Viernes, 10 de Julio 2020
Suplementos | Una ciudad muy antigua

Arco y Templo del Carmen, en San Cristóbal de las Casas, Chiapas

Su magia radica en su estructura antigua

Por: EL INFORMADOR

CHIAPAS.- San Cristóbal de las Casas es una ciudad muy antigua, y una de las más bellas y originales de México, por la evocadora imagen colonial que ha conservado en su Centro Histórico al paso de los siglos, cuyo principal atractivo turístico radica en la magia y el encanto que todavía conserva su arquitectura.

Arco del Carmen

Erigido en 1680 con el más puro estilo mudéjar en la época colonial, éste perteneció al Convento de la Encarnación. Este edificio antiguamente servía como puerta de entrada a la Ciudad Real, y en la actualidad ha sido adoptado como símbolo de identidad de la misma.

Es un anexo del templo del Carmen Su función inicial era la de servir de campanario a la iglesia. Un vano en su parte inferior daba tal vez acceso al convento, o servía de paso entre dos partes de la ciudad; su imagen se ha convertido en una parte importante de la ciudad.

Descripción

Esta construcción, única en México, es considerada parte del muestrario mudéjar chiapaneco por su planta cuadrada de macizas proporciones, sus aplicaciones ornamentales en argamasa y la bóveda octogonal de madera con una estrella de ocho puntas, que recuerda los alfarjes del arte islámico.

A principios de 1677, José Antonio de Torres, administrador del Convento, pidió al Ayuntamiento de Ciudad Real permiso para construir un campanario, alegando que el convento necesitaba de una torre para sus campanas; para poder hacerlo necesitaba que fuera en la calle en el Paso Real, que va de la plaza de la ciudad a la portería de dicho convento.

Las religiosas realizaron semejante inversión, porque la torre servía de acceso a las dependencias conventuales que estaban del otro lado de la calle, de forma que las monjas pudieran ir de un lado a otro sin romper el voto de clausura. La torre fungía como acceso de la iglesia al ex-convento y como coro de la iglesia, en el segundo piso.

Se considera “el edificio colonial más llamativo de la ciudad” y “uno de los monumentos más notables y singulares del Nuevo Mundo”.

Se localiza en un extremo del andador turístico, enmarcada por un centro cultural, una apacible plaza, y es un espacio para las artes.

Templo del Carmen

La edificación original de este templo data del siglo XVI. Es una nave cortada por un crucero de un solo brazo, en el que se alberga la Capilla del Carmen; esta capilla es la que provocó el nuevo nombre, que le fue otorgado a principio del siglo XX; originalmente estuvo bajo la advocación de San Sebastián Mártir, a quien se dedicó el templo en 1578; posteriormente se le cambió por Misterio de la Ubilla, al ser elegida por la iglesia monjil por el cabildo eclesiástico, con aprobación de la “justicia y regimiento” de Ciudad Real.

Entre 1753 y 1766, cuando por iniciativa del obispo Moctezuma se emprendió una completa renovación y reedificación del convento, debieron también realizarse algunas obras en el templo, ya que la portada del brazo crucero lleva inscrita la fecha 1764. Se considera que en esa época se construyó la Capilla del Carmen.

La madrugada del 23 de marzo de 1993, un corto circuito ocurrido en la librería contigua al templo provocó un incendio que se extendió a la Iglesia y destruyó su interior, perdiéndose los artesonados, retablos, pinturas, esculturas y piezas de oro, plata y bronce, obras de arte de valor incalculable; destaca entre ellas una escultura anónima del siglo XVI representando a San Sebastián, considerada como el más perfecto desnudo anatómico de América Latina.

Del antiguo conjunto conventual de La Encarnación, lo único que queda actualmente es el templo de doble portada, la torre y la plazoleta del Carmen.

Ubicación
Miguel Hidalgo, esquina con calle Hermanos Domínguez, Colonia centro.

Centro Cultural El Carmen. (antes Convento de la Encarnación)

La fundación del convento concepcionista de Ciudad Real fue promovida por los pobladores de la región, quienes enviaron al rey una solicitud argumentando que existían 236 doncellas nobles, hijas de descubridores y pobladores pobres, que por conservar su virtud deseaban vivir en recogimiento.

El Convento de la Encarnación de monjas concepcionistas, único convento para religiosas en Ciudad Real, fue edificado en 1597 ahí se impartió instrucción sobre las artes femeninas de la época. Su construcción fue autorizada por Felipe II, a través de la cédula Real del 30 de noviembre de 1595.

A las dificultades sufridas durante su edificación –escasez de mano de obra y recursos–, se sumaron daños por inundaciones y temblores. Fue renovada entre 1753 y 1766. Desde 1869 se establecieron en el lugar el hospital, el asilo, la escuela de niñas y talleres de artes y oficios, el Instituto de Ciencias y Artes, el cuartel y un templo masónico. Al abandonar las monjas concepcionistas la ciudad, terminó el Culto al Misterio de la Encarnación y prevaleció el de Nuestra Señora del Carmen.

En 1980 se restauró el ex-convento de la Encarnación, hoy Casa de la Cultura. El claustro se ubica en una plaza anexa al templo. La fachada principal es sobria. Al interior conserva su partida arquitectónica original.

No dejemos de visitar San Cristóbal de las Casas, porque es una ciudad llena de quietud y apacibles encantos. Templos de magnífica arquitectura, discretos, recargados, siempre hermosos; y casonas enhiestas e impactantes, las cuales se conjugan para formar un paisaje urbano irresistible, donde el viajero se deleitará en calles impregnadas de tiempo pretérito, de un ayer que se resiste a morir.

Temas

Lee También