de Morelos, en piedra, de pie, con el brazo izquierdo levantado y la mano casi empuñada, como llamando a la lucha, buenas frondas animaban el entorno.

A unos pasos vimos otra escultura, la de un cargador, con guaraches, pantalones arriscados, sombrero y morral colgando, y con sus manos agarrando el malacate. Atrás de la escultura nos maravilló una señorial construcción, la hermosa Caja de Agua o Conservera, de cantera y de planta redonda, fraccionada por cuatro columnas salientes, con hojas y flores en su parte superior, coronadas por enormes almenas, en sus cuadros: flores, guirnaldas, listones y mantos. Arriba de la cornisa, ocho vanos ovalados, y por cubierta, un cono, formando por ocho gajos, de azulejos blancos y verdes, rematado por una piña. Proyecto del pintor José Guerrero Solache y construyó, Juan Sanabria. Inaugurada en 1835, donde desemboca el acueducto de más de cinco kilómetros, desde el manantial de la Cañada del Lobo, de la Sierra San Miguelito, para repartir el vital liquido. Declarada, símbolo de la ciudad en 1953.

Llegamos a la fuente de La Conchita y detrás, el precioso Santuario de Guadalupe, diseño de Felipe Cleere, la obra inició en 1772 y se concluyó para 1806. Su fachada es ecléctica, de influencia neoclásica y barroca churrigueresca. Jaime Ortiz Lajous apuntó: “Tiene columnas jónicas y corintias con fuste adornado con guirnaldas vegetales y anillos. Se contraponen columnas de diverso grosor, altura y decoración. Entre los cuerpos de columnas superpuestas salen baquetones que recorren toda la altura de la portada… La puerta tiene uno de los arcos mixtilíneos más complicados del arte mexicano y está adornado con follaje”. La fachada de tres cuerpos, el tercero con un nicho, donde posa la Virgen de Tepeyac y por remate una corona con una cruz patriarcal. Las esbeltas y altas torres son de planta cuadrada y de tres cuerpos, con un vano arqueado por cara, enmarcados por dos columnas, alcanzan 53.2 metros de altura.

Por Vicente García Remus

Temas

Lee También

Comentarios