Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Febrero 2019

Suplementos

Suplementos | Falsos mitos sobre la pérdida de peso

10 errores que evitan que adelgaces

Si estás intentando reducir tallas y ves que no funciona, quizá te haga falta revisar tu método para comprobar qué está fallando

Por: EL INFORMADOR

Si como sólo verduras, no engordaré. Ingerir unicamente  vegetales no es sinónimo de adelgazar. AP /

Si como sólo verduras, no engordaré. Ingerir unicamente vegetales no es sinónimo de adelgazar. AP /

GUADALAJARA, JALISCO (18/FEB/2014).- Eliminar al 100% los carbohidratos, confiar en los productos light y pensar que los vegetales no te hacen subir de peso son algunos de los falsos mitos que sigue la gente cuando está intentando adelgazar. Conoce este listado de 10 falsos mitos que te ayudarán a corregir tu estrategia para lograr tu peso ideal.

La escoba no sustituye a la caminadora

1
Limpiar la casa cuenta como una sesión de ejercicio. Pensar que como ya pasaste la aspiradora por toda la casa quedas exenta de ir al gimnasio es un error. Desde luego que la limpieza del hogar es necesaria, pero no sustituye el ejercicio.

De hecho, un estudio recientemente publicado  en la  revista de salud de la Universiada de California demuestra que aquellas personas que dedican más tiempo a la limpieza son las que más sufren de sobrepeso.

¡Lástima que sea falso!

2
El sexo quema muchísimas calorías. Salvo que de verdad te prepares para una sesión de Coregasm ( ejercicios Kegel), practicar sexo no es el equivalente a una hora de training.

De hecho, apenas lograrás quemar 100 calorías en un encuentro íntimo de 20 minutos. Así que no esquives el gimnasio hoy sólo porque triunfaste anoche, ya que no se sustituye una cosa con la otra.

Limpiar. Esta actividad no es sinónimo de ejercicio; aunque sí requiere de esfuerzo.

Inclúyelos en tu dieta

3
Para adelgazar hay que eliminar totalmente los carbohidratos de la dieta. La guerra contra los carboidratos debería ser ya un asunto del pasado, pero siempre termina por volver.

La realidad es que necesitamos los hidratos de carbono para obtener energía y para lograrlo, opta por consumir granos integrales y legumbres, los cuales contienen fibra que te ayudarán a eliminar el exceso de carbohidratos consumidos.

El problema de los antojitos

4
No hay que picar entre horas. Grave error. Lo ideal es hacer cinco comidas ligeras al día, con un snack a mediodía y otro antes de la cena.

Eso sí, si tu idea de ‘picar’ es comerte una bolsa de papas fritas, un paquete de chocolates amargos con arándanos o tomarte un refresco,  ahí es cuando comer entre horas se convierte en una fuente de calorías vacías; mejor, elige comer manzana, zanahoria o jícama rayada. Y no te olvides de beber agua... ¡Simple!

¡No tengo hambre!

5
No pasa nada por saltarse las comidas. Totalmente falso y a diferencia de lo que se piensa, haciendo esto no lograrás bajar ni un gramo, ya que saltarse la comida sólo favorece al picoteo de botanas.

De hecho,  incrementa la sensación de hambre por lo que en la siguiente comida degustarás más y con ansiedad, lo que te causará que termines con una “bonita” indigestión. Así que una vez más te repetimos: haz cinco comidas ligeras al día.

Al fin que es light

6
Como es un alimento light puedo comer el doble. Los alimentos light no son sinónimo de ‘ausencia de calorías’.

De hecho, suelen tener alrededor de un 30% menos que los normales, lo cual no quiere decir que sean tan ligeros como para comerlos a discreción. Además, el objetivo de consumir productos menos calóricos no es comer el doble; sino reducir la ingesta de calorías. La clave es comer de todo, pero con moderación

Tomar agua o no tomar agua...

7
Beber agua en las comidas hace que engordemos. El agua no engorda, no tiene calorías. De hecho, es importante que la gente consuma al menos ocho vasos al día para estar hidratado. El consumo de agua únicamente puede afectar a la saciedad y a la digestión. Si durante las comidas se ingiere es probable que aumente las sensación de saciedad. Por otra parte, tomar agua durante las comidas puede diluir los jugos gástricos que ayudan en la digestión, lo que acarrea que ésta sea más lenta.

El mito del corta grasas

8
Existe comida que quema la grasa. No, no existe. Puedes ingerir versiones más saludables de todo (integrales, bajas en grasa, naturales...) pero al día de hoy la grasa corporal no se elimina mágicamente como el detergente hace con tu sartén.

Los cítricos pueden trabajar como corrosivos y en parte ayudarte a eliminar grasa; sin embargo, si se consumen en exceso, lo único que lograrás es causarte gastritis o en el peor de los casos una úlcera.

LA HORA NO IMPORTA, LA CANTIDAD SÍ

9
Comer más tarde de las 8 engorda. Si cenas un plato de pasta y te vas a dormir, probablemente sí subas de peso. Pero si haces cenas ligeras acompañadas de agua, evitando los hidratos de carbono y optas por comer carne, pescado o pollo a la plancha acompañados de verduras no sólo tendrás una digestión ligera; sino que aportarás pocas -y sanas- calorías.

EL ERROR “VERDE”

10
Si es vegetal, no engorda. Las papas fritas no son de origen animal y son hipercalóricas. No te engañes: comer vegetales no es sinónimo de adelgazar. Es mejor que sigas una dieta vegetariana cumpliendo sus principios: comprar alimentos de temporada, cocinarlos con poca grasa, sin salsas muy calóricas... En pocas palabras, unas berenjenas rebozadas y fritas no son más saludables que una pechuga de pollo a la plancha sólo por ser hortalizas... ¡Todo lo contrario!

Temas

Lee También

Comentarios